Imágenes de páginas
PDF
EPUB

día lo qu^ no era justo , con todo eso logró lo que quiso , y de allí resultó la confirmación Pontifical del Patronato Real por la Bula de Sixto IV. del año de 1482.

Pero volviendo á lo convenido entre los Reyes Católicos, en conscqücncia de su práctica puede añadirse lo que refiere Gerónimo de Zurita en los anales dclReyno de Aragón, libro 9. cap. 16. que en .el año de 1476 en las Cortes de Madrigal publicaron la ley 19. tit. 3. del Ordenamiento Real., estableciendo este derecho antiguo de presentar los Obispados , y renovando la ley que promulgó en Ocaña £l Rey Don Enrique IV. Véase Palacios Rubios de Bcne/iciis in curia vacanübus §. 8. .. .

La Reyna Católica Doña Isabel estaba tan firme en mantener este derecho , que en su testamento otorgado en Medina del Campo , á 12. de Octubre de 1504, que se halla impreso en los discursos de historia del Arcediano Dormcr, desde la pag. 314. hasta la 443 , ordenó y dispuso lo siguiente: ^Otrosí por quanto los Arzobispados, é Obispados, ,,é Abadías , é Dignidades , é Beneficios eclesiásti,,cos, é los Maestrazgos , é Priorazgo de San Juan, „son mejor regidos , é gobernados por los naturales de los dichos mis Rcynos é Señoríos , é las ,,Iglesias mejor servidas, é aprovechadas ; mando á -,,la dicha Princesa , y al dicho Príncipe su marido, „mis hijos, que no presenten en Arzobispados , ni ^Obispados , ni Abadías , ni Dignidades, ni otros ^Beneficios eclesiásticos , ni alguno de los dichos ^Maestrazgos , é Priorazgo á Personas que no sean ^naturales de estos mis Reynos." . »

El Emperador Carlos V, y la Reyna Doña Juana su madre en el año 1575, refiriendo, esta eos?

tumtiimbre dixeromen que nos,y los Reyes nuestros piogenitores habernos estado, y estamos de facer las dichas presentaciones y nominaciones, cemo se reconocí en la ley 5. tit. 6. lib. 1. de la nueva Recopilación;

En esta no interrumpida, y constante continuación de presentaciones se hallaba esta costumbre, quando acabó de celebrarse el Concilio de Trento, habiéndole firmado los Prelados que asistieron en él, y confirmado Pió lV.diaió de Enero del año 1564, y habiendo aquel Santísimo Padre escrito un Breve á todos los Príncipes Católicos , para que en Mis estados hiciesen recibir , y guardar sus Cánones inviolablemente , el Rey Don Felipe II. obedeciendo con gran diligencia , firmó en Madrid dia 12. de Julio del mismo año una pragmática , que mandó publicar en todos sus estados y señoríos , para que en ellos se admitiese el Concilio de Trento, la qual pragmática se ha omitido en las impresiones de la nueva Recopilación; pero para el gobierno de los Reynos de Castilla se halla impresa al principio de los Cánones , y Decretos del Concilio de Trento, impresos en Salamanca por Juan Maria de Terranova en el referido año 1 564. en 4.0 para el gobierno del Rey no de "Valencia , impresos en esta Ciudad^ en la Imprenta de Juan Mei , el mismo año 1564. en 4.0 para el gobierno del Principado de Cataluña', impresos en Barcelona por Claudio Bernat, en el sobredicho año 1564. en folio ; y es creible que se executó lo mismo en otros Reynos , y Provincias de España; pero por quanto estos libros son raros, como suele suceder en los que scíi rríéjóresy líi Real pragmática es leida de muy poces; para que Se conserve mejor su memoria y llegué ahora á no^ ticia de todos, la pondré aquí á la letra.

«Don

,,Don Felipe , por la gracia de Dios Rey de ^Castilla , de León , de Aragón , de las dos Sici«lias , de Jerusalén , de Navarra , de Granada , de «Toledo , de Valencia , de Galicia , de Mallorca, ,,de Sevilla , de Cerdeña , de Córdoba , de Coree* „ga , de Murcia , de Jaén , de los Algarbes , de „Algecira , de Gibraltar , de las Islas de Canaria, «délas Indias , Islas , y tierra firme del mar Océano y Conde de Flandes , y de Tirol &c. Al Seré«hísimo Principe Don Carlos nuestro muy caro, ,,y muy amado hijo , y á los Prelados , Cardeanales , Arzobispos , y Obispos , y á los Du,.qucs , Marqueses , Condes , Ricos homes , Prio«res de las Ordenes , Comendadores , y Sub«Comendadores , y á los Alcaydes de los Castillos , y casas fuertes , y llanas , y á los del «nuestro Consejo , Presidente , y Oidores de las «^nuestras Audiencias , Alcaldes , Alguaciles .de «la nuestra Casa , Corte , y Cnancillería, y i tpr «dos los Corregidores , Asistente , Gobernadores, «Alcaldes mayores , y ordinarios , y otros Jue«ces , y Justicias qualesquier de todas las Ciudades , Villas, y Lugares de los nuestros Reynos,. y «Señoríos, y á. cada uno y qualquier de vos en vuestra jurisdicción , á quien esta nuestra carta fuere «mostrada, salud y gracia. Sabed, que cierta y noto,,ria es la obligación que los Reyes , y Príncipes 4,Christianos tienen á obedecer, guardar , y cumplir, ,,y que en sus Reynos , Estados , y Señoríos sf «obedezcan , guarden , y cumplan los decretos j y ^«mandatos de la Santa Madre Iglesia , y asistir, y jiayudar , y favorecer al efecto y ejecución , y á la .«conservación de ellos , como hijos obedientes , y ;iorotectoresy. ,defensores de ella; !... ¡,],;

„Y la que ansimismo pira la misma causa tienen „al cumplimiento y execucion de los Concilios universales, que legítima, y canónicamente con la autoridad de la Santa Sede Apostólica de Roma han sido «convocados y celebrados, la autoridad de los qua„les Concilios universales, fue siempre en la Iglesia de „Dios de tanta, y tan gran veneración por estar y «representarse en ellos la Iglesia Católica y universal , y asistir á su dirección , y progreso el Espíritu Santo , uno de los quales Concilios ha sido, y «es el que últimamente se ha celebrado en Trento, «el qual primeramente á instancia del Emperador, y «Rey mi Señor , después de muchas y grandes dificultades , fue indicto , y convocado por la felice nmemoria de Paulo Tercio, Pontífice Romano, para «la extirpación de las heregías , y yerros que en esútos tiempos en la Christi andad tanto se han exten„dido, y para la reformación de los abusos, excesos, y «desórdenes, de que tanta necesidad había. El qual «Concilio fue en vida del dicho Pontífice Paulo Ter„cio comenzado, y después con la autoridad de la . «buena memoria de Julio III. se prosiguió, y última«mente con la autoridad , y Bulas de nuestro muy «Santo Padre Pió IV. se ha continuado , y proseguido hasta se concluir y acabar , en el qual intervinieron , y concurrieron de toda la Christianndad, y especialmente de estos nuestros Reynos, «tantos y tan notables Prelados, y otras muchas perdonas de gran doctrina , religión , y exemplo , asistiendo asimismo los Embaxadores del Emperador «nuestro tio, y nuestros, y de los otros Reyes y Prín«cipes , Repúblicas , y Potentados de la Christian„dad ; y en él, con la gracia de Dios , y asistencia«del Espíritu Santo, se hicieron en lo de la fé , y xé- ■ . $om. XXK • G „li

religión tan santo? ,y tan católicos Decretos, y ¡«asimismo se hicieron , y ordenaron en lo de la rer «formación muchas cosas muy santas, y muy justas, siy muy; convenientes , é importantes al servicio «de Dios nuestro Señor , y bien de su Iglesia , y al ^gobierno , y policía eclesiástica: y agora habien-r vdonos su Santidad enviado los Decretos del dicho ,isanto Concilio , impresos en forma auténtica: Nos,, ncomo Católico Rey , y obediente y verdadero hir>jó de la Iglesia , queriendo satisfacer , y corresrponder á la obligación en que somos, y siguiendo «el exemplo de los Reyes nuestros antepasados , de. «.gloriosa memoria , habernos aceptado , y recibidoe «el dicho sacrosanto Concilio , y queremos que etv «estos nuestros Reynos sea guardado , cumplido^ yr «executado , y daremos, y presentaremos para lak «dicha execucion y cumplimiento , y para la con-, «servacion y defensa de lo en él ordenado , nuestra, «ayuda y favor, interponiendo á ello nuestra autorU. «dad , y brazo Real quanto será; necesario y conve~r ^niente* Y así encargamos , y mandamos á. los A,?-, «zobispos , Obispos, y á otros Prelados , y á los. ^Generales , Provinciales , Priores, . Guardianes de. «las Ordenes , : y á, todos los demás á quien esto, «toca;,, é incumbe , que hagan luego publicar y pu-. «bliquen en sus iglesias, distritos, y Diócesis , y. «en las «tras partes y lugares dó conviniere, el di- . ,vcho santo ¡ Concilio , y lo guarden , y cumplan , y. «bagan guardai; ^ y .cumplir ,ry executar con el cui«dad© y zelo¿ y diligencia que negocio tan de serví- . «cío de Dios , y bien de su Iglesia requiere. Y man-. «darnos á los del nuestro Consejo, Presidente de las , «nuestras Audiencias., y á los Gobernadores, Cor- r «regidores,.y..^tras.qualcsquier.Justicias, queden y:

« AnteriorContinuar »