Imágenes de páginas
PDF
EPUB

za, o en el de alguno de sus hijos o yernos, la recoja i remita a mi poder, disponiendo se saque antes prontamente copia testual para que venga por duplicado i se evite la continjencia de su pérdida. Dios guarde a V. S. muchos años.—San Lorenzo, 9 de octubre de 1788.—Antonio Porlier.—Señor Presidente de Chile".

La publicacion del Compendio de la Historia Jeográfica, Natural-i Civil del reino de Chile, escrito en italiano por el ex-jesuita Molina, cuyo primer tomo se habia traducido ya al castellano, habia llamado la atencion sobre la obra de Oliváres, que Molina calificaba de perfecta en la relacion de los sucesos ocurridos desde la entrada de los españoles hasta su tiempo "por la crítica i exactitud con que habia sabido presentar los hechos mas importantes de la guerra casi continua entre los españoles i los araucanos" (1). Se deseaba, pues, completarla para imprimirla.

Conocedor Oliváres de la real orden mencionada, dirijió al ministro Porlier la siguiente nota, que con fecha 27 de diciembre de 1788 fué trascrita a Chile para que en vista de ella practicase el presidente las mas eficaces dilijencias para el descubrimiento i remision de la obra.

"Excelentísimo Señor. Don Luis Grecco me ha hecho saber por carta del 26 del que acaba como V. E. habia tenido por bien enviar órden al gobernador de Chile, en nombre de Su Majestad, en el dia 9 de octubre próximo pasado, para que haga dilijencias de la segunda parte de la Historia de Chile, i para que hallada la encamine a manos de V. E. para estamparla, si así conviniere.

(1) Molina, Compendio de la Historia Jeográfica, Natural i Cioü del rano de Chile, tomo 1.°, prefacio.

"Sobre lo cual, debo decir que dicha segunda parte estaba en cuadernos sueltos, como que no estaba acabada; i que no todos se han de buscar en casa de don José de Sálas, porque como paraba en manos de Juan Vejarano, morador de la Concepcion, que era mi escribiente de historia, a quien yo pagaba por cada cuaderno de diez hojas diez reales de plata; i es creíble que al pagarle yo, por algun juego de manos, recibió, su paga, i se quedó con el cuaderno, él me confesó tenerlo, cuando yo estaba arrestado por mandado del rei; i yo, que creia estar nuestras cosas del todo perdidas, i ser nuestra muerte sin esperanza de resurreccion, no cuidé de haber dicho cuaderno, como hijo abortivo que no habia de ver la luz.

"Mas ahora que tenemos a nuestro rei aplacado; i Y. E., tan lleno de bondad i benignidad, determiné dedicar lo que me resta de- vida, i vista a acabar la segunda parte en lo que falta i a retocar en lo ya trabajado, caso que pareciere; i cuando no, a hacer un suplemento de lo que falta hasta este tiempo en cuanto pueda sujerir la memoria de un viejo, en cuyo caso se le habrá de quitar a la primera parte este título, pues no hai primera parte sin segunda; i lo que hubiere de escribir, no teniendo el menor escrito de mano, no será sinocosa de treinta para cuarenta hojas. Es cuanto se me ha ofrecido significar a V. E., a quien Dios guarde muchos años.—Imola, i noviembre 29 de 1788.—Su humilde servidor, Miguel de Oliváres."

El presidente de Chile va a referirnos él mismo el resultado de sus investigaciones.

"Excelentísimo Señor. Habiéndose encontrado entre los papeles del fiscal que fué de esta audiencia don José Perfecto Sálas,. despues de varias dilijencias ejecutadas en Lima, en la ciudad de Concepcion i en esta capital, la segunda parte de la historia de este reino escrita por el ex-jesuita don Miguel Olivares de la letra misma de su amanuense Juan de Vejarano, cuyo recobro i envío a V. E. se sirvió prevenirme por las de 9 de octubre i 27 de diciembre de 1788, la dirijo con mi mayor respeto i la satisfaccion de dejar evacuado su cumplimiento, aunque con el defecto de algun cuaderno, que es regular se estraviase, i ha quedado truncado el libro 7 desde el capítulo 16 hasta el 20.

"He demorado algo su remision por aguardar acompañar igualmente acabada la adjunta relacion de sucesos históricos compuesta de mi orden por el capitan de milicias don José Pérez García en continuacion de la que dejó el sarjento mayor don Pedro de Figueroa, respectiva a los gobiernos del teniente jeneral don Gabriel Cano de Aponte i sucesores, que comprende desde el año 1717 hasta el dia, discurriendo que estas noticias serán útiles para el complemento de aquella obra i facilitar las que le faltan, i que no podria quizá adquirir por otros conductos con facilidad i verdad, principalmente las correspondientes a los últimos tiempos en que con motivo de la espatriacion se ha hallado ausente de estos dominios. I así espero sea de la aprobacion de Su Majestad este trabajo, como que V. E. se sirva ponerlo en su real noticia. Nuestro Señor guarde la importante vida de V. E. muchos años.—Santiago de Chile, agosto 15 de 1790.—Ambrosio OHiggim Vallenar.—Excelentísimo Señor Don Antonio Porlier".

Sin embargo, la Historia Militar, Civil i Sagrada escrita por Oliváres no ha venido a ser dada a luz hasta el año de 1863 en el tomo 49 de la Coleccim de Historiadores de Chile i Documentos relativos a la historia nacional, donde todavía aparece incompleta, pues solo viene hasta el fin del libro 6° que concluye ex abrupto con un brevísimo resumen del gobierno del marques de Báides, cuando se ve por la nota precedente de don Ambrosio O'Higgins que por lo ménos habia ademas un libro 79, aunque con algunos capítulos perdidos.

¿Qué se ha hecho el resto de esta obra?

En la carta de Olivares antes copiada, se manifiesta dispuesto a dedicar lo que le quedaba de vida i de vista a proseguir la historia hasta su tiempo.

¿Cumplió este propósito?

Aun permanece inédita otra obra del padre Oliváres, titulada: Historia de la Compañía de Jesús en Chile.

La relacion que acaba de leerse suministra un ejemplo de los desagradables percances a que estaban espuestos los autores americanos ántes de tener la satisfaccion de ver impresas sus producciones.

XVIII.

Escusado parece advertir que así como el gobierno español se mostraba implacable para impedir la introduccion i lectura de los libros que aun remotamente podian perjudicarle, así tambien se mostraba solícito para fomentar la venta i circulacion de los que le favorecian.

El fraile dominico Luis Vicente Mas de Casavalls imprimió una obra titulada: Incommoda Probabilismi, que impugnaba, entre otras, la doctrina del rejicidio i tiranicidio.

Inmediatamente, el rei, por cédula dada en Madrid a 23 de mayo de 1767, i estendida a América por otra dada en el Pardo a 13 de marzo de 1768, recomendó a las autoridades que favoreciesen la venta i despacho del libro del padre Casavalls.

Con este motivo ordenó "que los graduados, catedráticos i maestros de las universidades i estudios de sus reinos hicieran juramento al ingreso en sus oficios i grados de hacer observar i enseñar la doctrina contenida en la sesion 15 del concilio jeneral de Constancia (la desenvuelta por Casavalls); i que en su consecuencia, no oyesen ni enseñasen, ni aun con titulo de probabilidad, la del rejicidio i tiranicidio contra las lejitimas potestades".

Iguales instrucciones se comunicaron a los prelados, por lo tocante a los seminarios; i a los superiores de las comunidades monásticas, por lo tocante a las escuelas de sus claustros.

Siempre que le aprovechaban, el rei católico protejia aun los libros contra los cuales la Santa Sede habia fulminado sus censuras. Habiendo, verbigracia, la corte romana prohibido varias de las obras de Solórzano Pereira, el conocido autor de la Política Indiana, i uno de los santos padres del regalismo, Felipe IV protestó contra aquella decision, declarando que no sería obedecida.

Por todo lo que dejo espuesto con hechos i documentos, se ve que el gobierno peninsular se arrogaba la direccion suprema de las intelijencias, i que hacía cuanto de él dependia para evitar la adopcion, i mucho mas la propagacion de cualquiera idea contraria al dogma de la majestad real, sobre que estaba basada la organizacion política i social de la América Española.

« AnteriorContinuar »