Imágenes de páginas
PDF
EPUB

EL SER Y LA REFLECSION-LA RELIGION Y LA FILOSOFIA.

(Inedito en frances y traducido para esta edicion por J. E. P.)

Buscamosla verdad y aceptamos como tal la lev, todo cuanto nos rodea nos impulsa á establecer como base de nuestras investigaciones nuestra propia existencia. Hé ahí. señores. una ley y un hecho que acompañan puede decirse al pensamiento humado desde su primer paso. Esta ley que nos domina constituye la base de los principios que me propongo desenvolver para probaros,

1. * Hay una religion.

2. * Hay una filosofia. Habrá una religion y una filosofia. Mas antes de entrar .en el movimiento lógico de la idea, debo

dejar establecidas mis premisas y los principios invariables de toda certidumbre. Cual es la verdad primera? Curtí el fundamento de toda creencia? Cuil la reflecsion del ser? La primer autoridad? La evidencia fundamental de todo acto? Permitidme use de la severidad dialéctica.

Podemos dudar de todo escepto del ser. El ser existe, todos estamos de acuerdo en creer en su existencia.—Sin existencia tampoco podriamos dudar. Pensar, pues, equivale A creer.— Creer a ser, siendo la existencia la base de todo pensamiento y de toda creencia.

Siguiendo el método mas racional—Toda verdad de deduccion debe traer, ó arrancar SU fuerza y autoridad de la verdad primera y fundamental. En otros términos: —Las partes deben encontrarse en el todo—La variedad Sé apoya en la unidad—El fenómeno en el enlace primitivo—El efecto en la causa—Elmovimiento en la fuerza—La variedad en la identidad.

Vivimos, mas la vida seria como sirio existiese para nosotros sino tuviésemos \aconciencia —es decir, sino la siñtiésémós, sino la' compréndiésemospor medio def pensamiento.—Pensar importa pues tahtb' coirio éléváfsé á"si rhísinó en medio deíéspértácu16 íns'taBte delos fenómenos.—'Pensar es afirmar.

Xú'd^findáon es el nacimiento ó aurora intelectual <íé la hvmatítdad. '

Se trat i de despejar la afirmacion, de correr el velo que la oculta á los ojos, y para ello no necesitamos mas que analizar esta'síntesis primordial, esen esta primera afirmacion que debemos encontrar lo que buscamos. Descartes nos dice «Pienso, luego existo. Siguese como consecuencia necesaria de esta filosofía que, todo acto, pensamiento ó creencia, que no parta de este principio, es falso.

La lógica de este principio revolucionó la filosofía, mas introdujo (ambien ese terrible protestantismo científico Cuyos resultados deploramos en el dia (Edei). Mi método es el mismo, pero me separo de Descartes desde el punto de partida—Yo no veo la personalidad aislada pensando en sí misma—afirmandose j no reconociendo otra verdad que la del pensamiento que converge hacia sí propio. - No. Yo veo el ¿er y en él una distincion—Yo creo al ser una forma de vision—una ley de vision—una fuerza de imperiosa conformidad, una asociacion indispensable en las ideas de la revelacion primera. Yo soy ser; yo afirmo, y en este hecho encierro en si toda la filosofia, y el método y criterio de certidumbre, porque esta vision de mi mismo es forzosa, no puede dejar de ser, jo no puedo dudar, de aqui deduzco con la lógica (que hace en este momento su aparicion al pensamiento) que el pensamiento de mí mismo es necesario—que hay una ley que yo no he hecho,puesto que me domina y me impone la escenciajr la forma de esta.

Asi yo no soy el todo, jo no soy el creador de mi mismo — y j o obedezco pensando en mí á una lev que no he hecho.

Yo veo el ser y el ser es infinito.

Yo veo el ser y no veo el ser finito. . .

La primera proposicion es la forma necesaria de la concepcion del ser en el primer movimiento del pensamiento. El infinito. Yo soy, mas jo soy finito : ved ahila distincion fundamental.

Al presente la lógica existe—tratase tan solo de seguir el movimiento de la idea; pero es preciso no confundir la distincion lógica que responde ála distincion del ser. El yo vé el infinito—i esta vision es coexistente en la cronologia del pensamiento. Yo no puedo ver otra cosa sin estar despertado á la vida, mas esta vision establece igualmente por medio de la lógica la autoridad eterna del infinito. Lo finito recibe al nacer el sello, la ecesidnad, la forma, la lógica, la ley que lo hace creerse ási mismo bajo la subordinacion del efecto á la causa, del mulíiploá la unidad; finito coexistiendo con el infinito en el pensamiento primero;finito derivando del infinito— finito en el tiempo infinito en la eternidad—finito en el efecto—infinito en la causa—finito en el espacio—infinito en la inmensidad—finito como movimiento—infinito como inmutabilidad idéntica de la substancia eterna que se piensa y se ama.

Ved ahí señores, establecido el primer hecho, el origen de la ciencia—Los análisis que pueden hacerse y las deducciones que pueden sacarse encuentran en todos los espíritus—con la fé de la humanidad bajo la forma de espontaneidad ó instinto, la creencia de la filosofía bajo la forma de la reflexion y de la lógica. El error no se versa sino sobre las apercepciones mas 6 menos completas de la apercepcion primera. La reflexion es la vuelta al pasado—la vision se convierte en memoria, yes entonces que el olvido que para mí es el error, puede tenor lugar.

Quién negara el ser, quién la infinidad del ser, su eternidad. Aquel que no crea sino en el yo está obligado á reconocerse infinito y eterno, para satisfacer á la necesidad lógica—y hé ahí el egotismo insensato de que os suministra ejemplos la filosofía de Fichts.

Quién dice que la nada puede engendr ir alguna cosa? Y la nada es imposible estais obligados á afirmar la eternidad del ser y con ellal .s consecuencias que de ellas se derivan. Todos los axiomas no son sino la afirmacion del infinito y del finito bajo diversas formas. La afirmacion es la fatalidad del pensamiento—el hombre no puede nada—vé y siente que es imposible pensar de otra cosa que aquella que la ley del pensamiento le impone.

Y sea dicho de paso, esta fatalidad es la mejor prueba de la libertad. (Permitidme esta digresion). La razon piensa. La libertad obra. La razon no puede negar el pensamiento, está fatalmente encadenada á la luz. El error es posible, mas su suicidio es incomprensible. El vé el ser, vé la ley, vé la relacion "entre ambos, imposible afirmar la nada, imposible negarse ó si mismo, imposible decir dos y dos hacen cinci. Ved ahí una fatalidad. Cierto es que la libertad puede querer el absurdo y decir dos y dos hacen cinco, no lo es menos el que no prevaleciera so idea, y en este casola libertad procede segun la vision ó el motivo, y con el poder de la insurreccion. Si este querer, si sta actividad aplicada á la, volicion fuese una fatalidad, cómo ppdria levantarse contra.ja fatalidad 4e la luz; eso equivaldria i ujta fatalidad contra otra, lo que no es posible, por cuanto la verdadera fatalidad tiene que ser una é indivisible como la verdad, y una fatalidad combatiendo á otra, es la suposicion de la nada luchando con la existencia. La verdad no pjuede combatirse a si misma.

Si la fatalidad es una verdad absoluta para el hombre, necesario es negar la voluntad que habeis establecido. La fatalidad es la razon y lo que la combate no puede ser razon.

S¿ la volicion es el motivo que obra, y, este el pensamiento, la volicion seria el pensamiento, y el acto humano solo lo seria de contemplacion—la accion estertor no existiria.—Hé ahí la consecuencia vigorosa a donde conduce la negacion de la libertad y Spinosa la establece diciendo: Voluntas

De donde se sigue que la vida es la negacion de la accion y que millones de hombres realizan esta negacion, practicando el pantheismo de Budha.

Si la vida.es el motivo, el motivo el pensamiento, este la fatalidad, la fatalidad seria entonces la verdad; la verdad en la esfera que hablamos es idéntica, es una, y tendriamos que la mas grande unidad y la mas absoluta identidad reinarian en la vida. £1 finito cumpliria sus leyes «omo una rotacion astronómica. El orden reinaria en tofos los grados de la vida humana, la contradiccion, seria imposible y nosotros seriamos de una pasibidad monstruosa en medio de la grandesa inteligente de nuestras almas.

El infinito existe y nosotros lo hemos sentado por medio de la afirmacion—El finito eiiste y todos los momentos de nuestra vida lo demuestran, ó por mejor decir, la vida es la identidad continua de su afirmacion.

Establecidos los dos término", la relacion entre ellos ó la lógica se establece de por sí y demuestra la inferioridad de todo ser indivisible y la limitacion del finito temporal ó lo que es lo mismo, la creacion. El problema de la creacion encierra en si toda la ciencia. Es fácil apartar las dificultades negando la necesidad del pensamiento, mas la verdad existe apesarde la importancia racional, dela esplicacipn lógica.—Qué se diria de aquel que negase la eternidad porque él no ,veia.sino la sucesion obedece á la ley de la atraccion? Aqui sin necesidad de numerosos ejemplos encontramos la verdad, mas no podernos facerla ..entrar en las fórpiulás científica*: Debemos negarla apoyándonos en la autoridad {le la fórmula?, flo—Las fórmulas, han sido fyechds.para ja yerdady no las verdades para jas*fór(nulas como las constituciones y lqs sistemas pplíticos han sido hechos jiara los pueblos y no estos para aquellos.

£1 ideal ante todo, es decir, la afirmacion, la realidad, ,1o incomprensible, y asi mismo la evidencia primera, la revelacion indisputable del infinito en Dios, del finito en el pensamiento, de la libertad, en el hombre. ¿Ésto no es la creencia como vision? lafé como lóg;$a? y la gloria rfe la humanidad guardar es^a fé en el infinito apesar de la insuficiencia científica del finito que lo afirma, y de ja libertad gue lo proclama? Esciste pues una fé primera, es el testamento sagrado, una vision pri" mera, es la revelacion eterna.— La mision del pensamiento humano consiste en profetizar á la conciencia, porque cada vez que la Romanidad vuelve hacia el foco Se donde parte so existencia, se inspira, por decirlo asi bajo la.accion de Dios mismo y su conmocion sirve de ritmo á su mireha hacia el lleno de su mistoripso destino, misterio simbolizado en la comunion fraternal de todos los hombres en la inagotable fuente de la luz y del amor.

Hemos visto la fé, la vision primera, y |a lógica fundamental: Dios—el hombre y la relacion de subordinacion del último, hehura, efecto, finito, en presencia de la }ey de la causa del infinito. Esta creencia es el dogma, y este dogma la afirmacion que la filosofía lleva en sus entrañas, y $1 fundamento de toda religion.

$1 dogma, es la unidad'fundamental de la existencia y de la creencia—la unidad quien armoniza las diferentes manifestaciones de la vida, y es por ello que ella .forma asi mismo |a base de la religion encadenando á los hombres por medio deuna ley que es la verdad superior, incondicional en su ciencia, y trancendental en el movimiento sucesivo de los seres—La .rejigiop ,es la ,fé, el fundamento la naturaleza de Jo que sefta pensado—La filosofia es el pensamiento deDips pensado por .el hombre. •

Dios viene con Ja reljgipn,—el .pensamiento de Dios con el

« AnteriorContinuar »