Imágenes de páginas
PDF
EPUB

arrostrar peligros, devorar disgustos i privaciones, i se llama entusiasmo, amor de gloria etc.

Todas las revoluciones han tenido su entusiasmo particular, i siempre ha precedido una gran revolucion en los espíritus a las revoluciones políticas mas famosas. El entusiasmo de la Holanda fué el de la libertad acerca de cierto jénero de opiniones: aquella revolucion fué teolójica, i la precedió la notable revolucion i conmocion de los espíritus i modo de pensar acaecida en Alemania i despues en Francia: los combates de los literatos i de los libros prepararon el choque de los ejércitos. El entusiasmo de los franceses fué el de la igualdad : aquella revolucion fué filosófica, precedida por un trastorno casi jeneral en las ideas antiguas producido por los escritos de los injénios mas bellos i ardientes de la Francia. El entusiasmo de los Estados Unidos fué al principio el resentimiento de los agravios recibidos, consecuencias necesarias de todo sistema colonial. Despues conocieron que no podian entregarse con seguridad en manos de quien habian insultado: se aumentó el ódio i el resentimiento por las crueldades de los jenerales enemigos, i se advirtió que jamás prosperarian aquellas rejiones, hasta que sus cuerpos lejislativos i majistrados obrasen con absoluta independencia de la antigua metrópoli. Ellos estaban en posesion de tener cuerpos representativos i lejislativos, i su revolucion solo fué un paso mas hácia la libertad. · Entre todas las revoluciones, parece que la de la España i la de las Américas fué la única que vino repentinamente, a no ser que digamos, que fué precedida por la imponderable corrupcion i desórdenes, que hicieron memorable el triste periodo en que estuvo a la frente de los negocios públicos el ciudadano D. Carlos de Borbon. () Pero aquellos desórdenes no prepararon los ánimos para la revolucion a que dieron nacimiento.

Anonima.

anonima.

Bulli lililililalllllllllllllllllllllllllllllllilililililllllllllllllllllll

BATALLA DEL ROBLE.

PARTE OFICIAL DEL JENERAL DEL EJERCITO A LA EXELENTÍSIMA

JUNTA, COMUNICADO A ESTE GOBIERNO EN OFICIO DE 25 DEE CORRIENTE.

Şábado 30 de Octubre.

EXMO. SEÑOR.

MPEÑADA la Providencia en dar nuevas glorias al F ejército restaurador, dispuso el movimiento, que hice el 14 del corriente a efecto de amparar i protejer el tránsito del centro, segun tuve el honor de impartir a V. E. en mi oficio no. 18. de 12 del mismo. Para ello fué preciso reunirme con la division que en mi primera calida saqué de este punto, i a mi regreso quedó en la Florida , no menos que con la del invicto coronel O'Higgins, que en seguimiento i persecusion del enemigo en la retirada que éste hizo de la hacienda de Rere ya se hallaba situado en el Cerro negro i acampé en las alturas de las Lagunas de Avendaño, frente del vado del Roble. El 16 se trasladó el centro formando su situacion como a 3 leguas de distancia del punto en que me hallaba. Asi

(*) El rei no era mas que un ciudadano que presidia la administracion de los negocios. El reinado, si es lejítimo, es una comision dada por el pueblo; si no es lejítimo, es un empleo arrebatado por la fuerza.-El Autor.

situadas ambas divisiones, sobrevino en la de mi mando, que el dia siguiente por un punto enteramente incógnito nos asaltó tan de improviso el enemigo en número como de 2200 combatientes a la misma hora en que se rompió la diana , de calidad, que solo fué sentido aquel, cuando se difundió en todo el campo la algazara de los combatientes. Pero Señor Exmo. no alcanzo a distinguir , ni decidir con certeza, si la intrepidez i denodado valor de 800 de nuestros soldados, con quienes en mui cortos momentos se incorporaron otros ciento i mas, con su respectiva oficialidad brillante i esforzada, se sintió primero que su extraordinaria amovilidad i prontitud en presentarse ya formados al frente del enemigo. La accion ha sido de las mas terribles i de un fuego el mas vivo i tenaz de artillería i fusil de una i otra parte, tal que no tuvo intermision en el espacio de 3 horas i media. Con esta pequeña fuerza, que era la única que pudo i debió reunirse, por estar empleada la restante en guerrillas, i otros puntos, quedó por nuestro el campo de batalla, dejando el enemigo a la vista 180 hombres muertos, inclusos 10 de sus oficiales, i 117 prisioneros, sin contar con otros muchos que perecieron en algunos bosques i quebradas, en donde sucesivamente se fueron encontrando: abandonó tambien todas sus municiones 300 i tantos fusiles exelentes, 6 piezas de artillería de a cuatro, a mas de una que se le reventó en medio del fuego activo que se hizo, i otra que se dice haber perdido en el precipitado tránsito del rio, en el cual se ahogaron igualmente algunos de sus soldados con un oficial apellidado Vargas, i otros arrojaron sus fusiles a la agua a impulso del terror i consternacion inexplicable, que infundió en sus ánimos la sangrienta , vigorosa i heroica defensa de nuestras tro

pas, que le siguieron hasta las mismas riveras del Itata.

De nuestra parte murieron 80, i fueron heridos mui levemente el benemérito, el intrépido, el digno coronel O'Higgins, i el valiente capitan de la gran Guardia Nacional, i comandante interino de la jeneral D. Diego Benavente: de alguna gravedad el capitan de milicias D. Martin Prast, i el alferez agregado a la Guardia Nacional D. Alfonso Benites, i puramente contuso el capitan de artillería D. Juan Morla, cuya bizarria se ha acreditado en todas las acciones en que ha tenido parte este oficial. Seria, Señor Exmo. un proceder infinito, si hubiese de ceñirme a individualizar todos i cada uno de los hechos que han distinguido la gallardia i brillantés del mérito de todos los jefes, oficiales i tropa de nuestra divisio. Por ahora me es imposible dar a V. E. este rato de . satisfaccion i del mayor placer por hallarme un poco indispuesto: lo reservo sí para el parte jeneral, en que específicaré a V. E. el todo de las acciones con que se ha distinguido el valor i esfuerzo de dichos oficiales i soldados. Sin embargo, no puedo dejar en silencio el justo elojio que tan dignamente se merece el citado O'Higgins, a quien debe contar V. E. por el primer soldado capaz en' sí solo de reconcentrar i unir heroicamente el mérito de las glorias i triunfos del estado chileno. Por último, el centro de nuestro ejército ya se halla situado i ventajosamente atrincherado en Buyuquin; pero sucede, Señor Exmo. que con diferencia de un cuarto de hora i por la distancia de tres leguas de nuestro campamento, no tuvieron parte en el dia de gloria que acabo de comunicar a V. E doscientos de nuestros intrépidos granaderos, que marcharon de dicho centro en socorro de la division que se estaba batiendo con el enemigo a virtud del aviso que

a este efecto inmediatamente se comunicó, para que hubiesemos enteramente acabado i tal vez concluido la campaña con la total ruina de este pirata.

Campamento del Roble 25 de Octubre de 1813.

[blocks in formation]

Exmo. Superior Gobierno del Reino. · Sullilledegellllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllu lllulla

SR. GOBERNADOR INTENDENTE

Sábado 30 de Octubre.

ntes de ahora i a presencia de las corporaciones

tengo expuesto con la verdad i sencillez que me son características cuanto ha pasado desde el 4 de Setiembre en los diferentes movimientos populares: por lo mismo he extrañado un oficio que aparece en el Monitor núm. 85, de D. Francisco Antonio Perez, Subdecano del tribunal de justicia, en que atribuye a equívoca imputacion cuanto dije en mi manifiesto sobre la parte que tuvo en la revolucion del 4 de Setiembre, i formacion de la constitucion. Conozco que los recientes infortunios tendrán su cabeza en estado de no recordar, que él fué uno de los concurrentes a las juntas que precedieron ; i aunque no podré decir a punto fijo cuantas veces, pero sí que asistió a la última que se hizo el veinte i siete de Agosto a las ocho de la noche en casa de un deudo inmediato suyo, donde quedó acordado con su dictámen, i el de los demas que concurrieron, cuanto debia hacerse para la ejecucion del proyecto. Lo mismo sucedió para la formacion de la constitucion, i si procede de buena

« AnteriorContinuar »