Imágenes de páginas
PDF
EPUB

mentamos un secreto rencor para con la estremada complacencia de su estrella, quisiéramos que el corazon hubiese conquistado o por lo ménos pagado con mayor jenerosidad tanta ventura. En una palabra, reprochamos a la hermosa Julieta que haya sido mas calculadora que sensible, que no haya amado nunca. El amor es como la muerte el gran cancelador de las deudas sagradas, el corazon que ha pasado por su crisol severo queda de hecho purificado a nuestros ojos. El contacto humano, el contacto por excelencia que nos hace solidarios i hasta cómplices de los séres en la realidad, como las ficciones del teatro i del romance es el amor, i aquellos que se han su "raido a su dominio nos inspiran no sé que alejan ento receloso i casi hostil. Como el Evanjelio, el dolor nos ha enseñado a perdonar mucho a los que han amado mucho. Pero, hé aquí que una nueva leyenda viene a estremecer de pronto a nuestros ojos la imájen hasta ayer insensible, un fulgor ténue nos ilumina intensamente sus pupilas, parécenos que a traves del cuello alabastrino surje una onda de calor, de vida; que el semblante se enciende i luego bruscamente empalidece como si una contraccion le hubiese oprimido intensamente el corazon... Todo se anima en torno de la bellassilueta lánguida i voluptuosamente reclinada: la imájen de Chateaubriand en el severo lienzo suspendido al muro, el inmenso paisaje de la «Abbaye au Bois», la cima del acacia que acariciaba los ojos i el alma de René, los campanarios punteagudos que cortaban el cielo, las silenciosas cuerdas del arpa abandonada, el jenio de Corina en el lienzo inmortal...... hasta las cenizas de tres cuartos de siglos en el nicho marmóreo de la gran chimenea, hasta el tictac del péndulo que contó las horas..... .. ...

«Es el amor que pasa».
Mme. Récamier tiene un romance.

-

MIGUEL LUIS ROCUANT

Le conocí como apasionado lector de las poesías de Manuel Gutiérrez Nájera i de las Glorias de Asturia, habiéndole encontrado, ántes de manifestarse poeta en el periodismo, en la tribuna cantando, en entusiastas discursos, himnos a la independencia de los pueblos i las aspiraciones del hombre. Comenzaba entónces, hace de esto diez años, a romper el cascaron el futuro bardo de la poesía panteista chilena, que ya habia cantado, con estro soberbio, Guillermo Matta en su poema En las Montañas. Soldado-ciudadano, es decir conscripto, todavía ántes de ser periodista, como Pablo Dèroulede, se reveló poeta en las escenas del cuartel, escribiendo su libro de combate o de tendencias guerreras, que los poetas tienen siempre esa tendencia al heroismo. En 1898, dice el conde Angelo de Gubernatis, en su «Dictionaire International des Ecrivains du Monde Latin» publicó Rocuant, Impresiones de la vida militar: en 19o2 Brumas, poesías líricas; despues La Onda i la Espuma i ¿ Sobre este poema panteista le escribió Max Nordau: «Con verdadero placer puedo decirle que su fisonomía intelectual i moral se destaca cada vez mas de sus versos. Es mui interesante averiguar las influencias estranjeras que han contribuido a formar a Ud. Creo encontrar de Musset; Byron bastante; de Hugo algo, un poco de los decadentes franceses i talvez de algunos parnasianos. Pero si Ud. se inspira de algunos maestros, Ud. no imita a ninguno i este es su gran mérito. Alma-Mater es una bella profesion de fé panteista, cuyo soplo recuerda, a veces, a Lucrecio. Hai muchas estrofas de una entonacion magnífica. fuertes i armoniosas. Ud. tiene un gran vuelo. Su horizonte abraza dominios mas vastos que la lírica simplona de los juveniles amores, de los cantos de ruiseñor i

[graphic]
[merged small][graphic]
[merged small][ocr errors][ocr errors][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic]

los tristes adioses. En su lírica entra toda una concepcion del mundo i de la vida, toda una Weltanschauung. iluminada por la luz rosa de la poesía i eterizada por una vision de arte».

I agrega la revista madrileña «El Mundo Latino»: «La música de Rocuant es sonora, rítmica, bien sentida i mejor espresada, denotando una galanura de estilo i un léxico admirable, como asimismo el dominio absoluto del consonante que tiene este poeta». Cantor de la belleza, sentimental hasta el grado exelso, romántico a ratos, a momentos erótico, Rocuant se señala por el espíritu estudioso i perseverante que ha definido para llegar al fin de su ideal de conquistar un glorioso nombre en las letras.

M. L. Rocuant prepara un nuevo libro que intitulará Murmullos de mi Selva.

Las Ignoradas

Cerro Santa Lucía.

Cubriendo peñascos enormes i grises,
al borde del cerro, colgaban tapices
de leves, lijeros rosales en flor:
la red delicada del suelto ramaje,
sutil i flotante, formaba un encaje
de rosas nevadas i oscuro verdor.

Al sol matutino, de lo alto prendidas,
bajaban cubriendo, las ramas floridas,
la parte del cerro cortada en talud,
i hacian con sombras i luz arabescos
si por sus dibujos, livianos i frescos,
pasaba una brisa del norte o del sud.

Al soplo errabundo, fugaz del estío, sus lágrimas ténues dejaba el rocío fluir de la rama, la fibra o raiz; algunas brillaban, caian al suelo

« AnteriorContinuar »