Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de la Nunciatura seis Protonotarios Apostólicos, que se llaman Jucces in Curia del Tribunal de Justicia de la Nunciatura , para que el Nuncio admitiese la apelacion de las sentencias de los Ordinarios, o de los Metropolitanos , y cometiese la causa á uno de los Protonotarios, que despachando sus mandamientos ordinarios de inhibicion , y compulsoria , hiciese transportar los autos, para conocer de la causa hasta sentencia difinitiva, y en caso de que las dos senten, cias del Ordinario , y del Metropolitano se conformasen con la últiina del Protonotario, ajustado al Derecho Canónico, se despachase carta executorial en aquel pleyto; pero en el caso de no conformarse, si la parte apelaba, gyendo el Nuncio la apelacion, se volviese á cometer la causa hasta que hubiese tres sentencias conformes, sin que los Nuncios por entonces, ni en muchos años despues, sino en calisa muy particular conociesen de ella. Por cierto que esto era una cadena de pleytos , en que era muy verosimil, que el que tuviese mas fuerza de dinero para seguirlos , ordinariamente seria vencedor, oprimiendo al que no podria mantenerlos. Antes de estos los Sumos Pontifices comunicaban la jurisdiccion delegada á uno de los Obispos de España , y por este medio en ella se terminaban los pleytos con brevedad

у

sin tantos rodeos. Pero donde los Españoles en tiempo de Carlos V. pensaron hallar el remedio de las costosas apelaciones á Roma, en las causas que tocaban a los Ordinarios , y al Metropolitano, encontraron mayor daño; pues los Ministros de la Nunciatura no contentos con atraerá su Juzgado qualesquier pley tos, y causas, en perjuicio de la primera instancia , abrieron puerta libre para que los mas de los pleytos de su Tribunal pasa

sen

[ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

sen á los de Roma , de manera que antes que pasa-
sen 30 años, se quejaron los vasallos , y los Rey-
nos juntos en Cortes, y despues acá han repetido
las quejas por verse desaforados. El Concordato del
año 1737 manifiestamente favoreció á la Nuncia-
tura, como se reconoce por los artículos 1. 20. y 21.
En el primero se dixo así : que el Nuncio destinado
por su Santidad, el Tribunal de la Nunciatura y sus
Ministros, se reintegren sin alguna diminucion (aun
levisima) en los honores facultades , jurisdiccio-
nes, y prerrogativas, que por lo pasado gozaban,
Quién ignora que sobre los honores , facultades,
jurisdicciones, y prerrogativas de los Nuncios Apos-
tólicos, ha habido siempre muchas controversias, al-
gunas de las quales aun están puestas en qüestion,
otras muchas, aunque ya estan decididas, su decision
ha sido violada por la excesiva licencia que muchos
Ministros de la Nunciatura se han tomado
masiada tolerancia de los Reyes de España? No ha-
blo de los honores, facultades , jurisdicciones, y
prerrogativas propias del empleo de Nuncio Apos-
tólico, y por eso inseparables de él, sino de las
que el arbitrio de las partes contratantes , y con-
cordantes , regula y establece. Yo , pues ,

; pues , quisiera saber ¿en qué honores , facultades , jurisdicciones y prerrogativas se habian de reintegrar sin alguna diminucion (aun levisima) el Nuncio destinado por el Papa , el Tribunal de la Nunciatura , y sus Ministros ? Esta reintegracion habia de ser en las que son propias del ministerio de cada uno , y digamoslo asi, connaturales á su empleo, ó en las advenedizas? Si en las primeras, es ocioso concordarlo, porque no puede haber Nuncio , Tribunal de Nunciatura , ni Ministros de Nuncio ni de su Tribunal, si no

, y la de

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors]

tiene aquellos honores , facultades jurisdicciones y prerrogativas, que son necesarias para

el debido exercicio de su empleo. Pero si la reintegracion se entiende de los honores , facultades, jurisdicciones y prerrogativas advenedizas quales son estas ? Conyenia señalarlas si seriamente se tratase de poner fin á las controversias, y no hablar como se habló indefinidamente con una generalidad , de

que pueden los Nuncios valerse en adelante, continuando en el proposito y práctica de mantener unos derechos imaginarios, contrarios á las leyes de España. Pondré un exemplo, con que se declarará mejor lo que digo. El Nuncio Pontificio tiene facultad para tener su Auditor , y su empleo lo requiere; pe. ro si el Auditor ha de ser Español ó Extrangeřo , es cosa 'arbitraria y sujeta a la convencion de las partes. Ya'se capitulo, como queda dicho, en el año 1528, que el Auditor fuese natural de estos Reynos , cona forme á las leyes de España. Pues que

habia

que concordar de nuevo , sino estar á lo convenido? Por eso sobre este particular no se ha tratado cosa alguna en este último Concordato del año de 1753.

[blocks in formation]

SEMANARIO ERUDITO,

QUE COMPREHENDE

VARIAS OBRAS INEDITAS,

CRITICAS, MORALES, INSTRUCTIVAS,

POLÍTICAS, HISTÓRICAS , SATÍRICAS, Y JOCOSAS
DE NUESTROS, MEJORES AUTORES

[merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small]

MADRID : M.DCC.XC. POR DON ANTONIO ESPINOSA. Se hallará en las Librerías de Mafeo , Carrera de San Gerónimo , en la de Bartolomé Lopez , Plazuela de Santo Domingo, y en la de la Viuda de Sanchez, calle de Toledo, y en los Puestos

del Diario.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »