Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Su edificio será sencillo, pero decente, i se consultará el mayor ahorro posible de gastos, teniendo presente, que esta es una obra de beneficencia, no de lujo. :

Los comisionados propondran los arbitrios que juzgaren oportunos para ocurrir a los gastos sin perjudicar al erario público, que se halla tan exhausto; i ellos personalmente, acompañados del coronel D. Pedro Prado, D. Joaquin Sotomayor, D. Lucas . Arriarán, D. Antonio Sol, el padre exprovincial de S. Francisco Dr. Fr. Francisco Javier Guzman, P. Fr. Lorenzo Videla del órden de predicadores, i el Exmo. Sr. presidente actual D. Francisco Antonio Perez, seguirán recojiendo suscripcion de los vecinos a continuacion de la lista que se acompaña.

Siendo urjente este establecimiento, se espera del zelo de la comision abrevie sus trabajos de tal modo, que se empieze prontamente la construccion del edificio, pasando dentro de segundo dia un presupuesto de los gastos. Publiquese, i transcríbase. . Dado en el palacio de la Junta a 6 de Julio de 1813.

Perez.=Infanté.=Eizaguirre.=Egaña=Secretario.

BREVES REFLEXIONES SO BRE LA GUERRA DE EUROPA I LA DE

AMERICA.

Mártes 3 de Agosto.

K L pabellon de la libertad e independencia está eleS vado en ambos mundos, pero el aparato de las cosas no le pronostica iguales esperanzas ni sucesos. Solo un enemigo tiene la América, i el está tan débil, que

no puede defenderse a si mismo: es tan incapaz de gobernarse por sus propios consejos, que, una potencia aliada suya cree, que para libertarlo es necesario que deposite el poder militar i civil en sus manos, esto es, que obedezca i no mande. ¿Dónde están los ejércitos de la Penisula, el 4o. 5o, 6o. etc. de que tanto hablan los papeles de Cádiz? ¿Cuántas tropas se han incorporado a las de L. Wellington, jeneral en jefe de todas las fuerzas ? Se esperaba últimamente reforzar el ejército ingles con reclutas de Galicia i Asturias; triste recurso, si hubieren existido los brillantes cuerpos regulares de que se hablaba. La venida de rusos a la Península no ha sido mas que un rumor vago. Esta medida casi imposible se le ocurrió al almirante Greig embajador ruso en Sicilia, pero no ha merecido la atencion del ministerio británico.

Todos convienen en que la suerte de la Península depende de la campaña actual: veamos pues cuales son las fuerzas de los combatientes. En Enero, segun las noticias mas auténticas, el ejército ingles constaba de 30,000 ingleses, 20,000 portugueses, 5,000 anglosicilianos, i de un nuevo refuerzo de 5,000 ingleses. Todo monta a 60,000. La Inglaterra habria omitido sus dispendiosos refuerzos, de que tanto necesita en otros puntos, si pudiese contar con fuerzas efectivas de la Península de suficiente disciplina i confianza. Los franceses tienen en España las fuerzas siguientes, sin contar con las guarniciones de las plazas: Drouet tiene 45,000; José tenia 20,000; i Soult tenia igualmente 20,000 30bre el Tajo. Todo asciende a 85,000. En la anterior campaña los franceses con 70,000 obligaron al jeneral Wellington a levantar el sitio de Burgos, i retirarse a sus

líneas de Portugal, donde aun se hallaba en Abril último.

Nápoleon ha dicho en sus posteriores proclamaciones : "La España pertenece a la dinastia de Francia , i ningun poder humano la apartará de este designio.” Por esto no ha sacado tropas de la Península aun despues de los últimos sucesos del Norte. En Londres se tenia en Abril por demasiado falso cuanto habian publicado acerca de este regreso de tropas francesas los papeles de la Coruña i Lisboa: se atribuia esta equivocacion a los movimientos de las divisiones francesas en todas direcciones con el solo motivo de proveerse de víveres, i de tener buenos cuarteles de invierno. Con todo se tenia por probable que Napoleon hubiese sacado oficiales del ejército de España, que segun cartas de la Coruña, fueron 20 coroneles, 40 comandantes de batallon, i 396 subalternos. Si por los varios sucesos de la guerra prosperasen los aliados en la actual campaña , se cree en Lóndres, que los franceses se redujeran a la defensiva, conservando el departamento de las bocas del Ebro, del cual, aun los que piensan mas lisonjeramente, no juzgan probable que puedan ser expelidos. En aquel caso de inesperada fortuna, la integridad o desmembramiento de la España dependeria del último resultado de las operaciones militares del norte, cuyo prospecto grande i magnífico tiene en expectacion al mundo, i convida a la refleccion. · El rei de Prusia, que ha celebrado alianza ofensiva i defensiva con el emperador Alejandro, dice en una proclama a sus pueblos: - Nuestro plan es grande, pero no es menor el número i los recursos de nuestros enemigos.” Napoleon conservaba en Abril en Alemania

1.60,000 hombres. La línea principal de aquellas fuerzas se extendia de Mayenza a Vamberg , siguiendo el curso del Mayne: las tropas al mando del duque de Treviso estaban en Franckfort con los jenerales Sebastiani i Lefebre: Souham se hallaba en Aschaffemberg: i los Bávaros i el continjente de Wintemburg se acampaban en Vamberg. Estas fuerzas de Napoleon, a la banda izquierda del Rhin, esperaban que les llegasen caballos para ponerse en accion. Hasta aquel periodo el interior del imperio frances gozaba de perfecta tranquilidad; la subordinacion i el silencio reinaba en Holanda i en Italia ; sus guarniciones eran ejércitos. Las obras públicas seguian su curso: florecia la industria i las ciencias; i mientras de todos los puntos se veian llegar cuerpos de tropas, se establecia en Paris una sociedad de la Biblia por órden del emperador, a imitacion de la Inglaterra, como si todo estuviese en perfecta paz. Entre tanto la Francia, que por sí sola triunfó otras veces de todas las fuerzas reunidas del norte, se apresuraba a hacer en la próxima campaña alarde de todos sus recursos, confederada con los poderes de Saxonia, Wesphalia, Baviera, i la confederacion del Rhin, que congregaban tropas para aparecer respetables en el teatro de la guerra. Dinamarca aun no se declaraba por la Rusia. La Austria, demasiado íntimamente unida a la Francia, i segun se decia , lisonjeada por Napoleon con la cesion de Venecia i otros puntos, apenas podrá conservarse en la neutralidad armada que últimamente ha proclamado. Napoleon ha dicho, que el aparato imponente de su fuerza afirmará la amistad de sus aliados. Mientras se encaminan al campo del honor las formidables masas de tantos cuerpos de tropas, se pone en accion toda la ha- bilidad de los gabinetes; nada se omite para causarse di

versiones recíprocas, i para inflamar, inquietar, e inspirar interes a los pueblos acerca de una causa que no ha de mudar su triste condicion, i que ha de decidirse con su sangre i sus lágrimas. Tales son las guerras de los reyes.

El fin a que tienden tan grandes movimientos no es a destruir, minorar o estrechar los límites del imperio frances: solo solicitan, segun todas las proclamaciones del norte, substraer aquellas potencias de la influencia de la Francia , destruir el sistema continental adoptado por Napoleon , i disminuir su preponderancia política, restableciendo el equilibrio de la Europa. Es claro que las miras de Napoleon son del todo opuestas. Seria presuncion, si situados nosotros a tan grandes distancias, i con una noticia tan imperfecta de las cosas, quisiésemos predecir la última resolucion de la fortuna, i mucho mas aun los convenios i bases sobre que se establezca la paz jeneral, por la que suspiran los pueblos, i que es tan necesaria despues de una guerra tan dilatada, i que los ha empobrecido i aniquilado. En los tratados de la paz no puede entrar la España activamente; nada tiene que devolver, i nada la hace respetable. Ha de aguardar en silencio lo que acerca de su destino decidan o las armas, o la voluntad e intereses de los grandes contendores. El que sepa pensar convendrá en que la posteridad tuviera mucho de que reirse, si despues de tantos movimientos en ámbos mundos , despues de tan pasınosas i costosas revoluciones viniesen a quedar todas las cosas en el mismo órden i sistema en que se hallaban antes de emprenderse. Mas esta terminacion ni es natural, ni tiene ejemplo en la historia. Todo debe crecer i fortalecerse en América, i al contrario en España su extrema debilidad se aumenta de. dia en dia : pierde sus jenerales i oficiales;

« AnteriorContinuar »