Imágenes de páginas
PDF
EPUB

car el remedio en tiempo de mas oportunas circunstancias. Entonces se cree que se introduxeron fuera de España los que llaman espolies , y son una especie ide bienes aplicados á la Cámara Apostólica. Tales son los de los Prelados intestados , ó de los que excedieron en la licencia de testar , según el Motu-propio de Paulo III. del año 1542 , que empieza: Rotnani Pontifica: los frutos Beneficíales maduros y no pedidos , y los pendientes según la constitución de Pió IV. del año 1560 , que comienza: Decens% y la de Pió Y. del año 1567 t que empieza : Roma' ni Pontificis: los bienes de los Clérigos que tienen bienes, eclesiásticos , y mueren fuera de la residencia% aunque tengan facultad de testar y disponer de ellos» según la constitución de Pió IV. de 1564 , cuyo principio es: ln suprema , y esto se entiende en los -Clérigos de qualquiera autoridad , dignidad y grado, -como no sean Cardenales de la Santa Romana Iglesia , cuyos bienes no están sujetos á espolio en qualquier parte que mueran, según la constitución de áan Pió V. que empieza: Literas riostras, y es derogatoria de la de Paulo III. del año 1542 , que comienza e Ronuini Pontificis : También están sujetos al espolio los bienes del Religioso que habita fuera de la Religión , aunque esté lucra de ella con licencia fiel Superior * y los bienes sean adquiridos por industria propia , según la constitución de Gregorio VJII. del, año 1.567, que'empieza zOffiái Éostri, .aunque por derecho común pertenecían al Monasterio de su orden, 4 ¡Canoa JMcatü:. 1 k&Caviiniss» ■quast. cap, Cum olxm 12. de Pr'wil. Finalmente la Cámara Apostólica se levantaba con los muebles de •los Obispos; Porp no pertenecían á ella los bienes de los Clérigos que morían en la Curia Romana., §0

14 i gUCl gtin la Constitución de Julio III. del año 1550, que empieza Cupientcs: ni los instrumentos, y ornamentos de-tinados al culto Divino: sino que se debían á la Iglesia á que fueron aplicados , si permanecían al tiempo de la muerte del Beneficiado, aunque él los hubiese comprado de sus bienes patrimoniales, y hubiese testado de ellos. Según la Constitución de San Pió V. que empieza Romani Pontificis , y es del año 1567 , ordenó aquel Santo Pontífice , que los Capítulos de las Iglesias Metropolitanas , y Catedrales , por su propia autoridad tomasen dichos instrumentos , y ornamentos sagrados, llamados Pontificales. Pero Sixto V. quiso después que los recibiesen de los Colectores Apostólicos. Estos se apropiaban algunas piezas: y para quitar este abuso, hizo el Estado eclesiástico una Concordia con el Colector general de la Cámara Apostólica , y la confirmó Clemente VIII. en la Bula que empieza D¿cet, que se halla impresa en los papeles del Estado eclesiástico, título Sede vacante, pag. 17, cuya Bula extraño mucho que se halle citada con aprobación en el auto 8. tit. 3. lib. 1. siendo así que en aquella Concordia no concurrió el Fiscal del Rey, ni intervino la aprobación Real con el debido conocimiento de la causa, ni el Reyno fué citado, ni oído , ni tampoco los va,?, salios, en cuyo perjuicio, y especialmente de las Iglesias, y de los pobres legítimos acreedores se hizo aquella Concordia. Pero prosiguiendo nuestro discurso,, Clemente VIII. ordenó que los Colectores de la Cámara Apostólica no pudiesen elegir ni quedarse con pieza alguna , sino solamente recibir las que les diese el Capítulo. Declaró San Pió V. en su Constitución Romani Pontificis del año 1567, que cosas no debían, contarse entre los espolios, y finalmente dixo que Tom. XXV, Z es

estos no tienen lugar en los Beneficios, que no exceden el valor de treinta ducados de oro de Cámara. Inocencio XII, considerando quan odiosos eran los espolios,y compadeciéndose de los Obispos del Rey node Ñapóles , mandó que los bienes de los Obispos de aquel Reyno estuviesen exentos de espolió, ypudiesen aplicarse en vida, y en muerte en beneficio de las Cate¿.ales , ó de las Iglesias , ó á obras piadosas; y que no disponiendo el Obispo , el Capituló se encargase de sus bienes , reservándolos-al suc-: cesor. Así-lo dice Juan Bautista Argiro , Abogado> de la Curia Romana, Disceptatione Ecclesia$ticorum,l'ib. 8.Viiceptatione 27. n. 37. Y esto mismo confirmó Benedicto XIII , según lo refiere el sabio Luis Antonio Muratori en los Anales de Italia año 1730, dé manera que el Reyno de Ñapóles estaba ya alivia-' do de este odiosísimo tributo , y España que de cinco en cinco años envia á Roma todo lo que importan en un año las rentas eclesiásticas , continuaba en lamentarse 'por la fuerza que se hacia á sus Iglesias con estos espolios tan injustos en su distribución , como manifiesta su nombre poco decoroso.

Pero para que mejor se vea quando, y de que manera se introduxeron en España los daños que ^causaban , y lo que han sentido de ellos los mayoresLetrados , permítase que yo k> refiera brevemente.

El Maestro Gil González Davila , en el Teatro eclesiástico de la 'Santa Iglesia de Oviedo , que im-* primió en Madrid año 163$*,' en 4/ en el folio 42. después de haber dicho que los Reyes de Castilla , y* de Lcóh llevaban los bienes que los'Obispos dexaban eVi la hora de su fallecimiento , así muebles como raices , escribió lo siguiente: Esto duró hasta que los Pontífices Romanos comenzaron á llevar los espolios

y vacantes de los Obispos , y Obispados, que se comenzó áintroducir en elReynado di Jos Reyes Católicos eni«1; ano.Í497 y siendo 1 Pontífice* jnocen-: ciorYUk.-IK: aunque los Reyes Católicos aclamaron» no bastó. El Rey Felipe II. quiso dar remedio en ello en el año 1581, para que no se sacasen los espolios , y vacantes. Y para ver el.modo que se tenn dría * en este mismo año mandó formar'Aína junta* en que se viese si dé fusficia pertenecían a\ su Saptia dad los espolios., y vacantes. Y los nombrados paT ia ella fueron 13 Consejeros. Mas lo que entonces no, llegó á tener efecto , lo tuvo en el Reynado de la Magestad del Rey Don Folipe IV , que para tomaf buen acuerdo con la Beatitud de nuestro muy Santo Padre Urbano VIII , nombró por sus Embaxadores á Don Fra/ Domingo Pimentel , de la Orden de Predicadores , Obispo de Córdoba (y después Cardenal ) , y al .Licenciado Don Juan Chumacero y Sotomayor^ de los Consejos Real de í Castilla , y ,de> la Cámara , y partieron á cumplir con su embaxar da por él mes de Octubre de 1633. He copiado esto á la letra, porque no se refiere tan llanamente en la reimpresión de este Teatro , hecha en Madrid-¿¿Bija? lio año 1650 , donde quizá lo.omitió su Autor-pót el mal efecto que tuvo aquella embancada , después de 10 años de inútil detención en la Corte Romana. El mismo Gil GonzUlez Davila, en el Teatro eclet siásbíco de la Santa Iglesia de Badajoz , p.ig. 444 hablando de Don Bernardino de Carbajal, (dice, fué Nuncio de este Pontífice Inocencio VIII. en España. Gerónimo Zurita añade en sus Anales de la Corona 4C Aragón en el año» 1497 » que Don Bernardino de. Carbajal, introduxo siendo Nuncio llevar los Pontífices jos frutos dejos Obispados ., Sede

Z z vavacante , contradiciéndolo el Rey Católico, que instaba se guardase el Derecho Canónico. Verdad es que: Zurita en el año 1497 refirió la introducción de los espolio» en España; pero para que no haya equivocación , se ha de observar que no dixo se introduxeron en aquel año , sino que en él se trataba del lemedio de aquel abuso , habiéndole introducido contra el Derecho Canónico , y costumbre de España 4 Don Berna r diño de Carbajal , siendo Nuncio Apostólico en tiempo de Inocencio VIII. Véase lo que dice Zurita en la vida del Rey Don Fernando, lib. 3. cap. 15. fol. 135. col. 4. de la primera impresión: sus palabras son estas. Tratóse asimismo en tornar asiento con el Papa (Alexandro VI.) sobre las rentas de las Iglesias que sus Nuncios, y Colectores Apostólicos ocupaban en la Sede vacante, sin guardar lo que el Derecho dispone , promulgando sobre ello censuras de que se seguían hartos inconvenientes. Hubo sobre ello en este tiempo gran alteración, pretendiendo el Papa que estaba en costumbre de llevar los frutos , y por parte del Rey se contradecía , mostrando que no se acostumbró aquello antes enteramente , sino después que Don Bernardino de Carbajal , que en esta sazón era Cardenal de Santa Cruz , vino á España por Nuncio en tiempo del Papa Inocencio , y procuróse con gran instancia que el Papa diese una Bula , en que se declarase que se guardase el Derecho Canónico , y no se pudo obtener aunque se trató de algunos medios. Según esta relación de Gerónimo Zurita , que es el Historiador mas grave que tenemos en España , los espolios se introduxeron en e6tos Reynos , durante el Pontificado de Inocencio VIII. que empezó dia 29 de Agosto del año de 1484 , y duró hasta 2,6 de

Ja

« AnteriorContinuar »