Imágenes de páginas
PDF
EPUB

hombres en Concepcion i en la flota de Valparaiso. Los españoles mismos, que proclaman a todo el mundo la uniforme adhesion de sus conciudadanos a Fernando VII. i que solo por la violencia de las armas puede ser arrastrado un español a obedecer al tirano, para rendir homenaje en el acto i en el punto que ocupan las bayonetas; con todo han derramado infinita sangre de sus compatriotas, i muchas veces contra el derecho de las jentes, para castigar sus opiniones, i han establecido las mas severas i escrupulosas formalidades para admitir en su sociedad i empleos a los residentes en las provincias ocupadas militarmente por los franceses.

Sin embargo de la enerjía con que estos antecedentes deben estrechar al gobierno para cerrar los ojos a todos los medios de conciliacion i hospitalidad; quiere no omitir paso que mas i mas convenza a los europeos i americanos la justicia i sinceridad de los chilenos, i que nunca pensará confundir el delito con las casualidades del oríjen i relaciones: en cuya virtud, i de acuerdo del Senado, del cabildo, i demas corporaciones que representan a la patria, decreta lo siguiente—

ARTícULo M.o

Todo europeo puede pedir al gobierno carta de ciuda

dano chileno, justificando su adhesion a la causa de la patria a satisfaccion del gobierno.

ARTícULo 2.o

Todo americano indiciado de opiniones contra el sis

tema del estado, puede reclamar un decreto del gobierno, que le compurgue i justifique de estos indicios, probando su adhesion en forma bastante.

ARTICULo 3.o

A mas de las pruebas o conocimiento de patriotismo, que debe tener el gobierno respecto del interesado, para otorgarle la carta de ciudadanía, o decreto de purgacion, precederán como formalidades necesarias el informe del prefecto a cuyo cuartel corresponda, i del procurador de su respectivo cabildo, i despues de expedido dicho decreto, se sancionará por el senado.

ARTICULO 4.o

De esta fecha en adelaute no podrá persona alguna adquirir empleo, eclesiástico, secular, o regular, político, militar, o civil, sin ser americano afecto a la causa de la patria, o europeo ciudadano.

ARTICULo 5.o

Queda a disposicion del gobierno acordar lo conveniente sobre los empleados actuales, que no pidan carta de ciudadanía, dando las pruebas suficientes para otorgársela: en intelijencia, que éste no ha de ser un título de necesidad, sino de espontánea adhesion a la causa de la patria. Por consiguiente, el gobierno cuidará que sin omitir los medios i providencias necesarias a la seguridad pública, conozca todo el mundo que no se quiere ciudadanos forzados, ni por interes.

ARTICULo 6.o

La carta de ciudadanía puede revocarse, i recojerse, lo mismo que los decretos de purgacion de indicios,

siempre que no se reconozca en los agraciados pruebas manifiestas de su adhesion, e interes por la causa.

Dado en el palacio de gobierno de Santiago a 8 de Mayo de 1813.

Francisco Antonio Perez=José Miguel Infante=Agustin de Eizaguírre=Egaña=secretario.

SQ289823.222

Martes 11 de Mayo.

la patria consolida su revolucion en medio de esa armoniosa alternativa de sucesos prósperos i adversos, que forma el cuadro de la gloria. I mientras la perfidia de los enemigos nos presenta a cada paso lecciones de cautela i prevision, los espíritus jenerosos se empeñan en celebrar los triunfos de la libertad, de ese objeto adorado de los hombres, que exita el valor en los peligros, constancia en los trabajos, i placer en la misma muerte consagrada al honor, a la virtud, a la fama, por los buenos republicanos. El diputado de Buenos Aires (correspondiendo sus congratulacionos a Chile por las victorias del Perú) quizo manifestar su gozo en la de las Yerbas Buenas: i puso en casa del Vocal Presidente la mejor música el 2 del corriente. Fué grande el concurso de jóvenes patriotas: un aire de popularidad majestuosa bañaba los semblantes a todos: el dulce, pero compuesto júbilo del bello sexo le hacia no menos amable que respetuoso: la alegria presidia en la mesa: los ciudadanos Henriquez i Vera, sentados a la cabezera, i cubriéndose un gorro de libertad, precedida la venia del gobierno, (que estaba presente) alternaron los brindis con tres veces tres por el órden siguiente— Henriquez. La impotencia de los tiranos rinde homenaje al poder de la libertad. Vera. La justicia de los derechos del hombre triunfa por la razoni por la espada. Henriquez. A la felicidad futura de la América. Vera. A la gloria del sIGLo XIX. Henriquez. A la ilustracion universal. Vera. Al bien del jénero humano promovido por los hombres libres. Henriquez. Al aborrecimiento del despotismo i amabilidad de la libertad. - Vera. Triunfos del Sud, victorias del Norte, independencia continental. Henriquez. El valor araucano superior a la táctica europea. Vera. Las armas nos preparan las leyes bienhechoras. Henriquez. La constitucion americana hará virtuosos ciudadanos. Vera. La posteridad sentirá su beneficencia, recordando con bendiciones los trabajos de sus padres libertadores. Henriquez. Merescamos contarnos entre estos Manes honorables. Vera. A merecer la fama i la inmortalidad. Henriquez. A la union i confianza recíproca del pueblo i del justo gobierno. Vera. A la majestad del pueblo, al triunfo de la naturaleza. Henriquez. Al supremo autor de la independencia que proteje sus obras.

[graphic]

El presidente ciudadano Perez. A la fraternidad, i fuerte alianza del gobierno chileno i arjentino: confúndanse nuestros enemigos.

Los CIUDADANos HENRIQUEZ 1 VERA CANTARON LUEGo EL

SIGUIENTE HIMNO.

Salve patria adorada
Amable, encantadora;
El corazon te adora
Como a su gran deidad.

Salve, cuanto tu nombre
El valor ha inspirado,
Con que se ha recobrado
La dulce libertad.

Salve, que al invocarte
La voz del rei se humilla,
I Solamente brilla -
La luz de tu fanal.

De esa luz prodijiosa
Ha sido conducida
La lejion aguerrida
Que te hace respetar.

Obedeció la noche
Al resplandor divino
Que enseñaba el camino
A la Hueste inmortal.

Por do quier que envestia.
Llevaba la matanza,

« AnteriorContinuar »