Imágenes de páginas
PDF
EPUB

do para aquel mismo lugar a todos los vecinos, padres de familia , i reputados ciudadanos.

El rejidor D. Silvestre Lazo dijo: que la nulidad del gobierno, del senado, i del cabildo eran demasiado conocidas para detenerse en hablar de ellas : que se conformaba con la citacion del pueblo, para que votase libremente por los individuos que quisiese emplear en estos destinos. · El rejidor D. Matias Mujica dijo: que su voto era el del anterior.

El rejidor D. Miguel Ovalle dijo: que apesar de que conocia la nulidad del gobierno i del senado, creia, que no se debia tratar de otra cosa, que de nombrar el vocal que faltaba en la Junta , i que esta eleccion se hiciera por el pueblo.

El procurador jeneral de ciudad D. Anselmo de la Cruz dijo: que la nulidad de que se trataba, era una cosa de poco momento : que desde Adan hasta hoi todos los gobiernos del mundo habian sido tan ilejítimos como el nuestro, a excepcion del de Saul, que fué unjido por el Señor; i que en esta virtud era de opinion, que todo siguiese como hasta aquí, i que solo se procediese a nombrar el vocal que faltaba por el senado. are furae dich,

El rejidor D. José María Guzman dijo: que creia de necesidad que se pusiese al pueblo en libertad, para que elijiese gobierno, senado , i cabildo.

El rejidor D. José Maria Rosas repitió los vicios de la constitucion i de las elecciones: dió al gobierno las gracias por haber proporcionado al estado de Chile un dia tan glorioso, en que despues de tanta opresion, se permitia a los hombres hablar con su corazon i conforme a los principios de la libertad: dijo, que su voto era, que

se convocase al pueblo, para que procediese a elejir libremente sus funcionarios, i que esto se podia verificar por medio de los inspectores i prefectos de policía, sin exponer la ciudad a la menor inquietud.

El rejidor secretario D. Timoteo Bustamante dijo: que conocia la nulidad de todo lo que se habia obrado desde la extincion del congreso; pero que creia conveniente la continuacion de todas las cosas presentes, hasta que variasen las circunstancias actuales. Se le arguyó por el senador D. Juan Egaña con la dificultad de que habian seis vocales, no debiendo ser mas que tres, i se pidió que dijese cuales eran los que debian gobernar. Entonces contexto, que se conformaba con el voto de D. José María Rosas.

Los rejidores D. Antonio Hermida i D. Juan Francisco Barra expusieron su voto por la nueva eleccion popular, conformándose con cuanto habia expuesto el senador Henriquez.

Los alcaldes D. Jorje Godoy i D. Joaquin Trucios, votaron al tenor de los dos rejidores anteriores.

Los prelados de la Merced, San Agustin, San Juan de. Dios, i Santo Domingo, votaron conformes por la eleccion popular.

El padre Custodio de San Francisco Fr. Francisco Bauza dijo: que se conformaba con el voto del procurador de ciudad.

El prior del consulado D. Pedro Nolazco Valdez dijo: que se conformaba con el voto de D. José María Rosas. .

El cónsul D. José Mariano Astaburuaga dijo: que era de la misma opinion i del mismo voto del senador Henris quez.

El cónsul D. Agustin Gana dijo: que su voto era, que continuasen todas las cosas en el estado actual, hasta la rounion del congreso, que debia convocarse a la mayor brevedad.

El prefecto D. José María Ugarte dijo: que se conformaba con los votos de los senadores Egaña i · Henriquez.

El prefecto D. Francisco Javier Errázuriz dijo: que su voto era el del senador Henriquez.

El administrador del banco de minería D. José Ureta dijo: 'que se conformaba con el voto del procurador de ciudad. · El diputado de minería D. Feliciano Letelier dijo: que su voto era conforme al de D. José María Rosas, agregando, que se diese un manifiesto a los pueblos del estado, en que se les hiciese ver, que la necesidad habia obligadlo al vecindario de esta capital a elejir por sí solo sus gobernantes, sin esperar el voto jeneral de todos.

El comandante de voluntarios D. José Santiago Luco dijo: que era del mismo voto que el senador Henriquez.

El coronel D. Manuel Barros dijo: que era de la misma, opinion del procurador de ciudad, i que solo se procediese a nombrar el vocal que faltaba en el gobierno, debiendo recaer esta eleccion en un militar. .

El prefecto D. Mariano Lafebre dijo: que se conformaba con el voto de D. José María Rosas..

El comandante de artillería (*) dijo: que conocia la nulidad de la constitucion, del gobierno, i del senado; pero que creía que era conveniente no hacer novedad en nada: que no se separase el gobierno del senado , i que solo se

(*) D. Luis Carrera - El Editor.

elijiese por ambos cuerpos el vocal que faltaba en el primero. Dijo en seguida, que él entendia que toda la mutuacion que se trataba de hacer, era para que su familia, que tiene actualmente la fuerza , no se hiciese mas formidable al pueblo, pero que desde luego él aseguraba sobre su palabra de honor, que luego que se concluyese la actual guerra, o antes, dejarian él i sus hermanos el mando de las armas, i se irian fuera del reino.

El brigadier D. Ignacio de la Carrera dijo: que su voto era el mismo de D. Manuel Barros. · El canónigo D. José Antonio Errázuriz dijo: que se conformaba con el voto del comandante de Artillería D. Luis de la Carrera.

El juez de apelaciones D. Gabriel Tocornal dijo: que no le parecia era tiempo oportuno para tratar de nuevas elecciones, i que se nombrase solamente por el senado el vocal que faltaba en el gobierno.

El juez de apelaciones D. Ignacio Godoy dijo: que le parecia bastante lejítimo el actual gobierno; que solo se tratase de nombrar el vocal que faltaba, lo cual debia hacer el senado. · El décano del tribunal de apelaciones D. Lorenzo Villalon dijo: que no debia ponerse en cuestion la nulidad de la constitucion, del gobierno, del senado, i de cuanto se habia hecho en aquella época, porque esto era demasiado notorio i manifiesto; pero creia que no era el tiempo conveniente de hacer innovaciones, conformándose como el señor Gana, con que a la reunion del congreso, que debia convocarse prontamente, quedaria todo remediado.

Al tiempo de leerse por el secretario D. Mariano Egaña esta votacion, se retractaron de sus respectivos votos el prefecto Lafebre, los rejidores Mujica i Bustamante, i el prior de San Agustin, diciendo, que volvian a votar porque continuasen las cosas como estaban actualmente. Omito por ahora varias particularidades de aquella asamblea, porque pueden proporcionarnos materia para discurrir en los escritos siguientes. Podrán talvez quejarse de mi poca prolijidad algunos señores de los que votaron en aquella sesion; pero deben advertir, que no siendo posible conservar en la memoria tantas i tan diversas especies, no hago poco en referir lo substancial. Ahora dejaremos a cada cual que pese las razones expuestas en la Junta de Corporaciones, i haga sus cálculos para cotejarlos despues con el resultado. Yo me contentaré con demostrar a mis lectores, que la opinion vertida en mis escritos anteriores, no es orijinal, pues hemos visto que toda la junta del dia 6 del corriente, a excepcion de dos individuos, convino en las mismas ilejitimidades que anunció el autor del impreso. .

Aquel escrito salió a luz el dia 8, i la asamblea se habia celebrado el 6. Es visto que tampoco pudo influir aquel papel en las, opiniones de las corporaciones i tribunales. Es visto que su autor no ha mentido, i que sí lo ha hecho aquel que achaca este vicio a mis escritos. Yo espero con la mayor impaciencia la impugnacion de lo que expuse: dicen que ya tiene seis fojas de papel escrito; pero aunque ella saque seis resinas, no sé como pueda tener la virtud de anular unos hechos que constan a todo el mundo. Puede ser que el autor tenga una retórica tan sublime, que persuada a los homa bres de que es falso cuanto han visto, han oído i han tocado; pero no creo que tendré que contender con un antagonista tan temible. Mis verdades ramplonas saldrán siempre mas airosas que sus aliñadas mentiras,

« AnteriorContinuar »