Imágenes de páginas
PDF
EPUB

nada prueban? Jesus, grande como es, no es el único, ni fué el primero, ni será el postrero de los grandes iniciad ores. Ni ha sido «el primero que haya proclamada la reyeeia del espíritu^ porque no hay verdadero filósofo que no lo baya hecho, j nadie lo ha proclamado mejor que Sócrates y el espíritu griego en general. Es necesario cerrar los ojos para no ver en la enseñanza de Confucio, la doctrina permanente de la reyecla del e.-piritu, de la autocracia de la razon. Xaka-Monni, el filósofo indiano que vivió mil años antes de Jesus y con quienes el autor lo compara tantas veces, fué filósofo y moralista.

Como dogma, el cristianismo puro es deficiente é incompleto.

Como moral, el cristianismo es inferior á la moral del estoicismo.

Como política lo creemos favorecer indirectamente al despotismo con su doc trina del sometimiento y del egoismo exclusivo de la salvacion del alma á despecho de patria y libeitnd.

Y esto se refiere al cristianismo en lo mejor que tiene, en sus elementos mas puros. |Qu6 diremos entonces del catolicismo con sus dogmas y su iglesia! Si el cristianismo tiene vida y ha de vivir, lo deberá al gérmen sublime de caridad que contiene, dominando las discusiones teológicas, y viendo ante toda humanidad, en donde el catolicismo hosca ante todo la servil obediencia á sus absurdos. Si el uno tiene vida y quizás abraze un dia a la humanidad para pasarla á los brazos de la filosofía, el catolicismo es una religion muerta, un paganismo sobreviviente inferior al mahometanismo. Al decir que es religion muerta, se nos dira que vive aun, pero hay vidas, como la de la teocracia Romana, sostenida por la invasion, el perjurio y la violencia, que condenada por la conciencia y por la historia, ya no tienen porvenir.

Asi, para terminar, diremos: El cristianismo tiene un elemento inmortal que abrazará la síntesis futura que elabora la ciencia y la conciencia del género humano. El cristianismo es el verdadero enemigo del catolicismo. La filosofía la ciencia y el amor, indisolublemente unido, son los herederos mas dignos del im perio moribundo de todas las grandes religiones.

El hombre moderno lleva su cielo y su infierno, su ciudad y su familia, su soberania y su amor, su Dios y su autonomia en su propio ser, en su personalidad, salvada del servilismo

[ocr errors]

católico ó de la seduccion pantheistina. Ese hombre moderna,

'ese hijo del hombre, ese hijo de Dios, ese Mesias, «se fifcdt*dor, ese Prometeo y ese Cristo, ha quebrantado las cadenas, demolido los templos, y sobre el cementerio de los cultos, ha lerantado el hymno sublime de la emancipacion. A la demostracion científica del derecho, la induccion que doblega el imperio de los elementos, el respeto y el amor reciproco del hombre. Con esa base, con esas conquistas, tenemos lo suficiente para cumplir nuestra rapida mision sobre la tierra, y llenos del mismo espíritu fecundo, que iluminaba á Confucio, á Sócrates, á Jesus, á Juan Huss, á Keplcro, á Gulileo, íiewton, á Yoltaire, á Kant, á Lamennais, de ese espíritu que lanzó el primer himno en la primera mañana del género humano, continuemos avanzaudo cada dia a la conquista de la luz omnipresente.

Buenos Aires. Febrero 1864.

INTRODUCCION

No e* para vosotros filósofos, hombres de ciencia, hombres de espirita libre a quienes este libro se • dirije: no necesitáis se os demuestre la existencia de la luz.

No á vosotros, sacerdotes, gerarquyis eclesiásticas, frailes, clérigos, jesuítas, que vivis del altar y de la ofrenda, y de ia explotacion de la ignorancia: No hay raciocinio contra el profi

No á vosotros, católicos que se llaman ilustrados y que jamás pueden dar una razon de su fé, que vivis en el seno de sociedades católicos guardando el decorum de vuestra hipocrecia ó vuestra insuficiencia: No hay argumento contra 'la fatuidad interesada.

No á vosotros gobernantes, empleados, ambiciosos, negociadores de herencias y testamentos, gerentes de conventos, pe

(1) En el prolopoque el autor puso ala traduccion de la vida f'e Jesui, anuncias» que trabajaba una obra sobre el pcobleina de, la divinidad de Justas. Los escritos preparatorios que ej autor hacia sobre la materia nos íueron leos en un desorden notable y de ellos hemos podido desenmarañar el prete y los que. siguen inéditos.

(N. del E.)

[ocr errors]

cadores que buscan la absolucion en la servil obediencia: No hay conviccion contra el egoismo, el remordimiento revestido de la caridad dirina. # ¿A quien os dirijis entonces?

A todo hombre de corazon sincero, aunque sea católico.

A la juventud, á las generaciones que se alzan ansiosas de verdad y la buscan.

Al artesano, al trabajador de las poblaciones que puede consagrar una hora de sus honradas horas al cultivo de su intelijencia, y á tí, indirectamente proletario, campesino, gancho, roto, plebeyo, por medio de los que pueden hacer llegarla, luz á tu mente, y el bien estará tu vida incierta y vagorosa.

No es este un libro rigorosamente científico, porque aspiro á que sea popular; pero todo lo afirmado ó negado será justificado y puesto al alcance de todos. No es un libro de partido, porque es un libro de totalidad. El hombre y la sociedad son un todo, puede decirse, indivisible y solidario.—Creencia dogmiticn, relijioti y política: política y economia' son solidarios

Tal dogma ha de producir tal política, tal sociabilidad, ¿fuereis reformas en política? ved si pueden armonizarse con el origen católico. Quereis reformas en la administracion, en la distribucion de la tierra, en la reparticion de los productos?— ved si pueden armonizarse con la centralizacion romana, con la igualdad humana, con el dogma ciego de la obediencia servil al despotismo del capital, ó de los grandes poseedores del continente*

Fluctuamos en la regeneracion política, porque no hemos hecho revolucion en el dogma religioso.—No hay política solida, no hay libertad garantida y consolidada, sino se apoya en la libertad del individuo soberano en su pensamiento y en sus actos. Un pueblo que reforma en política sobre el terreno sembrado por el catolicismo cosechará jesuitismo, explotacion y embrutecimiento.

.. Es pues una obra grandiosa de verdad y caridad, cooperar á la extirpacion de las religiones exclavoccatas.

Es una obra de sublime profecia, cooperar ni advenimiento de la purificacion de todo un continente, extinguiendo el error, demoliendo sus guaridas y levantando sobre las ruinas del viejo templo, la escuela de la verdad, de la emancipacion y de la f justicia.

LA REVELACION

I.

El hombre debe creer lo que yo enseño: Héahí la fórmula teológica y práctica de las religiones que se llaman reveladas. Con esa fórmula se somete el mundo de las inteligencias. Es el despotismo dogmático.

El hombre debe hacer lo que yo mando: Hé ahí la fórmula moral y política que como consecuencia lógica de la primera, completa la autocracia de las Iglesias, y la servidumbre de los pueblos. Es el despotismo moral, político, y social.

El hombre debe creer lo que él mismo juzgue verdadero. Hé ahí la fórmula de la filosofía. Con esa fórmula se emancipa el mundo de las inteligencias. Es la libertad dogmática.

El hombre debe hacer lo justo: Hé ahí la fórmula moral y política que, como consecuencia lógica de la anterior, completa la soberanía del hombre y de los pueblos. Es la libertad moral, política y social.

La lucha, la gran polémica, es la que existe entre las Revelaciones y la Filosofía.

Las religiones que se llaman reveladas dicen que la verdad viene de Dios.

La filosofía dice lo mismo, ó mejor, que la verdad es lo que «, y que venga, ó no venga, la verdades; y la primer verdad, en el órden cronológico del pensamiento es la afirmacion del sujeto que piensa.

Pero las religiones dicen que Dios ha revelado la verdad á unos hombres que se llaman reveladores. De ahí sale esta consecuencia terrible: La palabra de los reveladores |es la palabra de Dios. O en otros términos: el revelador es el órgano de Dios. ¿ Habrá poder igual sobre la tierra?

¿Quién no vé en esa creencia la fuente de todo despotismo?

Y la Filosofía dice: ¿Qué prueba. qué razon me dais para que os crea? .. ¡

Vuestra palabra—y nada mas que vuestra palabra; vuestra afirmacion y -nada mas que vuestra afirmacion. Si decis que

« AnteriorContinuar »