Imágenes de páginas
PDF
EPUB

que en los combates perdió el uso de un brazo, i resolvió establecerse en Santiago. Era en esta fecha capitan de caballos (1).

En la capital contrajo matrimonio con Elena de la Serna, hija de Andres Hernández i de Magdalena de la Serna, quien le llevó de dote la cantidad de 8,000 pesos (2).

Años despues esta señora heredó mil pesos mas de su madre.

Inhabilitado para combatir, Jines de Toro prestó otra clase de servicios en la naciente colonia fundada por Pedro de Valdivia.

Resolvió ganarse la vida en el cargo de escribano, i con tal objeto consiguió que Alonso Zapata, escribano

[graphic]

público i de cabildo, renunciara en su persona tales oficios «por tres mil e quinientos pesos de buen oro, de veinte quilates i medk».

(1) Tomo 473 del archivo de la Capitanía Jeneral, Biblioteca Nacional. Escrito de oposicion a una encomienda vacante presentado por su nieto Andres de Toro Cifuentes.

(2) Testamento de Elena de la Serna, otorgado ante Pedro Vélez por su hijo el escribano Manuel de Toro Mazote en 6 de julio de 1651.

A i 2 dias del mes de noviembre de 1584, don Alonso de Sotomayor, gobernador de Chile, le estendió el título a condicion de que pagara a los oficiales reales la tercera parte de la suma de dinero con que habia remunerado a su antecesor, i de que en el término de tres años, segun estaba prescrito, obtuviera confirmacion del rei.

El cabildo de Santiago, en sesion de 25 de enero de 1585, previo el juramento de estilo, le recibió al uso i ejercicio del cargo (1).

Dos años cabales despues del primer nombramiento i a peticion del interesado, don Alonso de Sotomayor confirmó a Jines de Toro en sus oficios de escribano público i de cabildo, pues aun no habia llegado el título real (2).

El mismo gobernador, con fecha de 16 de febrero de 1587, espidió un nuevo decreto en el cual prorrogaba a Toro Mazote por tres años mas el cargo que le habia concedido.

El agraciado solo pudo presentar ante el cabildo la confirmacion de Felipe II en 4 de mayo de 1590 (3), cuando habian trascurrido mas de seis años desde que ejercia las funciones de escribano.

El sueldo que gozaba Toro Mazote como escribano de aquella corporacion llegaba a doscientos pesos anuales, ademas de otros gajes propios del cargo (4).

Este sueldo fué ratificado por el cabildo de 1589,

(1) Actas del cabildo de Santiago, tomo IV.

(2) Actas del cabildo, tomo V, sesion de 14 de noviembre de 1586.

(3) Actas del cabildo, tomo V.

(4) Actas del cabildo, tomo IV, pajina 245.

«atento, dice el acuerdo, que sirve el oficio con mucho cuidado» (1).

Algunos años ántes el mismo ayuntamiento le habia concedido dos solares que no tenian dueño en la traza de la ciudad, a cuenta de sueldos atrasados (2).

En 1589 Jines de Toro ya era padre de varios hijos, hombres i mujeres, i necesitaba preocuparse del porvenir de su familia.

En provecho de su casa compró una chacra en los alrededores de la ciudad a doña Magdalena de Miranda.

Difícilmente podria nombrarse en estos primeros tiempos de la conquista un padre mas cariñoso que el escribano Toro Mazote. Hasta la hora de la muerte se preocupó de dar a cada uno de sus hijos hombres una profesion honrosa i a cada una de sus hijas maridos dignos de ellas.

Al varon primojénito, llamado Andres, le envió a educarse a Lima (3), donde obtuvo el grado de licenciado en cánones i leyes i se recibió de abogado en la real audiencia. A su vuelta a Chile, fué tambien recibido con este último carácter en la audiencia de nuestro pais.

Al hijo que llevaba su nombre, Jines de Toro Mazote i la Serna, le dió el cargo de depositario jeneral, que remató para él en mil quinientos pesos de oro, con fecha de 31 de agosto de 1605. Firmó el título el gobernador Alonso García Ramon, i Jines el mozo fué recibido por el cabildo de Santiago en sesion de 9 de setiembre del mismo año (4).

(:) Actas del cabildo, tomo V, sesion de 27 de enero.

(2) Actas del cabildo, tomo V, 8 de julio de 1586.

(3) Testamento de Elena de la Serna, ántes citado,

(4) Actas del cabildo, tomo VI. Algunos años mas tarde, Jines el

El rei Felipe III confirmó este nombramiento por cédula de 31 de diciembre de 1607 (1).

El depositario jeneral tenia derecho a voz i voto en el cabildo, despues del último rejidor; i bajo su custodia debian guardarse todos los bienes en litijio que ordenara la justicia.

A otro de sus hijos, Luis de Toro Mazote i la Serna, consagró el escribano del cabildo a la profesion de las armas (2), i consta que fué valeroso soldado en la guerra de Arauco (3).

Por último, a su hijo Manuel, Jines de Toro confió su propio cargo de escribano, del cual hizo renuncia con fecha 8 de agosto de 1606.

Previo el pago de la contribucion acostumbrada en tales casos, Alonso García Ramon estendió el título correspondiente a favor de Manuel de Toro Mazote i la Serna, en la ciudad de Concepcion, a 20 dias del mes de marzo de 1607.

En la sesion de 7 de abril el agraciado presentó su nombramiento en el cabildo de Santiago; pero la corporacion se negó a recibir al nuevo escribano, por cuanto solo tenia diecinueve años de edad. Este tuvo, pues, que esperar hasta la sesion de 29 de diciembre de 1612, fecha en la cual habia cumplido veinticinco años. Ma

mozo compró a su madre, Elena de la Serna (véase el testamento de ésta) la estancia de Lonquen, situada en el ángulo que forman los rios Mapocho i Maipo.

(1) Actas del cabildo de Santiago, tomo VIII, pájina 75.

(2) Actas del cabildo de Santiago, tomo VII.

(3) En el testamento de su madre se le designa como jeneral, nombre con que se llamaba en la colonia a los ex-correjidores, pero que en los primeros tiempos era una abreviacion del título de maestre de campo ieneral.

1

nuel de Toro Mazote prestó entónces juramento i empezó en el ejercicio de sus funciones (1).

Su nombramiento habia sido confirmado por el rei, i desde 1607 hasta 1612 habia sido reemplazado por el escribano público Juan Rosa de Narváez.

La última acta del cabildo firmada por Jines de Toro fué la de 26 de mayo de 1606; i en la sesion de 2 de octubre del mismo año el rejidor capitan Gregorio Serrano dió cuenta de su muerte (2).

Aunque habia sido favorecido con una encomienda de indios, el honrado escribano solo dejó deudas, todas las cuales pagó su viuda relijiosamente (3).

Elena de la Serna sobrevivió mas de cuarenta años a su marido. En 25 de octubre de 1650 dió poder para que testara en nombre de ella a su hijo Manuel, quien cumplió con este cariñoso encargo en 6 de julio del año siguiente, cuando ya su madre habia fallecido.

II

A su muerte, el escribano Jines de Toro contaba trece hijos vivos: cinco mujeres i ocho hombres.

Las primeras se llamaban María Magdalena, Elena, Isabel, Juana i Teresa; i los hombres, Andres, Jines, Manuel, Luis, Juan, Domingo, Bernardo i Francisco.

(1) Actas del cabildo de Santiago, tomo VII.

(2) Actas del cabildo de Santiago, tomo VI.

(3) Testamento de Elena de la Serna, ántes citado.

« AnteriorContinuar »