Imágenes de páginas
PDF
EPUB

en Cadiz

cionan sus negociaciones. Las correspondencias en otros parages de las Americas , son medios conducentes á la prosperidad de su trafico. No queda Tamo que no adopten de las muchas negociaciones que se ofrecen en una expedicion Americana. Giros de letras , remision de frutos á los Paises extrangefos en cambio de los géneros que necesitamos , y finalmente, quanta actividad exige el comercio , toda se halla en el que hacen los cinco gremios mayoTes. De suerte ( recopilándolo todo), que las fábricas mantenidas en Valencia á sus expensas, las que por sus consumos sostienen en otras Provincias , sus ex. pediciones Americanas , el establecimiento de casas

у

Mexico , la provision de los géneros de fuera del Reyno por su cuenta , asi para ics embarques, como al fin de surtir sus tiendas, las remesas de las lanas ( mal necesario , pero inexcusable mientras no se aumenten nuestras manufacturas), el giro de letras y las demás negociaciones que han actuado

y executan , han sido golpes fatales contra el comercio extrangero , le ha debilitado mucho ,

con tribuyendo á las decadencias de varias de sus casas. Críticos presumidos de estadistas y políticos ¿ qué se responde á unos convencimientos tan constantes у evidentes ? Discurrid, pensad, (creo os vendria mejor en otro sentido) įsi puede darse un comercio mas importante al Estado y á la nacion ? Examinad las máxîmas que constituyen un verdadero comer

, y las hallareis adoptadas todas por los cinco gremios mayores. No os dexeis seducir de los dictamenes de los extrangeros, interesados en el descredito de un cuerpo, que se les hace tan formidable , y que temen fundadamente acreciente sus fuerzas y puder.

Acor

[ocr errors]

ciante , Y

Acordaos de que sois Españoles individuos de la sociedad del Reyno, á la que le importa la subsistencia de un cuerpo que le rinde tan considerables utilidades y ventajas. ¿Es posible se aplauda el merito de las casas extrangeras, y se vitupere una nacional? Yo lo he oido con imponderable sentimiento. Tal casa es poderosa., es mucho su credito , formalidad, buena fe &c. Estas son expresiones muy comunes en los tales presumidos políticos. Pues desengañense, que el aplauso á la casa extrangera á costa del desprecio de la española , es una ofensa que se hace á la Nacion, No es mi animo singularizará los cinco gremios mayo res: es una pura referencia del merito de sus negociaciones, que conocerá y habrá de confesar qualquiera que lo examine con imparcialidad é indiferencia. Es verdad que hay en Cadiz casas verdaderamente Españolas muy acaudaladas, que trafican y hacen grandes negociaciones por su cuenta : pero ni son bastantes á contrarrestar al extrangero, ni le actuan tan extensivo en sus ramos como los cinco gremios mayores. Carecen igualmente de la calidad de mantener fábricas , dedicarse al giro de letras, remision de frutos á los extrangeros, y otros tráficos

que

abrazan los cinco gremios. No se les degrada su merito á las muchas casas españolas acaudaladas, y verdaderamente patriotas de la Andalucia. Son utilísimas al Estado

y á la Nacion, han hecho grandes servicios á la corona, como se dixo en su respectivo capítulo. Muchos de los citados comerciantes han retirado sus gruesos capitales del comercio, y los han empleado en casas costosísimas, cuyo destino priva á la sociedad de la circulacion que tendria aquel caudal у su estanco (digasmolo asi) es origen de menos masa circulante. Este es uno de los argumentos que cali

[ocr errors]

fican la triste situación de nuestro comercio Ame: ricano. La fabrica de casas se ha aumentado á cor respondencia que aquel se ha deteriorado , y se ha buscado un arbitrio en tales fondos para asegurar los caudales.

Sin embargo convendria que el Gobierno restringiese por medio de su eficaz providencia, la libertad de los tales acaudalados, sobre los excesivos , costos en la fábrica de las casas , pues aquellos dispendios son quantiosos , y en la circulacion producirian grandes utilidades. Este cuerpo formado de los cinco gremios mayores, ha adquirido á pesar de sus enemigos, considerable credito en la Europa, cediendo su reputacion en beneficio del Estado. „El enscargado en el gobierno de qualesquier Reyno (refle„xiona un político) antés de declarar ó aconsejar el „rompimiento de una guerra, debe instruirse á fon,,do y muy particularmente , no solo de las fuerzas mpor mar y tierra de la Nacion contra quien se haya de romper , sino del estado y situación de su comera ancio , caudales, giros , y recursos que tenga para sostentenerla. Debe combinar y calcular las facultades de nsu Nacion, y de la que mira como enemiga. Ha de sexåminar qual tiene mas seguros arbitrios á manteynerla por mas tiempo.“ Al auxilio de estos calcu

examen y combinaciones , adquiere un juicioso conocimiento , y podrá aconsejar con acierto al Soberano. No ha de omitir el reflexionar en qué consiste, y quál es la riqueza real de la Nacion á que quiere mover la guerra , quales los medios de haberse enriquecido durante la paz , y quáles los motivos de la decadencia que haya tenido en algun tiempo. Estos antecedentes le harán conocer , mo y por quantos años podrá sostener la Tom. XXVI.

li

los ,

CO

guer

ra.

ta (1). En dictamen de este gran político, el Ministro instruido se contendrá en declarar la guerra, ni dar motivos de queja á una Nacion, que al auxilio , no solo de las fuerzas de mar y tierra, sino de su co, mercio , pueda sostenerla sin su total ruina por mucho tiempo. Aplicada la máxîma al caso de que alguna Potencia (Dios no lo permita :) excitase la guerra (ó quisiese moverla) á España , el gran crédito de los cinco gremios mayores en toda la Europa , sería precisamente uno de los objetos de sus meditaciones y calculaciones, no ignorando sus fuerzas y vastas negociaciones de que se hallan encargados, y que les facilitan entre otras grandes ventajas la de un apronto, y provision por muchos años de viveres para el Exercito, en los parages dondo se necesitasen. Tampoco se le podia ocultar al tal Ministro, que aunque por la guerra se interrumpe el comer

cio , y no podrian redimirse los cinco gremios de padecer algo en el suyo ; pero que no le abandonarian, pues se prevaldrian de los muchos recursos que les proporciona lo extensivo de su tráfico

y caudales. Suffirian menos quebranto que los particulares, por : que sus muchas fuerzas le harian mas soportable qualesquier golpe. Auxiliarian su navegacion con comboy de guerra, que es regular se les permitiese. Se valdrian para la Europa de vanderas neutrales. Correrian sus polizas de seguros, sobre plazas y perso

para asegurar los acaecimientos de la guerra. Tal vez firmarian su compañía otras polizas como aseguradores. Tomarian y darian tambien dinero á riesgo. En una palabra , balancearian unas negociaciones con otras, á fin de compensar con

la (1) El señor Dovenant en s# Arismetice polirlca.

nas del

mayor crédito

la utilidad que reportarian sobre tal dependencia, la pérdida ó quebranto que otra les produxese. Su habilidad , y aplicacion de este cuepo le haria cono, cer, y sus correspondientes en toda la Europa se lo avisarian, las disposiciones ó fundadas conjeturas de rompimiento con anticipacion , y procurarian por medio de permisos , almacenar los correspondientes repuestos de géneros en las Americas.

Quanto se ha expuesto es nibelado por las reglas, práctica y experiencia. La guerra es ruina para unos, у fortuna para otros,

dentro de la misma clase del Comercio. En Cadiz se han destruido

por

la

guerra muchas casas , y se han levantado otras. Consiste la diferencia, ó en el siniestro acaecimiento del aprestamiento , ú otro que destruye absolutamente al Comerciante , ó en lo mal premeditadas expediciones. El primer caso no arruinaria absolutamente el Comercio de los cinco Gremios, porque como se supone, que no se habrian zenido precisamente á una negociacion, y que en la expedicion de navio habrian abrazado todas las

quc

el fecundísimo campo del Comercio ofrece ; la pérdida de una , 'se compensaria con la ganancia de otras, y siempre les quedaban fuerzas, no solo en las riquezas reales, sino en las de su crédito.

No hay el peligro (y es el segundo caso) de que por mal premeditada la expedicion sea ruinosa. Bastaria para fundamentar este prudente concepto, el que tienen los cinco Gremios mayores de su buena conducta : pero asi para acallar á los presumidos políticos, como porque la mayor exôrnacion, ó explicacion sirve de instruccion, me detendré algo en la materia. La falta de conocimiento en las verdaderas máximas de Comercio ; la privacion de las no

ti

[ocr errors]

li 2

« AnteriorContinuar »