Imágenes de páginas
PDF
EPUB

nocerlo, sino ¡miarlo; no solo amarlo, es necesario practicarlo, l'ero ni el conocimiento, ni el amor, ni la practica son sufi. tientes, si la idea, el amor y la voluntad no se acercan á lo eterno, sino reciben el bautismo divino que solo pueden darlo la filosofia y el corazon de Jesu-Cristo.

Todo bién, toda belleza son emanaciones, ó mas bien partici. paciones de| seren quien todo bien y belleza residen. Lo que es bueno, bello ó justo, lo es por su conformidad al ejemplar divino, al tipo ó idea de bondad y de justicia. Si buscamos la medida que es la retóla, no la encontraremos sino en el ser que es la medida de los seres, en el distribuidor de la vida, en el regulador de las acciones. Fuera de esto, anarquia ó despotismo, oi cada uno, ó si cada egoismo se bace el regulador y la medida, habrá tantas medidas cuantas personalidades, tantas personalidades cuantos momentos caprichosas se presenten; témpestad perpetua levantada por el soplo de un painperosin ley y sin conciencia.

Hay pues que vivificar el principio de Union; el principio religioso por esencia. "I

No me refiero á ninguna religion, sino al principio superior, á todas ellas, al principio verdaderamente universal que es ia .libertad, la caridad. . , .' '.'

JXo ereis que despues de tantas desgracias y esperiencias, despues de tanta utopia, de tanta discusion, no crcis que despues de todas las constituciones, instituciones y leyes que no llenan el abismo de Curcio, algo se ha olvidado, que es necesario despertar?

Ese algo es el ideal, la estrella polar delas naciones,el principio que fecunda toda vida. Sin Dios no hay libertad, pero si,' tas tinieblas de la fatalidad ó de la fuerza. ¿Siu la libertad inmortal de qué sirve la vida? Sin la fé, sin la religion, siu el carácter eterno de la causa, la libertad sucumbe. Y esa fé, esa réiigion, solo pueden venir de la enseñanza y de la práctica del ítíéaf, en las leyes, en el libro que esperan los pueblos, en los hechos del hombre, en la palabra, en la práctica pública y privada del ciudadano. Lo demas viene de suyo. La paz, la prosperidad, la gloria, solo pueden venir de la encarnacion del corazon de Jesu-Cristo, que es el tipo vivo del ideal mas bello que jamás apareció sobre la tierra.

¿Cuál es el soplo que recorre la pampa, resonando en la aldea y la ciudad? No es el verbo del Cristo, es algo, como reminiscencia del verbo de Satan.

VI.

Sobre todas las necesidades del momento, veo desarrollar la necesidad trascendental de la enseñanza del Evanjelio.

El Evanjelio es el punto divino, por donde pasarán los pueblos á las rejiones de la filosofia.

VIL

Es nuevo el mundo Americano. Comparado con la Europa 7 á pesar de nuestra inferioridad, tenemos un punto luminoso, un centro de condensacion en la zona nebulosa de la historia, que fecundizado por el deber y por la ciencia, puede presentar en poco tiempo, la formacion del astro mas luminoso, que sirva de consuelo á las naciones afligidas.y que realizando las profecias, confirme las esperanzas mas legítimas de la humanidad.

Este punto luminoso es la República que se salva, es la educacion impalpable de lasoberam'a.del pueblo, es la desaparicion de las tradiciones feudales, monarquicas, militares y papales; .—es la naturaleza con todos sus climas, riquezas y bellezas arrojadas en grande escala sobre este continente perpendicular al Ecuador, con el organismo hidrográfico de sus rios maravillosos; es todo lo que delinea el campo predestinado á la ciudad universal del pensamiento libre, de la fraternidad de las razas y naciones, y de la abundancia para recompensar á los nuevos pueblos que profesan la religion de la libertad sobre la tierra. ¿ Quién al contemplar esos elementos callados ú olvidados, quién al ver ese destino que golpea á nuestras puertas, no se levanta para conspirar con la Providencia y derramarlos efluvios de luz, de caridad y de riqueza que contiene la mente, el corazon y el suelo de la América I. ;• , .

El filósofo americano Emerson ha dicho: « que lo viejo ha sido hecho para los esclavos. »

Lo viejo es la tradicion de la vieja Europa y la inmovilidad ó retroceso de la barbarie; la parodia de la edad media;—las ideas doctrinarias que todo lo absuelven;—la fuerza bajo la forma del cacicazgo, del Imperio ó del Papado;—la doblez en; la palabra, la mentira bajo todas sus formas;—el odio, lasrivalidades de aldeanos, la indiferencia de los escépticos ó egoistas:— la contradiccion] entre la palabra y las acciones. Mas lo nuevo, lo siempre joven, y sobre lo cual jamás los años imprimen su sello, es el alma que « deja á los muertos que entierren á sus muertos. » que identifica su vida; su palabra con el deber y el derecho;—que trabaja por la soberanía universal, combatiendo á la miseria, á las pasiones, a los errores, que vé su derecho en el derecho de todo ser humano, aboliendo lo que desliga, fecundizando lo que une, iniciando el movimiento, la asociacion, la enseñanza de la libertad sin capitular con los hechos de la historia.

Tal son las emanaciones de la libertad. Columnas de fuego del porvenir, su brillo depende del fuego sagrado del corazón del hombre. Idea típica, en ella está la moral, la política, la diplomacia. Es la causa madre de las causas. Es superior á las Iglesias; á todo sufragio. No es mayoria, ni minoria; es unidad. No es concilio, ni congreso, monarquia ó democracia. Es la ley, es la medida, que en brazos de la caridad estiende sus manos para bendecir, y glorificar al hombre.

Alma nueva, para un mundo nuevo! todavia no hay libro que sobrepase al Evangelio, y todavia no ha sido realizado. Los desiertos, las tinieblas, el punto negro de la conciencia, no hansido poblados,iluminados por el verbo de Platon y Jesu-Cristo. La miseria espera la economia política del Evangelio; las prisiones, loscadalzos esperan la penalidad del Evangelio;—pero donde su luz espera una encarnacion radical, es en la escuela del niño para preparar el hombre nuevo, y en el foro del ciudadano para preparar un nuevo pueblo.

Alma nueva! olvido de fórmulas, de ritos, de ceremonias paganas;—olvido del escolasticismo bizantino, y en su lugar, la emancipacion de la inteligencia, la posesion fecunda de la razon independiente.

Quién tuviera la fuerza moral y la atraccion divina del que dijo: Seguidme, y coya voz siguieron los pobres, los martires, los pueblos! esa voz cuyas ondulaciones atraviezan la historia vivicando á todo el que la escucha! Por qué no vemos hoy a nadie levantarse y estender sus brazos a la tierra, abrazando todos los dolores y alegrias, y que constituyéndose romo centro del pas,ado glorioso y del porvenir, prorrumpa otra vez esa palabra que regenera y que lleva en si la ciencia y la felicidad!

La necesidad de la América es unidad confederada, la necesidad de la República Argentina es unidad, la necesidad del hombre en el mundo es la reconstitucion moral de su personalidad dividida y mutilada.

Prestemos pues oido al libro, á la palabra, al espíritu que enseña la unidad, emancipando la razon de los sacerdocios caducos, emancipando al trabajo del despotismo de la usura, de la impotencia del aislamiento, ó de las coaliciones oligarquicas; prestemos oido á la palabra de vida que es eterna, y sobre la cual se edificará el futuro y definitivo monumento de la última y universal religion de la libertad y caridad.—Alma nueva para un mundo nuevo! O justicia absoluta ú olvido completo. Tal es mi deseo y mi saludo á la República Argentina en el aniversario de su gran revolucion.

i DE JULIO—199G. t.».'

INDEPENDENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS. •''

Columbia, Columbia, to glory arise.

The queen of the world and Iho child of ihe sk\cs;

Thy it'.ign is thc last and the nohlest of limes; • .

[TlMOTHV DWICIIT.)

America, America, remonta A ia gloria, lü reina del mundo, hija de los cielos;... tu reino es el postrero y el mas noble de los tiempos,

I. . '• 't•:'

La esperiencia del viejomundo, y la juventud de la América del sud. vuelven constantemente susmíradas hácia la patria de Washington. Todas las escuelas, religiones y sistemas, procuran incorporarse el espíritu de los Estados Unidos. Todas las instituciones políticas y las teorias constitucionales, tienden á apoyarse en los cimientos de la ciudad Americana. Todos los ejemplos de progreso, todas la6 pruebas de la verdad, todas las armonias imaginadas entre la libertad y el órden, la centraliza.. cion y la federacion, el espíritu de union é independencia, entre la vida local, comunal, municipal, provincial y la vida nacional, apelan al espectaculo, al grandioso espectáculo de los Estados Unidos, en paz y libertad, enseñorando un continente, dominando la materia, derramando la felicidad moral, intelectual y material sobre 30 millones de habitantes,' hijos de todo clima y toda raza, de toda nacion, y religion,

Es la nacion que pontifica, es la nacion que inicia, es la nacion que llena la palabra. . . ,

Antes los pueblos acudian al intermediario, al profeta, al hombre consagrado, para escuchar las revelaciones del Eterno.

Hoy acuden al pueblo que profetiza con los hechos, á la nacion que realiza las utopias, al pueblo obrero que levanta el, templo mas grandioso, al ciudadano que erige la ciudad mas universal en sus principios, mas estensa en su territorio, mas practica en sus pensamientos y mas feliz en sus resultados.

No son ensueños ó visiones. Alli está la Union que certifica y responde dela verdad con su existencia.

Es pues legítima esa atencion que presta el mundo civilizado A los pasos del gigante.

Pero cuál es la causa de ese prodigio social desconocido ;en la historia?

Procuramos imitar, servirnos del ejemplo: constantemente invocamos el nombre de los Estados-Unidos, y casi siempre la imitacion ha sido ruina, la federacion anarquía, la independen* cia local el caudillage, la libertad de la prensa la licencia, e' gobierno republicano una palabra para salvar tan solo la apariencia de la dignidad del hombre.

Tomamos las formas, las leyes, las instituciones, y esas formas se convierten en nuestras manos en espadas de dos filos, en armas legales del predominio de facciones.

Hé ahí pues un problema que merece ser examinado, y que hoy aniversario de la independencia de la nacion modelo, lomamos por testo de un articulo de diario.

« AnteriorContinuar »