Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Carta del rey y principales jefes de los Mosquitos al gobernador de Costa Rica.—Año de 1778 (0

Habiéndonos juntado los principales Jefes de la Nación Mosca en la desembocadura del Río de San Juan de Nicaragua el día 5 de Septiembre de mil setecientos setenta y ocho, los que abajo firmamos conocemos al Señor Geremías Terri y creemos es hombre de bien y amigo de nuestra Nación, permitiéndonos vivir en la boca del Río de San Juan de Nicaragua, ajusfando con nosotros unas paces permanentes, fixas y duraderas, como nos promete, entre la Nación Mosca y Española, con la prontitud posible, autorizándola el Rey de España y nosotros, para mayor firmeza; y mandamos que á los Gobernadores de Costa Rica y Nicaragua se les dé noticia inmediatamente de nuestra resolución, haciendo éstos con el Virrey de Santa Fee y éste con el Rey de España, de quien esperamos respuesta el día quince de Agosto del año que viene de mil setecientos setenta y nueve, en un paraje nombrado Sicuya, en una ensenada de esta Costa al Ueste de Chagrcs. Al propio tiempo deseamos nosotros que todas las reclamaciones y cosas que no sean justas entre Moscos y Españoles cese por nuestra parte: no lo perseguiremos más desde este día, hasta que el Rey nos dé este gusto.

Es menester que aseguremos y prometamos juntos lo mismo que tenemos confianza de cumplir y que Vms. serán nuestros amigos, en la boca del Río de San Juan de Nicaragua, lo más pronto que sea posible, para comunicar con Vms., y si conviene puedan venir sus gentes á visitarnos en nuestras tierras sin miedo alguno y establecer así el trato, como Vms. lo promete y parece.

Estamos en paz, Señor. = Su amigo = George Rey = Isac Duque Regente=Bretón Gobernador = Predigos Almaral=Juan Esmit General =Dílcem Almaral.

(1) Archivo General de Indias.—Estante 100, cajón 4, legajo 8.

Carta del gobernador de Costa Rica al rey Mosco.
Año de 1779 (0

George, Famoso caudillo de la Nación Mosca: El Gobernador de la provincia de Costa Rica, vasallo y súbdito del Rey de España, encargado por su Amo en la defensa, conservación y quietud de ella, hallándose bien informado de la sumisión que ofrecéis, recíproco trato y correspondencia con todos sus fieles vasallos, como me insinúa el Comandante del Valle de Matina D.n Cleto de Chavarría, vuestro amigo, quien recibió el mensaje que le enviastes con vuestro Sobrino junto con el Duque y Gobernador, os hace saber por medio de este escrito que la invencible nación Española observa religiosa é inviolablemente los tratos solemnes y particulares que celebra con cualquiera otra Nación del Orbe y más con vos, como vecino y establecido en sus propios y lexítimos dominios. Me hallo suficientemente autorizado para tratar pacífica y amigablemente con vos, vuestros Magnates y parcialidades, sin que la inesperada sorpresa de las Fragatas que mandaba Jeremías Terri sea motivo de resentimiento contra vos y vuestros súbditos, por hallarme bien instruido fuistes forzado para ello: en cuya consideración os ruego y suplico, de parte de mi Rey y Señor, que sin el más leve temor de insulto ni otro vejamen de mi parte frecuentéis el Valle de Matina y cualquiera Puerto, Bahía ó ensenada de las Costas del Norte, como pertenecientes á nuestro Soberano, por estar francas á vos, vuestros Generales y Súbditos, traficando en ellas y tratando con los de mi Rey en aquellos efectos y frutos que sean fabricados ó producidos en el País que ocupáis, mandando á vuestro General, Duque, Gobernador y Almarales executen lo propio, haciendo unos y otros observar en el ínterin los pactos y tratados en que convengamos, con la religiosidad que experimenta

(1) Archivo General de Indias.—Estante 100, cajón 4, legajo $.

[ocr errors]

réis de parte de los míos, como así mismo aquella unión y buena correspondencia que los haga perpetuos, sin permitirles desde luego represalias ni otro género de hostilidades. Las ventajas que experimentarán vuestros Subditos con este armisticio racional y lucrativo hacia su parte serán muy diversas á las que logran de otras Naciones, á quienes se sugeta con innominia. Vuestro Sobrino en su Piragua y dos Capitanes en las del Duque y Gobernador se presentaron amigablemente el día veinte y siete del próximo pasado Junio en la boca del Río de Matina. Se les admitió y agasajó como habréis sabido por ellos mismos: pidieron en vuestro nombre la Corta fineza de un Bastón, Chompipes y Bacas para criar, y que esperaban estuviese todo pronto para fines de Agosto que volverían á recogerlo; advirtieron que os escribiese yo para saber si continuábamos en perfecta amistad, á lo que no tengo que añadir á lo dicho en este asunto; y para mayor prueba del deseo que me asiste en perpetuarla os remito cuanto pedís y os advierto que en ningún tiempo ni lugar os podréis quejar que por parte de mi Rey ni de la mía se os faltado en nada; y os amonesta mi amistad á que sepáis corresponder á la generosidad con que os trata mi Nación. Mi Rey y Señor no aspira á más Dominios que los dilatados que la Divina providencia ha sido servido darle, abomina la esclavitud y sólo quiere tener vasallos libres, ricos y gustosos, aun cuando sigan diversa religión. Esto os propone mi persuación con el fin que abracéis el partido que os pueda convenir: aconsejaos de los vuestros en quien tengáis formado concepto de juiciosos y hallaréis su felicidad y la vuestra. Las paces que á Bordo de la Fragata formasteis con el Duque, General, Gobernador y Almarales, á presencia de Geremías Terri, las dirigí originales á mi Rey. Sé la grande complacencia con que S. M. las ha admitido, y no obstante los acaecimientos posteriores me encarga procure atraeros á la reconciliación; así lo executo en su R.1 nombre y os vuelvo á rogar que admitáis sinceramente la amistad de los Españoles, que disfrutéis la generosidad de su Rey y salgáis para siempre de la opresión y sumisión vergonzosa en que vivís con vuestra Nación. Os convida mi amistad á que vengáis á esta Capital con vuestros principales, como con el Duque, General, Gobernador, Almarales y demás Subalternos que sean de vuestra satisfacción, donde sin recelo alguno ni preocupación que os lo prive trataremos de este asunto tan interesante á las dos Naciones, estipularemos unánimes lo que convenga á los intereses particulares de cada una y quedará perpetua nuestra correspondencia, á cuyo fin facilitaré de mi parte todos los ausilios correspondientes á vuestra comodidad y dignidad, sin que os falte ni á vuestra comitiva en cosa alguna ni menos en el salvo conducto que os ofrezco de parte de mi Rey y Señor. Cartago, cinco de Agosto de mil setecientos setenta y nueve.=Josef Perié.

[ocr errors]

Carta del gobernador de Costa Rica á Isaac, duque regente de la nación Mosca.—Año de 1779 (0

Vuestro íntimo amigo el Gobernador de la Provincia de Costa Rica, vasallo y súbdito del Grande y Poderoso Rey de las Españas, os recuerda el armisticio y paces perpetuas que formasteis á Bordo de la Fragata de mi Rey que mandaba Geremías Terri, anclada en la desembocadura del Río de San Juan de Nicaragua, el día cinco de Septiembre del año próximo pasado de setenta y ocho. Os ruega cumpláis la buena fe de este tratado y os combida con vuestro Rey, General, Gobernador, Almarales y demás Cabos Subalternos á su conclusión y cumplimiento. Sé que no tuvisteis parte en la invasión y saqueo de la Fragata y que la fuerza os obligó á este procedimiento tan injusto. Bastante satisfacción es para vuestra conducta la que os doy, por hallarme autorizado para ello. La carta que escribo en esta fecha á vuestro Rey os instruirá puntualmente de las pacíficas intenciones del mío, y os suplico contribuyáis de vuestra parte á que se vea logrado un asunto en que pende la felicidad de vuestra Nación, en que os toca la mayor. El Capitán que mandaba vuestra Piragua en compañía de la del Gobernador y la del Sobrino del Rey, que arribaron á Matina el día veinte y siete de Junio, os habrán informado del buen recibimiento que encontraron en aquel destino por parte de mi Teniente. Este dejó encargado que á su vuelta, que sería á fines de Agosto, se le tuviese pronto un Bastón, Chompipes y Bacas para criar: todo estará para el tiempo extipulado, aunque el Bastón no corresponderá á vuestra lealtad y mérito, por no haber en este País el modo de mejorarlo; pero espero lo apreciaréis, no por su valor sino por distinción que hace de vos mi Soberano. Persuadid á vuestros Magnares á que vengan á esta Capital á disfrutar de todo género de divirtimiento, regalo y distinción corres

(1) Archivo General de Indias.—Estante 100, cajón 4, legajo 8.

« AnteriorContinuar »