Coleccíon de historiadores de Chile y documentos relativos a la historia nacional, Volumen6

Portada
Imprenta del Ferrocarril, 1865

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 55 - ... encomenderos pues nunca su majestad el rei nuestro señor ha mandado que en sus reinos labrasen minas las mujeres de la manera que hemos dicho, estando en el invierno metidas en el agua todo el dia helándose de frio, como el autor testifica haberlas visto lavar el oro llorando, y aun muchas con dolores, y enfermedades que tenían, y aun cuando no entraban con ellas las sacaban ordinariamente de allí.
Página 183 - Ábrego con su espada y rodela a la puerta de la fortaleza arrimado a un lado, y al otro Hernando Ortiz sin apartarse ninguno de los dos un punto de su puesto sobre apuesta...
Página 144 - Fué tanta la prosperidad de que se gozó en este tiempo, que sacaban cada día pasadas de doscientas libras de oro, lo cual testifica el autor como testigo de vista cosa de tanta opulencia que quita la vanagloria a los famosos ríos Idaspe.
Página 94 - Entre estos infelices hombres estaba un trompeta llamado Alonso de Torres, éste viendo ir a la vela el navio comenzó a tocar con la trompeta cual otro miseno que se puso a tocar su clarín a la lengua del agua y tocó una canción que decía :
Página 18 - ... siendo harto viejo tomaba un papel de dos dedos de ancho y de largo de todo el pliego, y lo cortaba por medio por lo grueso, haciendo de una mesma tira dos del mesmo ancho, y largo, pero mucho mas delgado que estaban ántes. Y con la mesma sutileza tomaba un manojo de cabellos, y los iba cortando do abajo arriba, haciendo de cada uno dos sin quitarles punta del largo que tenian.
Página 177 - ... hijo suyo en medio de quien iban cortando pedazos y comiendo. Y hubo indio que se ataba los muslos por dos partes y cortaba pedazos dellos comiéndolos a bocados con gran gusto.
Página 322 - ... la cual les ha instruido en otras muchas semejantes facultades, y así apenas se hallará soldado que no sepa curar un caballo, aderezar una silla, herrar sin yerro como otros suelen...
Página 93 - ... tengo de todos para conmigo, fundada en la experiencia larga que desto tengo. No me queda otro consuelo sino entender que vais a descansar, y gozar con quietud los fructos de vuestros trabajos, lo que mitiga parte de mi congoja. Lo que a todos pido es que si acaso se vieren en la presencia de...
Página 105 - Alferez jeneral a Rodrigo .... noco persona en quien concurrían los requisitos correspondientes a tal cargo. Para despacho, ya este ejército se ofrecieron muchos mercaderes a dar el dinero y armas necesarias a trueco de que los trajesen a Chile dejando lo que en el Perú tenían entablado, y aun adquirido, por haber muchos de ellos, que tenían veinte y treinta mil pesos de caudal posponiéndolo todo con la...
Página 49 - Santiago, con ser la cabeza del reino, no pasan de quinientos hombres, habiéndose disminuido tanto los indios que apenas llegan los deste valle a siete mil en el año en que estamos, que es el de mil y quinientos y noventa...

Información bibliográfica