Imágenes de páginas
PDF
EPUB

introducen géneros ó efectos prohibidos con malicia y por comerciar ilícitamente, es de los que dice la Real Orden citada de veinte y dos de Julio de mil setecientos noventa y dos. Pero en la ausencia ó falta del buque que los condujo, como hizo la Goleta que los puso en tierra y se largó, no le es dable el cumplimiento de lo prevenido. Han sufrido costos y prisiones, enfermedades y perjuicios bastantes Valenzuela y Ramírez, y no siendo el caso que se ha referido sino una introducción casual y fortuita, puede V. E. hacer como pide el Ministerio Fiscal en cuanto á la devolución de efectos y venta de ellos por sus dueños, pagando los derechos de aforo y las costas, sin que se entienda por razón de indulto sino por lo expuesto y que se halla en autos. Declarando igualmente sobre los procedimientos del Receptor Alvarado ser exactos y arreglados á su oficio y Ordenanza del ramo. Guatemala, Abril nueve de mil ochocientos doce. = D.or Ibáñez.

Otro si, por lo que proveyó interinamente el Gobernador de que bajo fianza sacasen los efectos los interesados, puede V. E. acordar se cancele y sea la entrega llanamente. Guatemala, Junio treinta de mil ochocientos doce. = D.or Ibáñez.

En cuya vista proveí este auto=Real Palacio, Julio tres de mil ochocientos doce=Hágase como parece al Señor Asesor, librándose el correspondiente despacho.=Bustamante=Antonio Arroyave.

Ello mediante y para que lo por mí proveído tenga cumplido efecto, libro el presente por el cual ordeno y mando al Señor Gobernador de la Provincia de Costa Rica que inteligenciado de su contenido le dé en todas sus partes el más debido cumplimiento, sin hacer en contrario con ningún pretexto. Fecho en Guatemala, á siete de Julio de mil ochocientos doce.=Bustamante=Por mandado de Su Excelencia=Antonio Arroyave.=V. E. manda al Señor Gobernador de la Provincia de Costa Rica haga se desembarquen y deje en libertad á Don Francisco Valenzuela y D. Miguel Ramírez sus géneros, que se les entregarán para su venta.

Guárdese, cúmplase y ejecútese lo mandado por el Excelentísimo Señor Presidente, Gobernador y Capitán General de este Reino en el anterior superior despacho que se hará saber á Don Juan Francisco Valenzuela y D. Miguel Ramírez; y mediante á estar éstos entregados de sus efectos bajo de fianza se chancelará ésta, poniéndose por la Oficina la correspondiente razón, precediendo la satisfacción de los derechos reales que adeuden, para cuya exacción y arreglo se franquearán al Receptor de Alcabalas los autos, si lo necesitase, enterándole asimismo del superior despacho que se agregará á la causa de donde dimana; y al efecto libre oficio de comparendo á los susodichos. Lo proveyó, mandó y firmó el Señor Don Juan de Dios de Ayala, Gobernador y Comandante General de esta Provincia, en Cartago y Setiembre cinco de mil ochocientos doce artos por ante mí, de que doy fe.=Juan de Dios de Ayala =Josc Santos Lombardo.

En el mismo día se pasaron oficios para el comparendo de los antedichos.=Lombardo.

En nueve de Setiembre del mismo año, habiendo comparecido en esta Oficina Don Manuel Alvarado, Receptor de Alcabalas de esta Provincia, le notifiqué é hice saber el superior despacho y auto anterior, y en su inteligencia dijo que queda entendido de lo mandado por S. E., y que para arreglar los derechos reales que debe exigir se ha de servir S. S. mandar se le dé testimonio por separado de las Planillas de efectos con sus correspondientes aforos que se practicaron y corren en estos autos, lo que debe servir de comprobante en el Libro real; y que para resguardo de la renta de su cargo pide igualmente se le franquee testimonio del Superior despacho. Esto respondió y firmó: doy fe. —Alvarado=Lombardo.

En el mismo día, estando presente Don Juan Francisco Valenzuela le notifiqué é hice saber el superior despacho y auto que lo previene; y en su inteligencia dijo que queda entendido y firmó conmigo; doy fe.=Francisco de Valenzuela=Lombardo.

Seguidamente, estando presente Don Miguel Ramírez le hice igual notificación que al anterior, y de quedar entendido firmó.=Miguel Ramírez de Zaragoza = Lombardo.

Compúlsense los testimonios que pide el Receptor de Alcabalas de esta Provincia, los que se le entregarán, y constando la satisfacción de los derechos reales se chancelará la escritura de fianza como está prevenido; y fecho, satisfaciendo los derechos de esta actuación los interesados, se archivará esta causa como corresponde. Lo proveyó, mandó y firmó el Señor D. Juan de Dios de Ayala, Gobernador y Comandante General de esta Provincia, en Cartago y Setiembre once de mil ochocientos doce por ante mí, de que doy fe.—Ayala=José Santos Lombardo. En la misma fecha se compulsaron los testimonios prevenidos, que entregué á D. Manuel de Alvarado, Receptor de Alcabalas de esta Provincia: doy fe.=Lombardo.

Don Francisco Valenzuela y Don Miguel Ramírez tienen satisfechos en esta Rta. los derechos correspondientes á los efectos que introdujeron por Matina á razón del siete por ciento. Lo que comunico á V. S. para que se les cancele la escritura que tienen otorgada, según la disposición superior de la materia.

Dios guarde á V. S. muchos años. Real Aduana de Costa Rica, n de Setiembre de 1812.= Manuel Alvarado =Señor Gobernador y Comandante General Don Juan de Dios de Ayala.

En la Ciudad de Cartago, á los doce días del mismo mes y año, constando por el oficio que va agregado haber satisfecho Don Juan Francisco Valenzuela y D. Miguel Ramírez los derechos reales de sus efectos, se canceló la escritura de fianza que dieron en veinte y siete de Enero del corriente año, como está mandado por S. S.: doy fe.= Lombardo.

Carta del ayuntamiento de Cartago al diputado á cortes por Costa Rica D. Florencio del Castillo.—Año de 1812 (0.

Con el oficio de V. S. de 21 de Enero último ha recibido este Ayuntamiento la copia del real decreto en que se habilita este puerto de Matina con la gracia de libertad de derechos, por 10 años, de los frutos que se exporten por él, cuya noticia hace dos meses ya se tenía en esta ciudad, juntamente con la de la aduana que para este intento se mandó establecer en ésta. No hay duda que se felicitaría esta provincia aumentando las siembras de frutos, habiendo ya el arbitrio de consumirlos, y aun con la libertad concedida; pero se nos presenta la invencible dificultad del intransitable camino que media á aquel puerto, y que no habiendo aquí facultades, como V. S. sabe, para proporcionar embarcaciones, mucho menos habrán de venir por los mismos obstáculos.

Único medio sería de felicitar esta provincia el que V. S. promoviese el reconocimiento de minerales que seguramente hay aquí incultos por falta de conocimientos y posibles para trabajarlos.

Siempre ha dado contestación este Ayuntamiento á los oficios de V. S. que ha recibido, como lo ha hecho últimamente en los días 4 y 31 de Marzo último, á lo que se refiere en cuanto á la subsistencia de V. S. en esa corte, pues no hay otro arbitrio que el propuesto á pesar de nuestro deseo.=Dios guarde á V. S. m.s a.s

Sala Capitular de Cartago y Junio 30 de 1812.=Rafael Barroeta=Manuel Marchena=Juan Pablo Jiménez =Señor diputado en cortes de esta provincia don Florencio del Castillo.

(1) Archivos Nacionales de Costa Rica.—Sección Histórica.

Bando del gobernador de Costa Rica sobre habilitación del puerto de Matina y otros reales decretos.—Año de 1812 (0.

Don Juan de Dios de Ayala, Caballero de la Orden de Santiago, Capitán de los Reales Ejércitos, Gobernador y Comandante General por S. M. de esta Provincia de Costa Rica y en ella Sub Delegado nato de Intendente, &.a

Por cuanto por el último correo se ha servido el Excmo. Señor Presidente, Gobernador y Capitán General de este Reino comunicar á este Gobierno las soberanas reales disposiciones que previenen lo siguiente:

La de quince de Octubre último prohibe el uso de papel común en los pliegos intermedios de toda especie de escrituras, compulsas, ejecutorias, certificaciones, testimonios, copias ó traslados que se libraren de cualesquiera autos ó documentos, debiendo ser todos los pliegos intermedios del papel del sello cuarto y el primero y último del que corresponda, con arreglo á lo mandado en la última instrucción inserta en la Real Cédula de veinte de Enero de mil setecientos noventa y cinco, con la calidad de que en caso de contravención á lo que se manda por este Decreto deba observarse á la letra todo lo mismo que en dicha Cédula se prescribe sobre la nulidad de instrumentos y demás penas que allí se señalan. Que el Consejo de Rejencia recuerde á todas las Secretarías y Oficinas que no admitan ninguna solicitud como no vaya en papel sellado, sobre lo cual hay bastante abuso.

Por la de doce de Noviembre inmediato se ha resuelto quede sin efecto la gracia concedida en Real Orden de veinte y cuatro de Setiembre de ochocientos ocho á todos los vecinos de la Provincia de la Lusiana, en virtud de la cesión hecha á la Francia, para que pudieran pasar con sus fami

(1) Archivos Nacionales de Costa Rica.—Sección Histórica.

« AnteriorContinuar »