Imágenes de páginas
PDF
EPUB

paternidad providencial ?-Qué mas prueba de la inmortalidad, qué mayor garantia del destino?

Si. Nuestro destino es feliz, pero bajo la condicion del heroismo.-Gracias al Ser Supremo! Sea la última palabra de mi libro, escrito en el dolor y con la conciencia del peligro, una palabra de alegria y de victoria.

ARTICULOS VARIOS

EL MENSAJE DEL PROSCRIPTO.

.. A LA NACION CHIEENA.

LUZ-LEZ.

Para los pueblos como para los individuos se presentan momentos providenciales en la historia. Comprender la idea del momento histórico y encarnarla en la vida nacional, es lo que constituye a las naciones en grandes ajentes, en gloriosos misioneros de la causa divina que deben realizar en la tierra. Todo hombre y todo pueblo que pretendan no solo à la soberanía, sino al espíritu de creacion y de gloria, deben atender a la pulsacion del tiempo. Aislarse en sí mismos, negar la intelijencia å las grandes miras, renunciar al deber que impone la situacion geográfica, y la situacion moral es abdicar en la historia y provocar a otro pueblo mas digno que sepa llenar ese vacio.

Los pueblos cooperan con mas o menos conciencia a la construccion de la grande obra, al edificio del templo universal: la creacion de la humanidad en la armonía de las razas y naciones. Los que no elevad su inteligencia a ese fin sagrado, pierden la direccion del camino y se encaminan å la disolucion. Navegan en el tiempo sin norte conocido y se estrellan á cada paso en los escollos. Esto es lo que se llama desgobierno, causa de la aparqula o despotismo.

Los hombres ó las masas que viven sin unidad en el pensamiento, caen pronto en la desunion. Se enervan las fuerzas vitales sin empleo, los sintomas de muerte se presentan: la indolencia, la cobardía para pensar, cobardia para el trabajo, cobardia para combatir el despotismo. Si el mal se prolonga, esos pueblos, sino son devorados por sí mismos, tienen que ceder la tierra al dominio de los mas dignos, porque la tierra y la soberania, han sido como el imperio de Alejandro, legadas al mas digno.

Para señalar el deber de Chile en el siglo, es necesario no concentrarse únicamente en los limites geográficos de la patria. Somos un elemento constitutivo del mundo, elemento vital en América, elemento necesario en la América del Sur. Hombres de Chile, tened la ambicion que la Providencia nos señala, nuestro deber es grandioso, comprended! Hablais mucho de ferrocarriles- voy a hablaros del ferro-carril de la nacion Chilena en el siglo XIX.

II.

La agitacion mas universal que presenta la historia es la que actualmente presenciamos.

No es el tiempo de los cataclismos fisicos; no es el siglo de las dinastias que se fundan, ni el de cruzadas por conquistar sepulcros. No es la cruz, nï la media luna enrolando a las hordas humanas al combate. No hay Atila desprendido, ni tampoco pueblo alguno para lanzar la marsellesa á los imperios. Es el alma del planeta que se levanta á tomar conciencia de su personalidad mutilada en las rejiones y en los climas. No hay una idea soberana en las banderas--las alianzas mas estrañas se presentan. La barbárie organizada en papado y autocracia, se declara campeon del cristianismo; y las monarquías, las oligarquías y el Sultan apelan á la civilizacion. Los'asesinos de los pueblos invocan al Señor;-los asesinos de la Revolucion invocan al génio de la revolucion, y los asesinos de la libertad sę arman para defender la independencia. Son las tinieblas que şe esparcen sobre la faz de la tierra para preparar el estallido de la luz: el triunfo de la República en el mundo.

Se desesperaba de la libertad... Cuando los medios humanos parecen agotarse ó se presentan impotentes ante la usurpacion

triunfante, es entonces que el génio de la humanidad prepara la nueva faz de sus destinos. Es la conspiracion de la Provi. , dencia.

Se coronó el perjuro y escarneció á su pueblo. La idea proscripta, las nacionalidades sucumbieron en su sangre. Las esperanzas de la revolucion se evaporaron, y esa anunciacion de la era universal de la humanidad vencedora de todo despotismo, volvió a bajar a las mansiones sepulcrales.-Se entronizó el imperio.

Hoy otro imperio amenaza a los imperios. Es la fuerza contra la fuerza. · El poder de Occidente, no tiene palabra en justicia, ni lógica que oponer a la lógica del Czar. i Qué injasticia ở que mentira no han legalizado los déspotas que se llaman civilizados de Occidente! Al frente de Nicolás, de poder á poder, de legitimidad á legitimidad, de autoridad a autoridad se encuentran humillados y vencidos. La Rusia representa la lógica y la fuerza del pasado, papa y emperador, soberano por la gracia, dominador del pensamiento, esclavizador y verdugo. La Francia de Bonaparte el chico está en una posicion falsa é inferior. La espedicion de Roma, la abolicion de la Repúbliča, los asesinatos del 2 de Diciembre, la violacion de la palabra y de la ley, el perjurio mas nefando que conoce la historia, son atentados mas trascedentales que todos los crimenes del Czar.

En tal situación la Francia tiene que apelar á la idea de la Revolucion.

La idea de la revolucion es la libertad y solidaridad de los hombres y de las naciones. Emancipacion interna ó la libertad del alma y de su revelacion por la palabra; ---emancipacion interior ó el ejercicio práctico y directo de la soberania,-emancipacion esterior ó soberanía de las nacionalidades. Solidaridad, es decir, reciprocidad del derecho y de la vida, comunidad del deber y organizacion de la fraternidad en la política. Esta es la idea dela revolucion. Este es el nuevo génesis.

La Francia no tiene otra idea á que apelar. . Si invoca el catolicismo, la Rusia se ha levantado á nombre del cristianismo y es mas ortodoja que la Francia;- si invoca la monarquía ó la consolidacion del despotismo, la Rusia es teocracia y autocracia;-si invoca la independencia de los pueblos, la Rusia pedirá cuenta de Roma y de Arjel à la Francia, de la India a la Inglaterra: de la Silesia y de Posen á la Prusia; de

la Hungria, de Bohemia y de la Lombardia al Austria, y de las provincias griegas al Sultan. Si invoca la civilizacion, el imperio francés fundado en un perjurio y en una traicion no es un modelo: El Czar se proclama el representante y la garantia de la civilizacion, declarándose el campeon de la autoridad, de la propiedad y de la familia, el campeon del orden con la soberania absoluta en sų persona. Si la Francia invoca la unidad, la Rusia es la qnidad mas compacta y presenta el Panslavismo como dominacion universal de los Slavos para la pacificacion del mundo,

El Occidente no tiene idea con que combatir. La Francia tiene forzosamente que apelar a la idea de la revolucion para vencer. Esto es lo que nosotros llamamos asistir con conciencia a la accion del espíritu en la historia, Revelacion y espectáculo sublime! Vencian tus enemigos, Libertad. El pueblo iniciador te habia traicionado y la fé en tu divinidad ante el materialismo se ahuyentaba. Todos tus enemigos se unieron, todo el pasado se concentra y precipita las hordas del Asia y de la Rusia, sin tener una nacion refujio, sin ningun pueblo, á retaguardia por consuelo, ni ningun pueblo por esperanza á la vanguardia. ¿Cuál era tu asilo?—La Providencia. Derribado el altar, proscriptos tus hijos, cuando crucificada yvendida, los hombres escojidos volvian sus miradas á Caton, entonces se escucha algo como la diana matinal, se vé algo como la elaridad de la aurora, se siente la profecía de la aparicion del verbo. Tus enemigos no se engañaban cuando te sepultaban como rey de la tierra. Hoy retroceden los guardianes sepul. crales espantados ante la resurreccion de la IDEA.

Cuando los monarcas se ligaron contra la revolucion francesa en su principio, obligaron a la revolucion á precipitar su logica, a decapitar la monarquia á proclamar la República.

Las mismas causas, la misma lógica, las mismas concecuencias se verán. La Francia no puede hacerse centro del Espíritu y 'capitanear al Occidente sin proclamar a la República.

Tal es el aspecto del mundo. La Rusia avanza. Es el pasado servil, es la esclavitud del alma y del cuerpo. El Occidente se vé en la necesidad de arrojar la mascara : de invocar la democracia, la causa de la revolucion. Y es asi como vuelve a aparecer la libertad como relijion del porvenir para asentar su reino sobre el desquiciamiento del orbe. La libertad es la gra

« AnteriorContinuar »