Imágenes de páginas
PDF
EPUB

nes siguientes: Trescientos pesos annuales al Bachiller Don Rafael Francisco Osejo, Cathedrático de Filosofía; doscientos pesos al presbítero Don José Arguedas, Cathedrático de Gramática, con el cargo de Vice Rector; cien pesos al Cathedrático de Teología moral, que lo era el Padre Rector Beneficiado Don José María Esquivel, y cien pesos á cada uno de los maestros de las escuelas de leer y escribir; y que el sobrante se gastase en papel, cartillas y demás auxilios necesarios para los niños pobres. Y la referida constitución dada por el señor Obispo contiene veinte y quatro artículos en seis tratados, que sustancialmente contienen las reglas siguientes: Que el Padre Rector y su vice deben velar sobre la conducta, aplicación, genio y costumbres de los Jóvenes cursantes; que oigan misa todos los días, confiesen cada mes y comulguen á juicio del confesor, rezando el rosario todos los días; que noten y corrijan sus faltas y desórdenes; que les inculquen las más sanas máximas de Religión, moral y política; que cada Cathedrático observe y de cuenta al Rector del porte y notas de sus alumnos para el remedio oportuno; que el Padre Rector arregle el gobierto interior del establecimiento y cuide de su cumplimiento y el de los Cathedráticos en su respectiva obligación; que recaude los fondos y los aplique conforme á las asignaciones hechas por la obligación de los contribuyentes, llevando un libro de razón, cargo y data; que el Padre Vice Rector forme el plan general de estudio para los niños que viven de pie en el establecimiento; y últimamente previenen dichas ordenanzas que guardándose en los estudios el orden de latinidad, Filosofía, los sagrados cánones, derecho real y Teología moral ó escolástica, se conforma en lo demás á lo respectivo á vacantes, asistencia y actos literales, con las constituciones que rigen el Seminario de León de que debería depender. Y á continuación de dichas ordenanzas se haya el auto que dice así: «Santa visita. En el pueblo de Alajuela, á diez y siete de Febrero de mil ochocientos quince.=Por ahora convenimos en que la casa pública de enseñanza establecida en la Ciudad de San José se gobierne por los estatutos y reglas que anteceden, y reservamos á nos el formar los que deban dirijirlas quando se realice el proyecto de colegio seminario conciliar.=Fray Nicolás, Obispo de Nicaragua».=Y en continuación del expediente arriba dicho se hallan varias listas de subscripción y obligaciones particulares para la sostención del mismo establecimiento y cuentas formadas de la administración de sus fondos, de las quales resulta que por el término corrido hasta el primero de ochocientos diez y siete, á más de trescientos pesos abonados al padre Rector por la Cáthedra de Teología moral, se han recaudado un mil quinientos cinqüenta y seis pesos y distribuido igual suma próximamente en la paga de los demás Cathedráticos y maestros, según sus respectivos recibos que obran originales en dicho expediente. Y en el folio último del mismo se halla una planilla, fecha veinte y tres de Junio último, por lo que habiendo espirado el término de la primera obligación se subscrive nuevamente este vecindario asegurando la suma de trescientos diez pesos annuales, por un triennio, para sostener la Cáthedra de Filosofía, conforme á la escriptura de que se hará abajo relación. Y habiendo registrado el segundo volumen se encuentra, al folio primero, un plano que para la fábrica material de dicha casa presentó el vecindario al Señor Gobernador de la Provincia Don Juan de Dios Ayala, quien por auto de veinte y ocho de diciembre de ochocientos quince mandó que bajo la autoridad del Alcalde primero de esta Ciudad se hiciese junta de los vecinos principales, y en virtud del plano, haciéndose tanteo del costo y de los fondos que voluntariamente se ofrecía para la obra, acordase lo conveniente, conforme á la voluntad general del vecindario, y diese cuenta con el expediente al mismo Gobierno. Y en conseqüencia de todo, en nueve de Enero siguiente se celebró la junta prevenida, en que se presentó una lista de Subscripción en dinero, jornales y materiales, que importa la suma dos mil quinientos setenta pesos, para dicho edificio; y habiéndose deliberado en dicha junta, por acta del mismo día, construir por entonces solamente la parte de edificio que se demuestra por el plano que se agrega, rubricado por mí, se procedió al tanteo de la obra por seis peritos nombrados para el efecto, los cuales graduaron su costo en dos mil diez y siete pesos; y en el acto, habiendo ofrecido Don Nicolás Castro, de este vecindario, construir la obra por mil ochocientos pesos, recibiendo á cuenta jornales y ma teriales, se convino en ello por todo el vecindario y partes contribuyentes. Y habiéndose dado cuenta con el expediente al señor Gobernador Interino Don José Santos Lombardo, en su vista y con fecha quince del mismo mes y año puso auto á continuación, por el cual tomando en consideración la utilidad y conveniencia que resultaba del proyecto al beneficio público, se sirvió aprobar el plano y empresa, mandando se llevase á puro y debido efecto. En cuya conformidad se puso inmediatamente en execución la fábrica del edificio, y en el mes de Diciembre del mismo año se dió concluido, según lo describe el plano, y celebraron los oficios divinos y actos literales en su capilla que se dedicó á Nuestra Señora del Carmen. Y habiéndose cubierto íntegramente el costo de este edificio se continuó en él desde aquella época la enseñanza y estudios conforme al pie en que se hallaba dicho establecimiento. Y habiéndose cumplido en Marzo de ochocientos diez y siete el triennio por el cual se había comprometido el vecindario á proporcionar los fondos necesarios, se cerró enteramente la clase de moral por falta de ellos; y para continuar las de Gramática y primeras letras se recurrió á la contribución que espontánea y proporcional quisiesen hacer los padres pudientes de los alumnos, abonando también á la primera ocho pesos y á la segunda seis cada mes, que por Real provisión de quince de diciembre de ochocientos diez y siete se sirvió la Real Audiencia de este reino aplicar del fondo de propios que se mandaba establecer en esta Ciudad, y tuvo efecto el diez y siete de Febrero próximo pasado. Y para restablecer y mejorar la clase de Filosofía otorgó este vecindario escriptura que se registra en el protocolo del Alcalde ordinario segundo del mismo año, por la qual con fecha veinte y tres de Junio se comprometen y aseguran por un triennio la cantidad de trescientos diez pesos annuales, conforme á la subscripción de la misma fecha que se refirió arriba; y habiendo traído á la vista los registros protocolos de estos juzgados ordinarios de los años de diez y seis, diez y siete y diez y ocho, se encuentran el testamento del Padre Don Félix Belardes, fecha doce de Febrero de ochocientos diez y siete, por el cual lega para el establecimiento referido parte de su tercio, y el testamento de Doña Antonia Umaña, fecha veinte de Septiembre del mismo año, en que lega al mismo establecimiento cien pesos, y el de Don Félix Bonilla, fecha veinte y tres de Diciembre de ochocientos diez y siete, por el que manda doscientos pesos, con condición de que dentro de cinco años después de su fallecimiento sea aprobado por S. M. dicho establecimiento. También se registra, con fecha tres de Enero del presente año, el testamento de Don Manuel Antonio Aguilar, que otorgó de mancomún con su esposa, señalando parte de quinto de uno y otro para el establecimiento, con la misma exepción que los anteriores; y últimamente, en mi registro corriente, con fecha veinte y uno del presente mes, obra el testimonio del Beneficiado Don Manuel de Alvarado, en que dispone de su caudal quatrocientos pesos para dicho establecimiento, seiscientos al rédito para con esto sostener un hermano, y falleciendo recaiga al fondo de establecimiento, y por último, el sobrante que resulte de su caudal se destine para libros, papel, &., de los niños pobres. Y habiendo fallecido el indicado Padre Don Félix Belarde é instruídose su mortual, consta de la cuenta general que corre en ella, conforme á su testamento, resultaron á favor del establecimiento un mil cincuenta pesos asegurados á usura. Y mediante los antecedentes de que se ha hecho relación se ha concer vado el enunciado establecimiento, permaneciendo con la Cáthedra de Gramática el Padre Don José Arguedas, y por haber faltado el Cathedrático Osejo se halla proveída la de Filosofía, para el nuevo triennio, en el Presbítero Doctor Don Juan de los Santos Madriz, supliendo en la de escribir Don José Alvarado y en la de leer Diego Ximénez, mientras las ejerce el Presbítero Don Vicente Castro, provisto para ellas por el Ilustrísimo señor Obispo, según se manifiesta por dos cartas de creencia que sobre ello se le anuncia á este vecindario, escritas de la Ciudad de León; y la de moral que exercía el Beneficiado Don José María Esquivel se halla vacante. Todo lo relacionado es conforme con los documentos que se anuncian en el pedimento que cabecea; y para que obre la intención y efectos que convengan á la parte petente, doy la presente que devuelvo con los predichos documentos, que es fecho en esta Ciudad de San José, á los seis días del mes de Febrero, de mil ochocientos diez y ocho. = Romualdo Saborido.

[ocr errors]

Señor Gobernador y Comandante General=Don Manuel Alvarado, clérigo Beneficiado de este obispado y Rector de la casa de enseñanza pública de 'Santo Tomas de la Ciudad de San José, ante V. S. en la forma en que debe presenta en seis foxas una Certificación, relativa á dicho establecimiento, en que el Alcalde ordinario segundo de la misma Ciudad da testimonio en relación de los expedientes, escripturas y documentos sobre que se ha sostenido la erección formal y construcción material de la referida casa, siendo pues el contenido de dicha Certificación conseqüente y conforme ó análogo á lo que V. S. se sirvió informar sobre la materia quando dió cuenta al Soberano de la visita general que hizo en esta Provincia de su mando; y siendo igualmente manifiesta la necesidad que ella tiene de concervar y perfeccionar tan útil establecimiento y la utilidad general que de ello se seguiría al público y al Estado, en razón de que por la mucha distancia y tortuosos caminos que median para ocurrir á las Universidades de Guatemala y León, por la contrariedad de clima, por lo acrecido de los gastos y escasez de espensas, no pueden el mayor número de jóvenes lograr una educación é instrucción cumplida para llenar los cargos de la República y aun para las atenciones domésticas.

A V. S. pide y suplica que sirviéndose comprobar la firma del Juez certificante se digne así mismo corroborar dicha Certificación con el informe á continuación que juzgue conveniente, haciendo el mérito debido acerca de las circunstancias últimamente indicadas que califican la necesidad de este establecimiento; que en ello recibirá merced y justicia que implora, y jura, &. = Manuel Alvarado. Otro si digo que evacuado el informe se sirva V. S. mandarme compulsar testimonio por duplicado de todo este expediente; y fecho que se me devuelvan con el original para los fines que me convengan: Ut supra. = Alvarado.

Por presentado con el certifico que expresa en lo principal y «otro si», como lo pide. Así lo preveo, mando y firmo yo Don Juan de Dios de Ayala, Teniente Coronel de los Reales exércitos, Gobernador político y militar por

« AnteriorContinuar »