Imágenes de páginas
PDF
EPUB

noche sin intermision inmensas filas de tropas, que empiezan en Cachapual, i no se cortan hasta los mismos arrabales de Chillan, i esto en lo mas rigoroso del invierno, que en Chile destruye los animales sedentarios ? En tres divisiones de tropas que sucesivamente se han remitido desde la capital, ¿no hemos visto que ha sido necesario contener, i exortar a los soldados para moderar el entusiasmo con que todos querian marchar al ejército? ¿Qué ciudadano hai que no se halle enteramente ocupado de alguna comision voluntaria i gratuita ? Solo anunciamos lo que a los ojos de un particular se descubre a primera vista, i con esto solo quisiera que el Sr. Estrada me dijese si el sistema de Chile es el capricho de alguna corta porcion.

Señor Editor, suplicamos a Vd. tome todo empeño en que se forme una relacion justificada de los sucesos de esta guerra : i asi la pedimos al gobierno los ciudadanos.

Anonima,

OFICIO DEL SUBALTERNO I CABILDO DE ACONCAGUA AL REPRE

SENTANTE DEL SUPREMO GOBIERNO.

Mártes 31 de Agosto.

Exmo. Señor.

C on fecha de este dia ha recibido el cabildo de este

pueblo el apreciable oficio con que V. E. le honra i distingue a nombre del gobierno supremo de estos estados como su representante i miembro, por la accion del 4

del corriente. (*) Los habitantes de esta provincia tendrán un monumento eterno en este elojio que los eleva mas allá de lo que merecen, despues de recibir de contado el dulce placer i satisfaccion por una obra que no juzga suya sino del digno gobierno a quien obedece, porque habiendo jurado imitarlo en cuanto conduzca a la felicidad de sus hermanos, siempre obrará por estos principios i ejemplo. El cabildo i habitantes de Aconcagua, Señor Exelentísimo, conocen que este es el verdadero impulso que les hará obrar de un modo que jamas desmienta el buen concepto que a V. E. ha merecido, porque saben que el hombre que llega a conocer su dignidad i sus derechos es inseparable de la rectitud de estos principios, como dotado de razon, i destinado para honrar su naturaleza. Asi es que nuestras vidas i haciendas en nada se mirarán como no sea en cuanto se estimen útiles a la felicidad del estado, defensa de su soberanía, i nuestra libertad. Rendimos a V. E. las mas debidas gracias por el honor que nos hace.

Dios guarde a V. E. muchos años. Sala capitular de San Felipe de Aconcagua i Agosto 20 de 1813.

Exmo. Señor.

José Santos Mascayano.=Judas Tadeo Gomez:=José Domingo Barboza.=Pedro Fermin de Torres.=Juan José de Landa.=Blas Osorio.=Miguel Honorato.=Sr. vocal del Gobierno supremo D. José Miguel Infante.

(*) La conjuración de Ezeyza i compañeros de que hemos hablado antes.

El Editor:

elellierelleeelllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll

CARTA AL EDITOR DEL MONITOR.

Mártes 31 de Agosto.

S REERA Vd. que en unos tiempos en que no existen

perseguidores de la iglesia , i en un pais tan cristiano como Chile, hayamos ahora salido con dos mártires que poner en nuestro calendario , i venerar en los altares ? Pues, señor mio, no hai duda en ello, mártires tenenemos. Gracias a los ilustrados sarracenos, que tienen potestad de convertir en santo al mas ladron i sedicioso Barrabas. Cuatro dias ha, que canonizaron a Ezeyza i a su desventurado compañero ajusticiado por órden del go bierno en Aconcagua, otros tantos ha que han invocado su proteccion, i desean algo de sus cuerpos para formarse relicarios.

Lo que admira entre otras cosas es, que siendo estos señores tan católicos, que en cada hora nos molestan con la pérdida de la relijion, si se solída el sistema republicano, hayan ellos violado los sagrados decretos de la iglesia en materia de canonizacion, pues sin esperar las decisiones pontificias, tan precisas para dar culto público a los que se distinguen por unas virtudes relevantes , adoran ya a estos dos héroes de su obstinada cofradia, i anhelan por extender su culto aun entre los que somos católicos.

Imajinará Vd. que hablo de burlas, i no hablo sino con muchas veras. Yo lo he oído con estos mismos oídos que han de ser comidos de la tierra: la necesidad, o mi destino me condujo a un club de sarracenos de ambos sexos , donde escuché sus reflexiones sobre el punto. Una venerable vieja con la boca sumida hasta el cogote se estaba lamentando de estas muertes desgraciadas. ¡Jesus! me dijo con una voz que parecia salir debajo de la tierra ja que tiempo hemos llegado! ¡Quién podrá ya vivir segura en esta tierra, cuando han quitado la vida a unos pobrecillos inocentes sin mas delito que su fidelidad a Fernando Siete, i su zelo por defender la relijion!

Acabáramos, señora, repliqué yo, ya pensaba otra cosa: Vd. no debe enredar la relijion en estos asuntos civiles : esos desdichados son dignos de lástima; pero ellos no han muerto por la relijion, sino por sediciosos. ¿No lo ve Vd.? En Aconcagua, ni aqui ¿quién pretendió jamas hacerles negar algun artículo de fé? Vaya, me interrumpió una mozuela fea como son todas las que siguen las banderas del sarracenismo, vaya , qne Vd. parece ser de los herejes patriotas. ¿Con que no son mártires esos dos pobrecillos ? Tan mártires son en mi concepto como S. Pedro i S. Pablo: i digo la verdad, si yo pudiera haber a las manos algun hueso de sus venerables cuerpos, aquí lo pusiera en esta caja de reliquias, i me lo colgara al cuello.

Mui bien dice la niña, saltó un sarracenazo lleno de polvillo hasta los ojos ¿Qué pensaba Vd. señor patriota alucinarnos con sus teolojías ? Jamas dejaremos de creer que lo mismo es Junta que herejía , lo mismo patriota que hereje, i que no hai diferencia entre morir por la fé, i morir por aniquilar este maldito sistema; a lo menos yo tengo para mí, que los patriotas son otros tantos jacobinos que harán en Chile algun dia lo que aquellos perversos en la Francia. Asi no extrañe Vd. que tengamos por mártires a esos dos hombres gloriosos, que han perdido la vida en estos dias.

¿Es posible, Señor, repliqué yó, que Vd. se alusine has

no

ta el extremo de reputar por herejes a todos los defensores de la patria ? ¿No ve Vd. que envuelve en esa mordaz crítica a muchos hombres de conocida providad , i varios sacerdotes de sabiduría i de conciencia ? Amigo, la relijion nada tiene contra el sistema republicano que seguimos, i ella se acomoda a toda especie de gobiernos. Cuando Jesucristo vino al mundo ¿mandó acaso, que solo se obedeciese a los reyes, i no a los majistrados populares ? Antes si bien se reflecciona, señor mio, ningun sistema es mas análogo al sagrado Evanjelio, que el de juntas electas por el pueblo. En este sistema reina la igualdad, todos tienen derecho a los empleos honoríficos como sean de talento; no se conceden solo los honores a los que tienen sus jenealojias en ejecutorias i pergaminos viejos, sino al mérito personal; no se vilipendian los artesanos, ni se les excluye de los empleos honoríficos; se destruye la esclavatura, horror de las naciones cultas, i en fin se pone por base la igualdad en las pensiones i en los premios, que es lo mismo que decir la fraterna. Vea Vd. aqui pintado el evanjelio, i nada mas. En lugar de qne en los gobiernos reales solo se inira a engrandecer una familia : sean sus individuos fatuos , sean locos, sean inicuos, ellos se han de colocar en las primeras dignidades de la iglesia i del estado. ¿Qué dice Vd. a esto? ¿Qué hemos de decir ? replicó una beata de aquellas, que por no tener raton (*) se creen ya santas i son por lo comun unas ilusas ¿qué hemos de decir? A palabras heréticas oídos sordos; i con un menéo relamido se salió del congreso, siguiole la vieja venerable, i detras de ella el sarracenazo empolvillado.

(*) Raton se llamaba un peinado que empezó a usarse con la revolucion i llevaban los republicanos.- El Editor.

« AnteriorContinuar »