Imágenes de páginas
PDF
EPUB

VERSION LIBRE DEL CÁNTICO NACIONAL DE ESTADOS UNIDos

Hail great republic of the world.
Miércoles 10 de Noviembre.

AL PUEBLO DE BUENOS AIRES.

3. gloria del mundo, república naciente! Vuela a ser el imperio mas grande de occidente, 0 patria de hombres libres! ¡ suelo de libertad!

Que tus hijos entonen de vides a la sombra, O entre risueñas fuentes sobre florida alfombra, ¡0 patria de hombres libres suelo de libertad

Que a estimar la gran causa aprendan los humanos, I a hacer que sus derechos veneren los tiranos, 0 patria de hombres libres suelo de libertad

Que canten tus hijuelos con balbucientes lábios, I enseñen a los pueblos en la vejez tus sábios, ¡0 patria de hombres libres suelo de libertad

Tus ánjeles custodios te cubran con sus alas, I unidas las naciones en fé i amistad pura,

Te saluden con lágrimas, lagrimas de ternura, 0 patria de hombres libres suelo de libertad

A LA AMÉRICA.

Sonriete Colombia, (") o varonil belleza! La libertad, las musas, i la naturaleza Contigo se sonrien, avivando sus gracias.

[merged small][ocr errors]

Nace a alegrar al mundo tu pacífico imperio,
I a los tristes ofrece un apacible asilo.

Ve las horribles furias, que pasan el oceano A elevar en tus márjenes su destructora mano. No temas: te defiende la diestra del Excelso.

Cuando entre los laureles gloriosa te levantas, Cuantos horrendos monstruos sollozan a tus plantas, Lomberas, Picoagas, Castros, Ramires, Pezuelas!

Entre tantos espectros que la vista repara,
Se ve triste i confusa la sombra de Bergara,
Hombre fecundo en artes, amor de los perversos.

Se unieron en tu daño las pestes del abismo, La ambicion, la codicia, el dolo i fanatismo. No temas, que ya el cielo decretó fueses libre.

4. (Del mismo.)

Miércoles 10 de Noviembre.

LGUNos literatos atribuyen a la constitucion física We Seo\del pais la fria indolencia i el estúpido letargo de

algunos pueblos acerca de sus mas preciosos intereses en medio de los movimientos críticos i de las coyunturas mas difíciles i árduas. Esto proviene, dicen algunos, de la falta de fluido eléctrico en el aire, i de la crasitud de los alimentos. Pero ello es cierto, que aunque lo físico del clima obre sobre la especie humana, las causas morales

influyen con mas fuerza. De aquí es, que en un mismo pais los hombres parecen otros en diversos tiempos, i en diversas clases de la sociedad. El hombre corrompido i afeminado ahora en algunos puntos de la zona ardiente, fué virtuoso bajo el imperio de los Incas. Roma estuvo habitada por los conquistadores del mundo, i despues por esclavos i viles. Ni el clima, ni el cielo, ni la tierra han variado para los Griegos, hoi esclavos i embrutecidos, i en otro tiempo defensores jenerosos de la libertad.

El gobierno, el gobierno es quien influye con mas eficacia sobre las costumbres. Influyen, no hai duda, las opiniones, las leyes, i la educacion; pero todas estas causas están subordinadas al gobierno. Por eso el habitante de un pais libre se diferencia tanto del que habita bajo un gobierno despótico: el que está sujeto a una aristocrácia es diferente del que vive bajo un sistema mas humano i feliz. En aquel los habitantes se dividen en nobleza i plebe. Aquella es las mas veces ignorante, i no trabaja en adquirir mérito, porque le sobra con el de sus antepasados, que talvez fueron opresores del pais. La falta de prendas civiles i apreciables se encubre con el quijotismo, i detras de los retratos de sus abuelos. La plebe en este sistema es digna de compasion. No gozando de los derechos de ciudadanía, es extranjera en su misma patria. Aun los extranjeros suelen gozar de mas consideracion. Como los trastornos i conmociones del órden político no influyen en su suerte; como de ningun modo tiene parte en ellos, manifiesta una indiferencia estúpida en medio de los acontecimientos de mayor importancia. Viva la patria es su clamor en tales casos, venga bien o mal; no da otra señal de vitalidad política, ni aun entiende que quiere decir patria. En la clase de plebe entra el estado llano, puesto que nunca se eleva a los cargos distinguidos. Este estado llano es mui respetable i útil en las monarquías i aristocracias, porque en él hai luces, actividad, experiencia, honor i aptitud. Sin este estado la España i las otras monarquías se habrian acabado antes de ahora. Si en la crisis actual se hubiese confiado a él únicamente, se hubiera salvado la España. No obstante, en las cortes de Cádiz han habido filósofos, i estos no han sido de la alta jerarquía. La naturaleza, decia un sábio, dá los cuerpos; el clima contribuye al temperamento e índole; pero el gobierno modifica a la naturaleza i al clima. La naturaleza inspira a los hombres unas mismas pasiones: la fuerza o la debilidad de estas pasiones depende del temperamento de cada uno; mas el gobierno dirije las pasiones dadas por la naturaleza e impera sobre el temperamento. Unos mismos árboles varían notablemente por la diversa cultura. Los gobernantes son los que cultivan: los hombres, que son los mismos en todas partes por naturaleza, se diversifican entre sus manos, i segun los cuidados que les merezca esta cultura, producen frutos agradables o perniciosos. El ilustre Montesquieu atribuye al clima una influencia demasiado grande sobre las instituciones humanas. Filanjieri ha alegado razones fuertísimas contra su opinion. Lo cierto es, que el despotismo establece igualmente su trono sobre las arenas abrazadas de la Libia, i sobre las nieves del Norte; en las llanuras fértiles del Indostan, i en los desiertos de la Scitia. Aunque abunden las almas débiles en las rejiones cálidas, por la debilidad i sensibilidad mayor del sistema nervioso, i al contrario se hallen , mas almas fuertes en los paises frios; aunque el grito de la libertad se oyó, en el siglo anterior, hácia el Norte de América, cuando al medio dia solo resonaban los grillos;

aunque las rejiones ardientes i las mas templadas hubiesen ya sucumbido al yugo sin mas consuelo que el llanto infructuoso, cuando el idómito Araucano peleaba con gloria por su libertad; sínembargo, hacen siglos a que el Arabe vagabundo elude las cadenas, que arrastra el persa, el ejipcio i el moro, sus vecinos. ¿Hai acaso tanta diferencia entre el clima de la Arabia, i el de Caldea, Asiria, i Marruecos? El Tártaro indómito no habita una rejion mas fria que el natural de Siberia: ni hai un mortal mas endurecido, ni mas esclavo que el Ruso. El Ruso i el Japonés desprecian la muerte, pero viven en servidumbre.

Si el gobierno es pues quien forma a los hombres, se necesita de un gobierno rejenerador para hacerlos republicanos, i defensores jenerosos de sus derechos i libertad.

Ha causado en el pueblo una profunda indignacion la bárbara crueldad con que el gobernador de Lima ha tratado i trata actualmente a los súbditos de este gobierno, que puso en sus manos la negra alevosía de los enemigos interiores. Tanta atrocidad de parte de los realistas, oscuras i húmedas cabernas, trabajar en obras públicas, asesinar en alta mar a un oficial prisionero del ejército del jeneral Belgrano, i de nuestra parte tanta moderacion i humanidad con los prisioneros súbditos del gobierno de Lima ! ¿Quién no ve la necesidad de hacerle cuanto ántes la intimacion i amenaza de una justa represalia? Este es proceder usado en todas partes en iguales casos. Ademas, estos gobiernos jamas serán respetados hasta que formen una fuerza o una potencia respetable por si i por sus relaciones, independiente i soberana, i que por todas partes se haga temer. - (Del mismo.)

« AnteriorContinuar »