Imágenes de páginas
PDF
EPUB

El deber constituyendo la sociedad en la solidaridad de su destino.

Entre el derecho y el deber, hay armonía preestablecida, pero armonia gera/quica, que subordina el individuo á la sociedad, la parte al todo.

El derecho se identifica con la persona, es la condicion de la individualidad, y de aquí nace que confundimos con frecuencia los deseos, pasiones, y voliciones de la persona con el derecho de la persona.

El Deber es la condicion de la existencia social. Es la DeuDa del individuo al todo y en el conflicto de la vida no hay otra solucion posible sino el sacrificio del elemento al todo.

Por lo que hace al individuo, las dos manifestaciones de la sustancia que luchan en su organizacion, una corresponde a todo lo que se llama egoismo y otra á lo que se llama sacrificio. La parte material es ciega, el momento es su vida. La parte espiritual es luminosa, la eternidad es su patria.

El derecho está pues sometido al deber. La perfeccion, ley primitiva, exije la aproximacion constante de uuestro ser hacia el ideal. Esa aproximacion no puede efectuarse sin la dominacion de todo lo esclusivo, de todo lo egoísta, n nombre del derecho comun que es el deber.

II.

Ademas del carácter sublime de la ciencia cristiana, tenemos que agregar á la doctrina del sacrificio. la revelacion práctica de esa ciencia por medio del ejemplo y de la encarnacion de esa doctrina en la enseñanza que con sus palabras y sus hechos Jesu-Cristo nos legára.

El cristianismo bajo este aspecto puede ser llamado la doctrina del amor supremo envolviendo eu sus ondas á todas las manifestaciones del amor.

Las modificaciones de los códigos; el reconocimiento de la igualdad y su influencia en las instituciones; el haber dado a todo ser humano por infeliz que fuere el carácter de hijo de Dios y hermano de todos los hombres; las revoluciones en las costumbres bárbaras de la antigñedad; la dignidad de la esposa; la santidad de la familia; el carácter de soberanía impreso sobre la frente de todo hombre; el carácter sacerdotal y la institucion del culto intimo y directo con la divinidad; el consuelo prometido; la esperanza evidenciada; la rehabilitacion de todo mal; y la promesa solemne de la pacificacion sobre la tierra sentada al rededor del mismo banquete ofreciendo en holocausto la reconciliacion y de la fraternidad de las razas y naciones.

Hé ahí muy en resumen los fragmentos de ese divino testamento sellado hoy dia con la sangre del justo, á quien nadie convencio de pecado.

La humanidad necesita comunicar con el ser. Sin esa comunicacion vaga estraviada en los espacios, perdida como cometa flotante en una parábola sin fin.

De todas las comunicaciones religiosas con el ser infinito, los cristianos presentan hoy en este dia el cáliz con la sangre del sacrificio por la redencion de nuestros males y pueden preguntar á todas las relijiones existentes si tienen algo de nuevo, de mas sublime, de mas caritativo que la doctrina cuyo aniversario celebramos.

Las sociedades aspiran en todas sus manifestaciones por acercarse á ese ideal. Es el fuego interno que alimenta el movimiento de los pueblos buscando la realizacion de la solemne promesa de la paz consigo mismo, y de las nupcias solemnes con la creacion que es su teatro, y con la divinidad que es su origen y destino.

ParanA, Abril de 1859.

El. 18 DE SETIEMBRE DE 1854.

LA SEGUNDA CAMPAÑA.

A donde vas joven soldado:
Voy a combatir para libertar de
tirania del hombre el pensainientola
la palabra, la conciencia.

Benditas sean tus amas, joven,
soldado. • (Lamennais).

Salud! dia de recuerdo. Fué en este dia que aparecióla estrella de Chile en el firmamento de la América.—Cuando la libertad lanza una palabra por el órgano de un pueblo, esa pat

labra la incrusta Diosen Ibs espacios. $oda nacion que se liberta, es una estrella que suspende en su inmensidad para iluminar su templo.

I.

Recordar el aniversario de la patria y vivir sin patria ;—recordar la Independencia y ver la rápida pendiente á la dependencia;—recordar esa gloria y presenciar ignominias;—tepetir la palabra de verdad de aquellos tiempos y escuchar en sutugar á la falsia !-¡>Qué ha pasado sobre tu superficie, tierra de nuestro amor?—Los hombres que ya no son y que te dieron vida, se levantan para preguntar si Loncomilta ha sido el CanchaBayada de la libertad.—¡Quién es ese invasor que se ha asentado sobre la obra de los sacrificios?—Dónde ha emigrado esa soberania que arrancamos al pasado para restituirla a su santuario que es el pueblo?—De qué guaridas ó sepulcros ha salido ese jénio de muerte que marchita la espontaneidad^de una rara? A dónde se escondia, chilenos, ese jérmen de dominacion que por la fuerza y el engaño en lugar de la Ciudad de los libres levanta una penitenciaria para las almas nobles y un convento paralas jeneraciones nuevas? vencimos en Maipo, abolimos la conquista, proclamamos otra vida—¿dónde estaba el espíritu de esta nueva conquista? Oidlo, padres de la patria,—en nosotros mismos.

Era en nosotros que existia él elemento servil que esplotado por malvados, nos domina.—Habeis antepuesto una pasion mesquina á la República y os despotiza el egoismo. Cuando la libertad no es el principio vital, llovamos en nosotros una tirania que nos hace siervo*.

¡ Es acaso una ley de la especie humana esterilizar su vigor en humillarse y luchar por obtener la corona del fratricidio ?— emplear su inteVijeftcia en Iblsificar la verdad, su corazon en atesorar rencores y sus brazos en servir de carcelero ó de verdugo?^- O nos hemtts engañado, nosotros los del linaje de la revolucion y tan solo hay dignidad en el éxito, verdad en la fuerza, ideal en el egoismo y relijion en la materia?—¿Hemos de abandonar el patrimonio dela tierra como herencia eaclusiva de los malvados, y rolo creer qnc en otra esfera veremos la realidad de los principios?—Hémos de creer que los latidos sublimes de la historia y los presentimientos por la paz y justicia universales son sonidos del instrumento ya roto de la armonía dela creacion?—Séamos entonces mas audaces. Reueguemos la.evidencia de la ley del bombre y sobre los trabajos delos, sábios, y los sacrificios de lqs héroes, arrojemos el sarcasmo á su memoria y pulveVizcmos sus obras. —Tengamos la audacia de. lanzar un satanico desmentido á ía conciencia y como los judios, remachemosla corona de espinas en la frente del verbo inmaculado.

No tienen los enemigos esa audacia.—Luego tributan homenaje á nuestra causa. He ahila victoria de la verdad, nuestra victoria. No son falsas las antiguas promesas, no ha sido infecundo el trabajo, ni lía sido ineficaz el sacrificio que debe constantemente alimentar el holocausto con la sangre mas pura, por la mas bella de las causas, que es la transfiguracion del hombre en una humanidad cristiana y soberana.

Si la campaña se prolonga, es porque ya no bastan los iniciadores; es ahora los pueblos que forman su educacion por sí mismos, arrancando de su propio seno al enemigo. Ya no es esterno, es interno. Ya no hay que derribar una conquista, hay tan solo que redimirse á sí mismo.—Es por esto que la linea de batatla abraza el mundo y que las. viejas tutelas sociales, políticas y relijiosasse coaligan, porque han columbrado sus funerales que se acercan.

H.

¿Que es de la revolucion? ¿Donde está el ideal? Tan solo responden la independencia conquistada y la riqueza en aumento. Sobre el derecho, sobre la justicia, sobre la fraternidad, sobre el porvenir, el silencio. La mente social ha sido transformada y se encamina el alma de la patria y el espíritu de la revolucion al fanatismo de los pueblos decrépitos: el materialismo.

Cunndo por el estado de las luces, el despotismo no puede apoyarse en dogmas, ni engañar con principios, entonces apela al egoismo. Dice: deslumbremos la inteligencia con la riqueza, ahoguemos el sentimiento en la avaricia, convirtamos la voluntad eu el movimiento maquinario. El hombre cambiará el ideal que pudiera arrebatarlo á las alturas, por lo que satisface al animal.—Sabeis el resultado y el fin de ese trabajo. Lamennais lo ha dicho: "Preparar un festin para gusanos."

Tal no ha sido el fin propuesto. iNo ha sido ese el ideal de la Independencia, ni se derramó esa sangre por riquezas, ni se fundó una patria para servir de potrero al egoista. ¿Cuál es la idea, cual la ley, cuál es la moralidad conque pretendeisreeemplazar la causa de este dia?

¿Quereis ser fuertes? Os envaneceis con que os llamen la Inglaterra de la América?—La fuerza suprema es la justicia. La Rusia es fuerte, es lo mas fuerte como unidad y como número y jamás llegareis á igualar la fuerza de la Rusia. ¿Aspirais por el ideal del Ruso? Empezad por adorar á vuestro presidente-arzobispal. ¿Quereis esa identidad para vosotros? Ser Ruso es ser siervo.

La Inglaterra es grande, es fuerte, es respetada y respetable. Sabeis lo que es la Inglaterra? En ese pais no se conocen los estados de sitio, ni las facultades extraordinarias. En ese pais, todas las fuerzas sociales, parlamentos y reyes, aristocracias togadas y territoriales^e inclinan ante la inviolable majestad del ciudadano. El habeas corpus ha consagrado en los hechos, en la práctica la libertad individual. Y teneis eso vosotros?—trabajais por cimentarlo?—Responda vuestra carta, vuestra policia, vuestras leves de imprenta.

¿Deseais ser ricos—Por ideal á la riqueza! Declaraos entónces los judíos del continente.

¿Queréis ser colosos sin atender al derecho? Edificareis la estátua simbólica de la Biblia, cuya cabeza era de oro y pies de barro. Cayó una piedra del monte y rodó el coloso al precipicio.

Si decís, queremos el bien que se toca, que se palpa —adelante, os diré: simplificad vuestro trabajo. Para eso no necesitais llamaros nacion, ni mentir llamándoos república. Sereis un manso rebano bien comido, esplotado por jesuítas, sereis pa* raguayos que besaban la mano que los azotaba.

Pero prosperamos, decís.—Hay una hacienda que prospera,-" todos los dias el gran hacendado regala agua bendita y los animales se multiplican, los árboles florecen, las cosechas abundan. Los Americanos señalan á Chile como el fundo mas bien administrado de la América.

« AnteriorContinuar »