Imágenes de páginas
PDF
EPUB

cer un tribunal (cuya necesidad se sentia demasiado) compuesto de los hombres de mejor opinion, i mas adictos a nuestra sagrada causa. Para el mejor acierto se reunieron D. Francisco Antonio Perez', D. Jayme Zudañez, D. Manuel Salas, D. Hipólito Villegas, D. Francisco de la Lastra, i el padre Henriquez, que formaron a su gusto todos los artículos, sin que por nuestra parte se hiciese el menor reparo. Ellos se opusieron a la reunion del pueblo, que no juzgaron conveniente por las circunstancias en que nos hallábamos , i tambien a ciertas clausulas que debieron agregarse, para asegurar mejor los derechos de la libertad civil, porque eran incompatibles con las leyes que nos rijen : ellos en fin nombraron los individuos de la Junta , del Senado i del Cabildo, e instaron con importunidad a mi hermano D. José Miguel para que entrase en el gobierno.

El pueblo que hasta ahora ignoraba estos hechos decidirá de la conducta de uno de sus autores, que tuvo la osadia i desverguenza de declarar a presencia de las corporaciones, que la constitucion era obra de la fuerza i del despotismo, cuando no solo tuvo parte en su formacion, sino tambien, despues de haberla públicamente aprobado, solicitó a sus amigos, para que fuesen a firmarla a la casa de un patriota , donde estaba depositada.

Consiguientes a estas debilidades, i figurándose que todos visten el ropaje de la iniquidad como ellos, prosiguen hablando descaradamente contra las operaciones i conducta del ejército restaurador i sus jefes, i que los exesos de las divisiones de su mando motivaron la insurreccion de la provincia de Concepcion , siendo notorio que fueron perpetrados por algunos comisionados para la cus

. todia de los caballos i bagajes, i tambien por otros agregados, que fué imposible reducir a la disciplina del soldado. Los pueblos se quejaron con justicia , i resentido el jeneral de estos males, trató de remediarlos , llamando por un bando a los agraviados para restituirles sus bienes, i darles una pública satisfaccion con el ejemplar escarmiento de los que resultasen delincuentes. .

Desde el momento en que el ejército restaurador atravesó el Maule para contener al enemigo, la patria ha solemnizado en diferentes ocasiones los triunfos de sus valientes defensores. Los extragos que a cada paso cometia el enemigo en las propiedades de los patriotas, jamas provocaron la venganza del jeneral en jefe , antes por el contrario llevado de los sentimientos de humanidad, trató siempre de contener el furor de las tropas de su mando. ¿I qué documentos tan ocultos serian los que tienen los facciosos, para formar acusaciones contra el jeneral i demas jefes de division? Sin duda que les habrá venido el testimonio de algunos oficiales, que prófugos del campo del honor, tratan de desfigurar hechos que debian avergonzarles: o quizá sea el papel escrito por D. Matias de la Fuente, intendente del ejército real, para seducir al virtuoso Soto, subdelegado de Linares, papel repito lleno de embustes en que celebra la victoria de sus armas en los campos de Yerbas Buenas i S. Carlos, cuando es constante que en el primero una guerrilla de 300 hombres llenó de terror sus rangos, obligándoles a retroceder precipitadamente sobre Chillan; i en el segundo a tomar despavoridos la fuga atravesando el Ñuble con tal aturdimiento, que abandonaron cañones i equipajes, siendo muchos soldados víctimas de la impetuosidad de sus aguas.

· En circunstancias tan favorables no fué posible al ejército restaurador aprovecharse completamente de esta victoria por el cansancio de las tropas, que habian seguido dia i noche al enemigo, i tambien por la falta de municiones: sin embargo, para envolver sus posisiones, impedir su escape i privarles de toda esperanza de auxilio; para posesionarse de los importantes puntos de Concepcion i Talcahuano , que forman la llave de aquella provincia, se pasó el Itata, ia marchas precipitadas caminó una division sobre la Concepcion. El resultado de este movimiento es bien sabido, pues con él se privó al enemigo de su mejor fuerza, i se duplicó la de la patria.

Esta ha sido la conducta de los Carreras desde el momento en que la patria los llamó a su defensa : la necesidad de vindicarse les hace anticipar esta relacion, porque tal vez el silencio pudiera comprometerles con el pueblo; digan cuanto quieran sus enemigos, mientras ellos en el campo del honor, i a todo trance disputan con el acero la libertad de sus hermanos. Esta sola satisfaccion será el único compensativo a que puedan aspirar, i si algun dia les concede la fortuna regresar victoriosos a su patrio suelo, aseguran por lo mas sagrado dejar un mando que jamás podrian retener con honor, mientras no fuese por la voluntad jeneral de los pueblos.

[ocr errors]

Sais de Carreia.

Delllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllse

REFLEXIONES SOBRE EL MANIFIESTO QUE HACE A LOS PUEBLOS

EL COMANDANTE JENERAL DE ARTILLERÍA

Mártes 26 de Octubre.

A libertad de la imprenta sería perjudicial, en vez

de ser provechosa a los pueblos, si ella no sirviese para depurar las verdades i presentarlas a los ojos de los hombres limpias de todo error, de todo prestijio, de toda pasion , i de todo interes. La verdad jamas temió prestarse al reconocimiento de los mas curiosos investi-, gadores; porque siendo ella como el oro, que mas pronto descubre su lei, mientras es mas activa la operacion del fuego en el crisol ,. de nada puede 'perjudicarle cualquiera interes que se tome en su exámen. Solo la mentira huye de los ojos observadores; porque su existencia depende del engaño, de la ilusion, i de la ignorancia, i porque todo esto desaparece en el momento que sale a luz una crítica racional. Segun estos principios nadie podria quejarse con razon de que se le examinen sus escritos; pues desde el instante que se dan al público, se exponen al juicio de todos los lectores, i tácitamente se pide la aprobacion o la repulsa. Yo, a lo menos, tan lejos de pretender que no se me critique, celebraré que cualquiera me advierta mis errores , i me obligue con sus convencimientos a mudar una opinion en que me haya equivovocado. Si yo escribiera para sorprender, temiera seguramente que quisiesen poner a prueba mis fundamentos, pero no haciéndolo sino en obsequio del bien público, lo podré sentir, que no tomen todos los hombres el mismo interes que yo en averiguar la verdad en nuestros negocios.

Todos los hombres imparciales, i todos los filósofos que se hallan esparcidos sobre la redondez de la tierra, juzgarán, si el autor del Semanario ensucia la prensa con personalidades ridículas, o la emplea útilmente en aquellos objetos mas interesantes a la república. Si se ha dicho por mí, que es mas fácil escribir virtudes que practicarlas, és mui cierto que escribo para que todos amen la justicia i la virtud, sin lo cual no puede haber una sociedad bien ordenada ; pero en esto yo no he creido jamas que puedo ofender a nadie, ni de aqui se infiere que yo sea malo o bueno. Lo cierto del caso es, que la prensa de Chile jamas ha pecado por falta de moderacion de los editores. Las de España, las de Inglaterra , las de los Estados Unidos de América, i aun las de Lima, de esa ciudad, en que jime agoviado el patriotismo, son las que responden de la verdad de mi aserto. No sobre los hechos públicos que a nadie dejan que dudar, sino sobre los vicios i operaciones particulares, se emplean en todas estas partes las plumas de los escritores, i sin embargo de esto nadie se asusta , porque todos conocen las ventajas de esta libertad. Véase la representacion hecha

a las cortes por D. Gregorio Antonio Fitzjerald , impresa , en la isla de Leon i reimpresa en Lima: alli aprenderemos a hablar del despotismo sin el menor miramiento ni temor. Véanse los papeles del Peruano i del Satélite, i veremos que todo el poder del virrei de Lima no pudo hacer a los limeños, tan moderados como lo es el autor de este artículo. ; Oh libertad apetecida ! parece que tu no estas siempre donde mas ruido haces, i en donde suena menos el nombre de la tiranía! - No habiéndome yo conducido en la edicion de mi periódico por otros motivos que la salud pública i la liber

suena

« AnteriorContinuar »