Imágenes de páginas
PDF
EPUB

“Los rejimientos de Quirihue, Lautaro, la Costa, el del Infante, el de Cauquenes, i el de Linares, han pasado a esta parte bien armados, i respirando ardor patriótico solo piensan en escarmentar a los tiranos i en aniquilar a los piratas. El teniente coronel del rejimiento del Infante D. Fernando de la Vega, reunió la fuerza de dicho rejimiento con una decision i prontitud increible, i prefiriendo el amor i servicio de la patria a sus propios intereses, a su familia, i tiernos hijos, marchó a su frente i lo condujo a este cuartel, donde da ejemplos de patriotismo i de zelo por nuestra gran causa. En breve pasaré una revista jeneral de todas estas fuerzas, remitiré a V. E. su estado, i no olvidaré hacerle presente el mérito de muchos individuos para su premio , i para que se eternizen sus nombres en nuestra historia.”

"Todos los ganados pertenecientes a las haciendas de los perfidos se traen a esta parte: a la fecha se han recojido 1500 vacas, mulas, i caballos: espero siete mil carneros, i mucho mayor número de toda especie de animales vacunos, i cabalgares."

“Con la llegada del Sr. obispo se celebró hoi una funcion solemne en la iglesia matriz de esta ciudad. Peroró su Illma. con tal fervor, demostró con tanta viveza i solidez la justicia de nuestra causa, que todo el gran concurso del pueblo i del ejército exclamó: Viva la Patria. No se pudo presenciar este acto sin enternecerse. En su consecuencia se enarboló con salvas el estandarte tricolor." ()

... Camilo Henriquez.

(*) Oficio del jeneral Carrera en la primera campaña del Sur.-El Editor.

EXORTACION A LOS PATRIOTAS.

Sábado 28 de Abril.

Ajitaba proyectos de sangre, i exterminio
Un complot de malvados en su alma tenebrosa,
Mas quizo confundirlos la Diestra poderosa.
!Perspectiva risueña de dicha i de consuelo!
Sigamos con constancia la voluntad del cielo,
Todo nos pronostica sucesos i laureles:
Si amamos a la patria invariables i fieles
Con patriotismo firme, i heroicos sacrificios,
Dignos de nuestro nombre, i de araucanos pechos,
La patria ha de ser libre por nuestros fuertes hechos.
El cielo lo decreta, i nuestro honor lo manda,
I el interes del pueblo, i salud lo demanda.
La pájina mas bella nos reserva la historia,
Nos espera la fama: corramos a la gloria.

MPATRIOTAS

OS

C OMPATRIOTAS chilenos! El dia glorioso para Chile se

acerca por momentos. Los tiranos van a confundirse al ver el aparato majestuoso con que un pueblo soberano se levanta de improviso del abatimiento en que yacia, i desplega el valor, la enerjía, i los recursos inagotables del mas vivo patriotismo. Un ejército de doce mil combatientes, reunidos en pocos dias a las orillas del Maule, baten el estandarte tricolor, al mismo tiempo que en los mares del Sud se presenta por la primera vez el pabellon de la libertad americana. Creyó el tirano hallarnos divididos, pobres, i sin fuerza; pero él tiembla hoi al verse atacado por mar i tierra de un modo que jamas pudo preveer su ignorancia. Ya conoce, aunque tarde, que su invasion le precipitó en la última ruina de su miserable poder ; pero nosotros debemos escarmentarle, para que ni él, ni nadie ose en adelante perturbar nuestra paz. No escape de nuestro rigor un solo pirata de los que han entrado en nuestro territorio, i con esto habremos puesto una muralla impenetrable en nuestras costas.

Desprendámosnos todos los patriotas de cuantas superfluidades inventó el ocioso lujo de una vida femenil: dediquemos nuestras estériles riquezas a la salvacion de la patria, i conozcamos que nada valen los metales encerrados en una arca, ni adornando una suntuosa mesa, sin la seguridad individual. Reduzcamos a dinero efectivo nuestras preciosas vajillas, i consumámoslas en la guerra, ántes que exponernos a cederlas por presa de los enemigos. Si las grandes naciones, como la Inglaterra , la Francia, i Alemania, no cifran su poder en poseer esos muebles de oro i plata, que sirven lo mismo que de otra materia menos valiosa, nosotros que no somos menos ilustrados, ¿por qué hemos de conservar estos monumentos del lujo mas perjudicial en los estados ? Cedamos pues en beneficio de la patria, o de nosotros mismos, unas preocupaciones que son el alma de la esclavitud. Compremos nuestra libertad, i sea al precio que se fuese: esto es lo que nos ha de dar la existencia política i natural.

[merged small][merged small][merged small][ocr errors]

Modos saben que las principales armas de la impo

tencia de los tiranos, son la intriga, la perfidia, i la mas negra alevosia. Por hoi tenemos una de las infinitas pruebas de esta verdad. .

- Cuando nos hallábamos con el parlamentario de Pareja D. Estanislao Varela, llegaron sus avanzadas en número de 400 hombres, i empezaron a tirotear nuestros centinelas que estaban al otro lado de las orillas del rio Maule. En concecuencia de este atentado quise volverles la mano, i para ello dispuse, que despues de oraciones saliesen 200 granaderos, 100 nacionales, i 300 milicianos de caballería a atacar su primera fuerza que estaba en las Yerbas Buenas. Llegaron al campo enemigo a las tres de la mañana, i sin ser sentidos, hasta el quien vive de las centinelas. Contestó el alferez Rencoret la patria i muera el rei, con una descarga cerrada. Avanzaron los granaderos mandados por el teniente retirado D. Santiago Bueras, por el expresado Rencoret, i por el americano D. Enrique Eyrross, que sirve de aventurero en el ejército. Tambien lo hizo el capitan de la guardia D. José María Benavente, i parte de los soldados que mandaba. El denuedo de la tropa fué imponderable. Hicieron huir al enemigo, le tomaron toda su artillería, que se componia de siete piezas, le mataron 300 hombres, i muchos oficiales. Segun las señas i papeles que les sacaron de los bolsillos, se creen muertos el jeneral de la segunda division D. José Berganza, el intendente Vergara, el comandante de los dragones, el mayor jeneral, i entre otros muchos, algunos afirman que el jeneral en jefe.

¿Quién podria persuadirse que el ejército enemigo estaba todo reunido? Constaba de dos mil hombres de infantería, i de cuatro mil de caballería. Los pocos soldados nuestros fueron suficientes para destrozarlos, tomarles el campo, i llegar al extremo de que habiéndoles intimado la rendicion el capitan Benavente , contestaron estar rendidos, i que no se les hiciese mas fuego. .

Los incomparables granaderos llevaban la muerte por cualquiera parte donde combatian, burlando al enemigo hasta el extremo de tomarlos por los cabellos, tirarlos al suelo, i acabarlos a bayonetazos. .

Se dispersaron por el campo en persecucion de los piratas, i otros tiraban las piezas para retirarlas del peligro que esperaban cuando el enemigo conociese la poca fuerza que le atropellaba. .

La muerte del tambor, que imposibilitó la 'reunion de nuestros soldados, fué la causa de que no acabasen con todo el ejército del gran Pareja, en el que solo se oia el muera el rei de los valientes defensores de nuestra patria, i'el perdon de los aventureros."

Habian ya arrastrado a brazos los cañones casi hasta el puuto de salvarlos, cuando despertando el enemigo cargó sobre los nuestros haciendo fuego de fusil i de cañon que les obligó a retirarse con los despojos i algunos fusiles. Un solo granadero trajo cinco, i he dado la órden para que se les paguen a 16 ps. siendo completos, i a doce si no lo están. Otros han sacado onzas de oro, relojes, sables, i vestuarios completos. Por esto conocerá V. E. lo serenos que ocupaban nuestros soldados el campo que acababan de ganar.

Quiero ser injénuo para hacer a estos el honor que justamente se merecen , i para que esta leccion sirva de ejemplo. Si no se divierten en el saqueo , i obran unidos, ellos solos acaban con el ejército real, i ya estaria el nuestro en marcha para la Concepcion sin el menor obstáculo. Sin embargo, espero que asi suceda en el moinento que reciba el refuerzo.

Viva V. E. seguro, que no tenemos que envidiar el valor de las mejores tropas del mundo, i no olvide jamas

« AnteriorContinuar »