Imágenes de páginas
PDF
EPUB

La diferencia consiste en la forma que ia dirige. La fuerza en Dios es infinita, porque su forma es infinita. La fuerza en el alma es finita porque su forma es finita. La fuerza eu el átomo es finita porque su forma es finita.

Si Dios, fuerza infinita, opera, influencia sobre el espíritu, no puede ser sino por medio de la razon sobre la voluntad.

Si el espíritu opera ó influencia á otro espíritu, no puede ser sino por medio del lenguaje a la razon sobre la voluntad.

Si el cuerpo opera sobre el cuerpo no puede ser sino por medio de la fuerza adaptada ásu forma; hay cuerpos que cristalizan y otros no, hav cuerpos que ceden a la fuerza ma\or que la de la atraccion y varian de lugar.

Si el espíritu opera sobre el cuerpo, es porque desprende fuerza que pone en accion la fuerza del cuerpo segun su forma.

La fuerza del espíritu es la misma que la de los cuerpos. La* diferencia consiste en la forma que reviste la fuerza en un espíritu, y la que reviste en un cuerpo. Hay grados de fuerza espiritual, asi como hay grados de fuerza material. Hay grados de fuerza de atencion, grados de fuerza de voluntad. El alma lucha y vence la distraccion para concentrar en un punto su atencion. Bl alma lucha y vence la tentacion para ejercer un acto de virtud. En estos hechos hay esfuerzo espiritual para dominar otra fuerza espiritual; asi como el germen vence el peso de la tierra que le oprime, asi como un volcan vence la ley de atraccion por un momento para arrojar sus escorias.

La fuerza del alma para comunicar al cuerpo el movimiento es fuerza que provoca fuerza. Si las fuerzas pueden sumarse y comunicarse para producir un resultado mayor, la fuerza vo. lente se suma á la fuerza del cuerpo. Si mi causa volente ó fuerza espiritual es lo mismo en esencia que la fuerza fisica del átomo, no hay objecion á la suma de las fuerzas, no hay objecion i la trasmision de la fuerza.

La fuerza se llama voluntad en los espíritus. La fuerza se llama atraccion, capilaridad en los cuerpos, y todos los fenómenos de fuerza se reducen á la electricidad. De modo que la cuestion puede reducirse á estos términos: • ¿ Puede la voluntad comunicar con la electricidad ó vice-versa?

La electricidad es indivisible, es la fuerza pura de la substancia, ó de las substancias. No hay substancia siu fuerza, luego no hay subtancia sin electricidad. Pero asi como la fuerza no es el único atributo ó propiedad de la substancia, sino que supon* al mismo tiempo y de una manera necesaria la forma ó direccion del movimiento, la electricidad vá determinada ó gobernada por la forma de los cuerpos.

La voluntad del espíritu es la fuerza, y como la fuerza es una en su esencia, y no hay dos esencias ó calidades de fuerza,la voluntad es la electricidad del espíritu. Pero así como la electricidad está sometida a la forma del ser eu quien reside, la electricidad del alma es determinada por la forma racional ó consciente del espíritu.

Si en el átomo la electricidad es fatal porque la forma del atomo es siu reflexion sobre si misma, sin jo en una palabra, en el alma la electricidad por la forma de reflexion sobre si misma puede ser dirijida, suspendida y es por eso que es libre el espíritu, ó el yo, que no es mas que una substancia con «1 poder de reflejarse.

Si el alma estí unida á un cuerpo, el como de la union, se verifica por la identidad del principio de la fuerza que es el que mueve y trasmite el movimiento.

Quiero mover mi brazo. Mi electricidad consciente mueve á la electricidad del organismo. La electricidad desprende la electricidad de otros cuerpos. La electricidad del espíritu desprende la electricidad del cuerpo segun las leyes del organismo. No hay imposibilidad, y creemos resuelto el problema de la comunicacion del alma con el cuerpo.

Noviembre 5 de 1863.

LA

AMÉRICA EN PELIGRO

(i)

(1) Habríamos querido insertar como introduccion a este trabajo virios •escritos de importancia, debidos a las notables inteligencias de los señores Laurindo Lapuente y de D. H. C. Fajardo, pero nos privamos de ello, por seglar el plan que nos hemos propuesto al hacer esta edicion. (N. de E.)

i

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »