Imágenes de páginas
PDF
EPUB

RELACION DE LA JUNTA DE CORPORACIONES CELEBRADA EL

DIA 6 DEL PRESENTE.

Sábado 16 de Octubre.

debe ser mas conveniente en los gobiernos populares que la ilustracion del pueblo en sus peculiares negocios. Por esto en España se dan al público las discusiones de las cortes con expresion de las opiniones particulares de los diputados; i este ejemplo lo tomaron los españoles de las naciones mas ilustradas del mundo. Los que sirven al pueblo, deben dar cuenta al pueblo mismo de su conducta. De esta suerte los buenos tienen la satisfaccion de hacer ver su justicia, i los débiles son conocidos sin la menor equivocacion. Demos pues cuenta por la primera vez a los pueblos de Chile, i a todo el mundo, del celo con que desempeñan sus encargos los funcionarios públicos. El dia 6 del corriente fueron convocados en la sala del gobierno los tribunales, corporaciones, i prelados de la capital, para resolver la providencia que se debia tomar en las críticas circunstancias en que se halla la patria. El gobierno hizo presente a aquella asamblea, que se veia en la precision de renunciar su cargo, porque lo consideraba ilejítimo; porque siendo esta opinion demasiado jeneral i bien fundada, no podia contar con la aceptacion de los pueblos, que conviene en todos tiempos para manejar con acierto los árduos negocios del estado. Se leyeron los votos de los vocales del Gobierno i del Senado, de los cuales resultó que todos, excepto D. Francisco Ruiz Tagle i D. Manuel Araos,

eran de opinion, que se convocase al pueblo para que dijese, si era su voluntad que quedase todo en el estado en que se halla, o determinase lo que juzgara conveniente. El senador Henriquez manifestó en un breve discurso la nulidad del reglamento constitucional, i la violencia que se hizo a los pueblos en las elecciones de gobierno i senado, concluyendo con que se hiciese nueva eleccion popular. Despues de esto pidió el presidente de la Junta los votos de las Corporaciones, i fueron por el órden i al tenor siguiente-— El rejidor D. Antonio José de Irizarri dijo: que creia no hubiese un solo hombre de bien sobre la tierra, que dejase de confesar la nulidad de la constitucion i de las elecciones del gobierno, del senado, i del cabildo: que todo habia sido obra de la violencia, de la fuerza, i la arbitrariedad: que los pueblos sólo podian darse por satisfechos del ultraje que habían recibido, reponiéndoles en el goze de sus derechos, para que elijiesen sus gobernantes con entera libertad: que si se temia la demora que necesariamente habia de traer una convocacion jeneral, se nombrase interinamente el gobierno por los sufrajios de la capital, haciendo entender a los demas pueblos del estado, que las circunstancias no permitian consultar la voluntad de todos ellos; que siendo la constitucion nula e incapaz de proporcionar el bien del estado, no merecia la menor consideracion; i que el senado, que era un cuerpo que nada podia influir en el buen manejo de los negocios de la patria, i cuyas facultades no estaban bien determinadas en la constitucion, debia suspender sus funciones en el momento, hasta que el pueblo determinase lo que fuese de su soberano agrado: que todo esto podria quedar evacuado en el dia, citando para aquel mismo lugar a todos los vecinos, padres de familia, i reputados ciudadanos. El rejidor D. Silvestre Lazo dijo: que la nulidad del gobierno, del senado, i del cabildo eran demasiado conocidas para detenerse en hablar de ellas: que se conformaba con la citacion del pueblo, para que votase libremente por los individuos que quisiese emplear en estos destinos. El rejidor D. Matias Mujica dijo: que su voto era el del anterior. El rejidor D. Miguel Ovalle dijo: que apesar de que conocia la nulidad del gobierno i del senado, creia, que no se debia tratar de otra cosa, que de nombrar el vocal que faltaba en la Junta, i que esta eleccion se hiciera por el pueblo. El procurador jeneral de ciudad D. Anselmo de la Cruz dijo: que la nulidad de que se trataba, era una cosa de poco momento: que desde Adan hasta hoi todos los gobiernos del mundo habian sido tan ilejítimos como el nuestro, a excepcion del de Saul, que fué unjido por el Señor; i que en esta virtud era de opinion, que todo siguiese como hasta aquí, i que solo se procediese a . nombrar el vocal que faltaba por el senado. a / e V cr, El rejidor D. José María Guzman dijo: que creia de necesidad que se pusiese al pueblo en libertad, para que elijiese gobierno, senado, i cabildo. El rejidor D. José Maria Rosas repitió los vicios de la constitucion i de las elecciones: dió al gobierno las gracias por haber proporcionado al estado de Chile un dia tan glorioso, en que despues de tanta opresion, se permitia a los hombres hablar con su corazon i conforme a los principios de la libertad: dijo, que su voto era, que

[ocr errors]

se convocase al pueblo, para que procediese a elejir libremente sus funcionarios, i que esto se podia verificar por medio de los inspectores i prefectos de policía, sin exponer la ciudad a la menor inquietud. El rejidor secretario D. Timoteo Bustamante dijo: que conocia la nulidad de todo lo que se habia obrado desde la extincion del congreso; pero que creia conveniente la continuacion de todas las cosas presentes, hasta que variasen las circunstancias actuales. Se le arguyó por el senador D. Juan Egaña con la dificultad de que habian seis vocales, no debiendo ser mas que tres, i se pidió que dijese cuales eran los que debian gobernar. Entonces contextó, que se conformaba con el voto de D. José María Rosas. Los rejidores D. Antonio Hermida i D. Juan Francisco Barra expusieron su voto por la nueva eleccion popular, conformándose con cuanto habia expuesto el senador Henriquez. Los alcaldes D. Jorje Godoy i D. Joaquin Trucios, votaron al tenor de los dos rejidores anteriores. Los prelados de la Merced, San Agustin, San Juan de Dios, i Santo Domingo, votaron conformes por la eleccion popular. El padre Custodio de San Francisco Fr. Francisco Bauza dijo: que se conformaba con el voto del procurador de ciudad. - El prior del consulado D. Pedro Nolazco Valdez dijo: que se conformaba con el voto de D. José María Rosas. El cónsul D. José Mariano Astaburuaga dijo: que era de la misma opinion i del mismo voto del senador Henri

quez.

El consul D. Agustin Gana dijo: que su voto era, que eontinuasen todas las cosas en el estado áctual, hasta la reunion del congreso, que debia convocarse a la mayor brevedad. El prefecto D. José María Ugarte dijo: que se conformaba con los votos de los senadores Egaña i Henriquez. El prefecto D. Francisco Javier Errázuriz dijo: que su voto era el del senador Henriquez. El administrador del banco de minería D. José Ureta dijo: que se conformaba con el voto del procurador de ciudad. El diputado de minería D. Feliciano Letelier dijo: que su voto era conforme al de D. José María Rosas, agregando, que se diese un manifiesto a los pueblos del estado, en que se les hiciese ver, que la necesidad habia obligado al vecindario de esta capital a elejir por sí solo sus gobernantes, sin esperar el voto jeneral de todos. El comandante de voluntarios D. José Santiago Luco dijo: que era del mismo voto que el senador Henriquez. El coronel D. Manuel Barros dijo: que era de la misma, opinion del procurador de ciudad, i que solo se procediese a nombrar el vocal que faltaba en el gobierno, debiendo recaer esta eleccion en un militar. El prefecto D. Mariano Lafebre dijo: que se conformaba con el voto de D. José María Rosas. El comandante de artillería (") dijo: que conocia la nulidad de la constitucion, del gobierno, i del senado; pero que creía que era conveniente no hacer novedad en nada: que no se separase el gobierno del senado, i que solo se (*) D. Luis Carrera—El Editor.

« AnteriorContinuar »