Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ayuda de sus compatriotas, que conservó bajo la seguridad que le daban aquellos mismos, i cuya posesion tranquila le defienden las leyes del comun, no deben emplearse jamas contra los mismos que contribuyeron a formarla: ésta injusticia haria indigno de ellas a su poseedor. La nobleza, aquel timbre puramente nominal, que adquirieron nuestros mayores por algun servicio importante que hicieron a la patria, no puede conservarse en nosotros con una conducta enteramente opuesta a la de aquellos; ni el premio que la patria dió a un ciudadano virtuoso, puede ser nunca un motivo para que los hijos del premiado desprecien a los hijos de los premiadores. Debe pues el rico ser indigno de sus riquezas, i el poble debe perder la nobleza de sus padres, cuando uno i otro conviertan su poder i su influjo contra la patria que les sostiene. Esta patria, ya dije en otra ocasion, que no era el suelo que pisamos , ni las casas en que vivimos, ni eran los árboles, ni los rios, ni los montes, sino los hombres que componen la sociedad. Asi, el que niega a los hombres la igualdad de derechos, que les concedió la naturaleza, ese es el verdadero enemigo de la patria, porque es el verdadero enemigo de los hombres. Yo, a lo menos, Cayo amigo, asi lo entiendo, salvo el sentir de aquellos sábios que motejan mis escritos de perjudiciales, i de contrarios a la caridad cristiana. Voto a tantos, Cayo, que me cortaria las orejas, si el mismo San Pablo no aprobase lo , que he dicho en todos mis papeles desde el primero hasta el último. Pero tate, tate, que me han mandado callar en este punto, i podemos concluir la carta con feli-' cidad. Ya he dicho cuanto me ha ocurrido para hacer ver cuales son mis ideas sobre la igualdad, i como por ellas debo aguantar yo en silencio tus versitos, asi co

[ocr errors]

mo tú te soplaste con gran disimulo la defensa que hice
del pobre subdelegado, que se hallaba ofendido en tier-
ra extraña. Si tú aguantaste, ¿por qué no he de aguan,
tar yo a mi turno? No hai razon ninguna que me con-
ceda a mí lo que a ti te niega. Sábete pues, que no
me has ofendido, i que si acaso tuviste intencion de
ofenderme, te perdono a tí de la misma suerte que perdo-
no a cualquiera otro bien intencionado. A mi no me ofen-
de nadie con buenas ni malas intenciones: esto de los in-
teriores solo Dios lo juzga i lo conoce; i aunque algunos
mentecatos quieren acercarse mucho al Ser Eterno, es
preciso dispensarles su delirio, i compadecerles sus mi-
serias.
· Quédate con Dios, Cayo amigo: pídele que te guarde
de cornadas de borrico, i manda a tu invariable servidor
Q. T. M. B.

Dionisio Terraza i Rejon.

· P. D.-Tu eres teólogo, segun dicen, Cayo mio, i podras sacárme de una duda que tengo. El que jura defender alguna cosa buena , como verbigracia , la observancia de una lei, en que se apoya la libertad de los pueblos ; podrá en algun caso de miedo, o de antojo echar a pasear el juramento? ¿I el que juró defender esto i no lo hace, que clase de obra es la se echa encima? Yo creo que debe hacer alguna cosa buena, porque los juramentos los veo, pero no las defensas. Como yo no entiendo de estas materias, deseo saberlas para quitar ciertos escrúpulos que comienzan a darme en que pensar. - Otra preguntita: esta va por lo político. ¿Los reglamentos que se ponen en el Monitor Araucano , son para

observarse, o para que solo llenen el papel, i llevarnos el medio real de bobilis bobilis? ¿Hai algun modo particular de entender aquellos reglamentos, o no tienen diferencia de otra cualquiera escritura? ¿Hai algunos suje-. tos, que pueden hacer lo contrario de lo que alli se manda? ¿Se puede, o se debe quebrantarlos sin que preceda una revocacion formal? Todas estas cosas conviene saberlas, para no caer en errores, i hacer una regla jeneral; porque como cada uno discurre con el entendimiento que Dios le ha dado , unos dicen cesta i otros ballesta, i no nos entendemos. Yo quisiera una respuesta que me convenciera, dejando a un lado toda la paja de las distinciones i de las arbitrariedades, que casi son una misma cosa.

VALE.

ulullrecevoittuilllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllls

Sábado 27 de Noviembre.

A llegado el dia tan suspirado del gobierno co

mo necesario a los pueblos, en que Chile declarando al universo su condicion i derechos, organize la constitucion política i civil que debe dirijirlo. Los momentos son los mas urjentes i oportunos. La Europa trata de hacer un congreso, en que directa , o indirectamente se decidirá la suerte de la tierra: se mudará precisamente la condicion de la España, i la América colonial, o revolucionaria se verá en la necesidad de tomar una deliberacion decidida. Estos momentos están mui próximos, i cuando lleguen , necesitamos hallarnos constituidos en cuerpos políticos, que organizados por una lei

emanada de la voluntad libre i jeneral, nos dén la representacion i dignidad suficientes para hablar i ser oidos de las demas naciones. Es mui probable que los pueblos que aun no se hallan organizados en este dia , sean víctimas de la ambicion europea, o de los mandatarios americanos auxiliados de ella. ¡Provincias de Chile! vuestro gobierno os convoca a un segundo congreso jeneral de la nacion. Este gobierno jamas tendrá el arrojo de imponer leyes a la voluntad soberana del estado lejítimamente reunido; pero si el consejo de unos hombres que han merecido vuestra confianza , que se han consagrado a la felicidad jeneral, i que hoi hablan por la experiencia de los sucesos pasados, merece alguna aceptacion, os ruega que organizeis los poderes de modo que vuestros representantes vengan únicamente con el objeto de formar una constitucion permanente, i no a entorpecer i ocupar su auguslo ministerio en decretos provisionales i leyes sueltas e inconexas, que despues sea necesario revocar por inadaptables al todo de una constitucion. Este defecto i los partidos de las elecciones, han sido siempre la ruina de los congresos. Dos o tres meses, acompañados de la experiencia de los sucesos, sobran para formar una constitucion, i apenas se puede concluir en muchos años trabajando decretos, i llenando el estado de majistraturas provisionales. Todas las materias ejecutivas, militares, i aun económicas se atrazan en manos de un colejio, que aunque de hombres sábios, son muchos i manejan por la primera vez los negocios del estado. Acordaos pueblos, que toda la série de vuestros males, sin exclusion de la actual guerra, tiene su orijen en las disensiones sucitadas en el anterior congreso sobre elejir el cuerpo ejecutivo. Estad seguros que los hombres que os hablan, no tienen ambicion de mando; que os convocan para renunciar en vuestras manos, i que os es notorio el empeño que acaban de hacer para dimitir sus empleos.

Desea pues el gobierno, que al siguiente dia de instalado el congreso, mandeis elejir los tres individuos del poder ejecutivo, i que del mismo cuerpo del congreso se nombren cinco representantes que formen una comision permanente para trabajar el proyecto de constitucion, que os presentará dentro de cuarenta dias; cuya comision será al mismo tiempo el colejio de censores, o senado consultivo del gobierno. Con ella se consultarán los mismos negocios de que hoi está encargado el senado; i cuando el gobierno halle por inasequible seguir su dictámen, le quedará la facultad de convocar extraordinariamente todo el congreso para que resuelva el asunto consultado. Sostituyendo el gobierno ausente de la capital, atendiendo a la guerra , le mantendreis en las facultades, que hoi se le han conferido por la necesidad de sus deliberaciones. El jamas os dejará de consultar en los negocios que permitan las circunstancias.

Si en el segundo dia de la instalacion del congreso no se hubiesen acordado en nombrar los cinco censores del senado consultivo, i por consiguiente no hubiesen nomhrado el poder ejecutivo, entonces en el tercero dia se elejirán por suerte, sacando cinco de todo el cuerpo del congreso que formen dicho senado, i estos cinco en la tarde nombrarán el poder ejecutivo, lo mismo que sucederá si aunque ellos estén nombrados en el segundo dia, no nombrase el congreso en aquel dia el poder ejecutivo. He aqui lo mas interesante de la lei de elecciones.

ARTÍCULO 13.. . Se calificarán para electores, i podrán ser diputa

« AnteriorContinuar »