Imágenes de páginas
PDF
EPUB

naciones asociadas a este convenio de diplomacia intelectual. Este pensamiento no debe abandonarse i debe llevarse a su mas feliz i progresiva realizacion, porque de él depende la vinculacion de estas nacionalidades por medio del sentimiento del arte, i de la propagacion de la palabra escrita a traves del alma de los pueblos. Estados Unidos insinúa por medio de su prensa i de sus estadistas, como del profesor de la Universidad de Pensylvania, Mr. Leon S. Rowe, esta alianza intelectual entre los americanos del norte i los del sur, como un medio de llegar a la unidad del continente. Esta diplomacia nos asegurará el conocimiento i la estimacion de nosotros mismos, la espansion de la cultura americana en todos los países de la misma raza i el robustecimiento de la literatura continental.

VII

Los escritores de América que en 1872 afluyeron a Chile, cada uno en su rol, ofrecieron el caudal de su talento a la obra de la literatura chilena.

Santiago Estrada presentó al estudio de la crítica, su bello libro descriptivo de la espléndida naturaleza de su patria.

Interesó vivamente a todos los escritores que constituian el núcleo de la intelectualidad chilena.

La chispa de la pampa se trasmitió a las pájinas fogosas del escritor arjentino i encendió el pensamiento en la mente de los escritores chilenos, haciendo brotar, vivaz y ardorosa, la polémica periodística que sacudió los ánimos i las hojas de los diarios i las revistas.

Juntamente con el libro de Estrada, el alambre eléctrico unió a Chile i la Arjentina cruzando las pampas i la cordillera. Fanor Velasco, el brillante redactor de la Revista de Santiago, consagró a ámbos acontecimientos pájinas, las mas bellas de su pluma, en su Revista de la Quincena. La vida social, literaria i política, sintió los estremecimientos que el pensamiento comunica a los organismos civilizados. Al referirse al libro de Estrada, decía: «Aquello es un canto. La palabra está en armonía con la majestad del pensamiento, con la magnificencia del panorama, con la fantasia de la ilusion, con la profundidad de la fé. En cada una de aquellas fantasias de poeta i de aquellas confesiones de creyente, descubrimos al atrevido paisajista que encuentra una idea en las hojas de los árboles, en la trasparencia de la atmósfera, en la elevacion de las montañas. Hai animacion de estilo, vigor de pensamiento, orijinalidad de puntos de vistas; fuerza, dulzura, colorido, amenidad. i canta la inmensidad». Los Apuntes de Viajes, de Estrada, arrancan una pájina entusiasta a Jorje Isaacs, el poeta de Maria, que, en pintoresco pensamiento, esclama, en las columnas de El Mercurio: «árbol que produce esos frutos, será padre de una selva». Luis Guimaraes Junior, poeta, novelista i periodista elegantísimo, de un estilo el mas vivaz i elocuente, puso de relieve, en artículos de la Revista de Santiago i en Sud-América, los escritores de su patria. Nos dió la brillante relacion de la vida del poeta de la música Antonio Cárlos Gómez, autor del Guaraní; la poetisa Narcisa Amalia; del poderoso diarista luminense Francisco Octaviano i de los pensadores ilustres Casimiro de Abreu i Machado de Azis. - Guimaraes Junior aportó a la literatura chilena su libro de versos Los Corymbos, que despertó la pluma delicada y galana de un prosista orijinal i modesto. por mas que pertenezca a la mas alta cultura, Arturo Toro Herrera, pensador esquisito i refinado, Las pájinas de Guimara es Junior, se conservan en la literatura chilena como las mas brillantes que se han escrito en Chile, por su aticismo, la delica deza de su espíritu, la espiritualidad de su pensamiento i la elegancia i supremacía de su intelijencia. Su literatura entusiasma, hace hervir la sangre en las venas, porque su pluma refleja el encendido calor del trópico i los matices i colores de las florestas maravillosas de su patria. Jorje Isaacs, derrama su cuerno de flores andinas en los periódicos i revistas i las poesías de su númen se esparcen a porfía por todos los hogares intelectuales de la capital santiaguina. Augusto Ferran, el cantor de Soledad, introduce en Chile i en América las dulces i amargas IRimas de Gustavo Adolfo Becquer. Adolfo Valdés, el poeta proscripto que sucumbe en un hospital, consolado en su ostracismo i en su horfandad por esa familia sin nombre i universal de las hermanas de caridad, escribe en El Salon artículos llenos de humorismo i espiritualidad fina i refinada i poesías de tierna dulzura i de encantadora fantasía.. Moncayo i Chiriboga, reproducen la historia del Ecuador i escriben libros i folletos que la historia americana ha recojido ya como preciadas joyas para enriquecer la literatura del continente.

Antonio Zambrana, hace repercutir los ámbitos de las salas de reunion de la Academia de Bellas Letras, con su elocuencia conmovedora, levantando la tribuna a su mas alto esplendor histórico i literario americano. Eujenio María Hostos, el dominicano educador, redacta La Patria, colabora en la «Revista Chilena» i publica su libro de Peregrinacion de Bayrohan. En la tribuna canta la odisea triste i gloriosa de su patria cautiva. Yo le escuché en una velada, silencioso i conmovido. Se presentó pálido itriste en la tribuna. Su frente parecia oprimida por el peso de un gran pensamiento que lo abrumaba. Su palabra brotó vacilante de sus lábios. Su voz era baja, i entrecortada, como si un inmenso dolor embargase su garganta. Era que el recuerdo de su patria cautiva le oprimia cruelmente el corazoni al hablar de ella en el seno de un pueblo libre, sus palabras se traducian en lágrimas que no caian de sus ojos, pero que brotaban de su alma. Lentamente su pensamiento fué mas seguro, su refleccion mas luminosa i su elocuencia se hizo irresistible. El cuadro que nos describia, la revolucion de las Antillas, de los proscriptos errantes por América, convertidos en misioneros de libertad pidiendo un óbolo para rescatarla, a todos enternecia, miéntras su trémula voz fulguraba rayos de fuego contra la opresion i entonaba himnos de gloria a la América emancipada. Despues de peregrinar por el Brasil, Hostos volvió a Chile i fué fundador i rector del liceo Miguel Luis Amunátegui, permaneciendo en este pais hasta que Santo Domingo alcanzó su independencia. Regresó, entónces, a su patria i allí reposan sus cenizas, cerca del hogar de sus mayores. Cumplió una mision augusta en la América, como educador i literato, como tribuno i escritor propagandista. Sus libros de educacion publicados en Chile, han sido incorporados en su literatura al lado de los me. jores de sus mas ilustres hijos. Cooperó al mas brillante movimiento literario chileno i su nombre figurará, con honroso timbre de gloria, en los anales de la intelectualidad de América. Asi se ha formado la literatura del continente, elaborándose la vida de sus escritores esclarecidos a traves de la historia de las nacionalidades.

VIII

Una jeneracion intelectual briosa i orijinal ha sucedido a la anterior. marcando nuevos rumbos a la literatura chilena moderna. Hombres esclarecidos en las letras han continuado la tradicion gloriosa del pensamiento i del arte. En los diversos jéneros literarios han culminado talentos cautivantes por sus rasgos de injenio i la novedad de sus producciones. La poesía, de indole nativa, llena de gracia esquisita, ha sido cultivada con imitable primor de concepto i de inspiracion por Antonio Orrego Barros, que ha heredado las condiciones talentosas de sus intelectuales projenitores Jóven, casi un niño, se ha revelado poeta criollo espiritual i tierno, melodioso i delicado en su arte

« AnteriorContinuar »