Imágenes de páginas
PDF
EPUB

DE LA COMUNICACION DEL ALMA CON EL CUERPO.

% KI cuerpo~Ln Ben«aclon--y la materia.

(iKÉDITO.)

Sabemos que tenemos alma, por la conciencia. Sabemos que tenemos un cuerpo por la sensacion en la conciencia, y sabemos que hay materia ú objetos exteriores sólidos, tangibles, visibles é invisibles por la impresion que nos hacen sobre el cuerpo, y por la sensacion del cuerpo organizado sobre el alma.

La conciencia es pues la facultad que nos revela la existencia de la materia.

¿Pero cómo el cuf.rpo obra sobre el alma, ó como la materia puede revelarse al espiritu?

En otros términos ¿qué es materia?

En primer lugar, las cualidades que de ella conocemos, como la extencion, divisibilidad, porosidad, elasticidad, solidez, fluidez, liquidez, no nos dan a conocer el nubstraclum, la esencia, la realidad que contengan. Los sentidos nos trasmiten la sensacion de color, sonido, resistencia, calor, frio, movimiento, pero la cuestion queda siempre en el mismo punto. Los sentidos que son los reveladores de la existencia de la materia, no han podido, ni pueden darnos la nocion de su esencia. La observacion y la esperiencia no pueden pues descubrirnos la esencia.

El alma, no teniendo en su ser y en su conciencia un elemento material, tampoco puede darnos razon a este respecto.

Si la observacion y la experiencia externa é interna nonos pueden enseñar lo que es materia, es decir, si la fisica y la psicologia son incompetentes, no nos queda sino la metafísica. Si algo se puede adelantar en este tfsuuto, solo puede ser por ese medio.

Llamamos materia el otro, ese no-yó, esa realidad exterior, causa de nuestras sensaciones.

La sensacion es un efecto. El alma sabe que ella no se ha producido ese efecto. Luego hay una causa externa.

¿Qué es esa causa externa?

No hay causa, sin un ser que la substente, sin substancia, sin realidad, siu cosa en fin que tenga la virtud de producir efectos.

Luego la materia es substancia, es un ser, es una realidad existente, es una fuerza.

Si la materia es substancia, su existencia es eterna, porque no se puede aumentar la cantidad de substancia existente. La substancia es inauinentable y es indisminuible.

Si la materia es eterna, tenemos el dualismo de Dios el organizador, y de la materia la organizada. ¿Es posible conciliar este antagonismo mctüfísíco?—Nosotros prostergamos esta cuestion, quizas la mas difícil de la ciencia, para volver al punto que nos ocupa.

La materia aunque es causa, se me presenta como divisible. ¿Puede llegar esa division al iufinito?

Si la materia puede ser dividida al infinito, se evapora, se disipa, y desapareceria. Debe haber pues un punto que no puede traspasar la division.'

Pero si se llega á un punto indivisible, se presenta,la dificultad de un puuto extenso é inextenso al mismo tiempo. Punto extenso, puede ser dividido. Queda solo el arbitrio del punto inextenso.

¿Puede haber puntos inextensos, átomos,en una palabra? Ejs claro que para los que creen ser la calidad fundamental de la maieria la extension, no puede haber un punto material sin extension. Pito para el que crea que la extension puede nacer de los puntos inextensos, 'hay atomos. La extension no es á juicio mio, (j en esto me separo de los filósofos) la calidad fundamental de la materia. La extension materiales una manifestacion de justa.posicion de átomos. Asi como el matemático construye con dos puntos inextensos uua linea, asi con dos átomos á distancia se puede crear una extension material. La extension es resultado, pero no es calidad esencial de la,, materia» asi como la í.«wa de diez unidades, no es una cualidad, ó una existencia, sino la reunion de las unidades indivisibles que en la suma se reunen. La extension creo que es una suma.

Si la division en la materia tiene limites, hay átomos. Si algo £e puede descubrir sobre la esencia de la materia ha de ser i en el átomo. El átomo es elelemento indivisible de la materia.

El átomo no puede ser visto, ni tocado, ni observado. No entra bajo el poder de los sentidos, ni del alma. La física y la psycologia quedan segregadas de nuevo, y tenemos que coiíUlnuar con la metafísica. •i . 1

El atomo es substancia.! El átomo compone el mundo externo que miramos. El átomo como elemento esencial de la materia, es material.

Hay otra calidad que fisicos y filósofos. reconocen: es la impenetrabilidad.

En el momento en que se reconoce la impenetrabilidad/la existencia del átomo es innegable. No puede haber impenetrabilidad , sin indivisibilidad. Desde qu^hay un ser impenetrable es claro que hay un ser indivisible. Suponír la division "de la materia ni infinito, es negf.r la impenetrabilidad. Y es sorprendente que los filósofos no hayan visto la incompatibilidad que existe entre la extension divisible del infinito y la impenetrabilidad. Ese, y otros errores vienen de ideas preconcebidas sobre la materia. Se ven ciertas antinomias, se quiere conciliar el dog^ ma de la creacion con la razon, y de ahí nacen esas afirmaciones incompatibles y atrevidas. •i • . •

Nosotros no tenemos ideas preconcebidas que hacer triunfar, ni sistema que esponer. Razonamos, nada mas, sin inquietarnos de lo que se derrumbe ó de lo que surja.

No es pues la extension una cualidad de la materia. Lo (¡ue 'lamamos extension es la distancia. ¿Quién dirá que la distancia es cualidad de la materia? Puedo suponer dos átomos, dos monadas, dos espíritus, dos puntos matemáticos á la distancia de un millon de leguas. Hé ahí una extension de un millon de leguas. Pero podré decir que esa extension, ese intérvalo, esa separacion, esa distancia, son cualidades esenciales de los dos puntos, de loe dos espíritus, de las dos monadas, o de los dos átomos?—De ninguna manera.

Ademas, yo supongo esa distancia en el vacio. ¿Podre decir que la extension de ese vácio es una cualidad de la materia? Supongo una separacion eutre dos espíritus—) digó: el fespiíritu A está distante del espirita B, de una extension de mil leguas.

Hé aquí dos espíritus, constituyendo la extension.

Luego no puede ser calidad de ningun sor. . i i '.ir: ¡ v.A

La estension no es mas que el espacio. El espacio no es materia, ui es espíritu: es una idea y nada mas.

Kant lo llamó la forma de la sensibilidad. •" ¡u .

Queda pues á nuestro juicio demostrado que la materia es impenetrable é indivisible en sus elementos, átomo al elemento impenetrable é indivisible de la materia.

Desde el momento en que hay un elemento impenetrable — indivisible, es claro que la reunion de dos de esos elementos, no pueden ocupar el mismo lugar. Dos elementos, dos átomos contiguos ocupan dos lugares; dos lugares ya forman extension, es decir materia que puede ser dividida. Acumuladlos átomos y como en ellos va la fuerza, teueis la idea de solidez.de resistencia. Si uno ó mil átomos no son capaces de presentar á nuestros sentidos uu objeto de resistencia, losen! un millon, mil millones, etc.,. la cuestion es de número.

La materia impenetrable es fuerza, y como fuerza tiene accion.

Esa accion sobre nosotros es la sensacion.

Pero la sensacion no be podido obtenerla sino por medio de mi cuerpo. Hay pues comunicacion entre el cuerpo y el espíritu. ¿Como puede verificarse este fenómeno?

£1 organismo tiene un punto céntrico, á donde terminan sus ramificaciones. Ese punto céntrico, ¿puede ser un átomo central ó varios?

Si el alma comunica con el cuerpo, ha de ser por medio del átomo central. El problema consiste entónces en saber, cómo se verifica la comunicacion del átomo material con el átomo espiritual ó la monada que es el alma.

Al presentar la cuestion, vemos que la metafisica hace desaparecer las insuperables dificultades que hasta hoy han dividido á los filósofos.

¿lis acaso el contacto ó comunicacion de la materia con el espíritu? »

Examinemos. •

Eu la idea de átomo vá comprendida como condicion esencial la idea de fuerza. Esta ideaescl puente del abismo.

¿La fuerza es material ó espiritual?

¿Quién podrí asegurar que la fuerza es material puramente ó espiritual?

La fuerza no es material. La fuerza no es espiritual.

La fuerza es una, substancial. La fuerza de Dios, del alma, o del átomo es la misma en esencia.

¿Quién dirá que la centella eléctrica, ó la fuerza que lanza esa centella es material?

¿Quién dirá, que el pensamiento ó la fuerza que agita á los seres inteligentes sea puramente espiritual?

Hay un punto en que la electricidad no se distingue del espiritu. Hay un punto en que el espíritu no se distingue del átomo. La nocion de fuerza es comun á las dos substancias. Y si se busca una diferencia entre la materia y el espíritu es en la libertad que se encuentra. .

La nocion de fuerza, la fuerza, es idéntica en las dos aspiraciones que reviste la substancia.

¿Como entonces la fuerza del átomo material, puede comunicarse á la fuerza del átomo espiritual? *

Por el movimiento.

¿Cómo se verifica el movimiento en mi alma? Aquí la psicologia nos auxilia.

Una idea se asocia á otra idea. Un motivo impulsa una determinacion de mi voluntad. En ambos casos hay modificacion y por consiguiente hay movimiento. Un pensador desde el fondo desu sepulcro de milanos agita mi mente con su pensamiento. En mi ser hay movimiento por la sucesion de las ideas.

¿Cómo se ha verificado el movimiento en mi mente, ó en mi ser espiritual?

Por la relacion necesaria que las ideas tienen entre si.—Veo un efecto, pienso en la causa. Recuerdo á Platon, y veo á Sócrates en el Areópago.

Luego el movimiento depende de la relacion de las ideas, en este caso.

Un cuerpo impulsa á otro y le trasmite el movimiento. Hay pues una relacion necesaria entre el agente y el paciente.

Ahora el problema se presentade este modo:

¿Qué relacion puede haber entre el átomo y el alma, ó vice-versa, para verificar una comunicacion y una accion, quepuede ser recíproca? ,

Hasta ahí la psicologia;—vuelve la metafísica.

El átomo es substancia y es fuerza,--es impenetrable.

El átomo en accion es la fuerza,—y siendola fuerza impenetrable, el alma encuentra otra fuerza que no es suya. De aquí nace la idea de solidez y resistencia.

El alma sabe que no es infinita. El átomo no posee la fuerza absoluta. De lo que se deduce que ambas fuerzas se limitan.

Esa limitacion es la comunicacion.

« AnteriorContinuar »