Imágenes de páginas
PDF
EPUB

2.0

las ciudades y villas de voto en cortes): como a las favorables intenciones de vuestra Majestad. todo lo susodicho consta y parece de los acuer En unas y otras se sirve vuestra Majestad manidos que van citados y quedan en los libros de las festar los escesos que han merecido estos reinos córtes que al presente se estan celebrando: de al paternal cariño de vuestra Majestad desde que certifico yo don José Ciprian del Valle, es que la piedad divina puso en las reales sienes de cribano de cámara del rey nuestro señor, de los vuestra Majestad la corona de esta monarquia: que residen en el consejo, que por mandado de pues ajitada y combatida de tantos enemigos cosu Majestad (Dios le guarde) estoy sirviendo la mo hizo conspirar contra ella la tenaz ambicion escribanía mayor de las presentes córtes en lugar de la casa de Austria y las potencias de la liga, se de don Juan de Aberasturi. Y para que conste lo opuso generosamente el inclito invencible ánimo firmé en Madridá 9 dias del mes de junio de 1713 de vuestra Majestad al reparo y escarmiento de años.- Don José Ciprian del Valle.

tantos émulos, no solo con el esfuerzo de las armas de sus vasallos, sino tambien con la preciosi

dad de su real presencia en la frente de sus ejérRepresentacion que hizo el Reino junto en córtes citos que animados de tan superior glorioso es

en vista de la renuncia del rey don Felipe V piritu castigaron el inquieto orgullo de los eneá la sucesion de la corona de Francia.

migos en los repetidos celebrados sucesos de

Almansa y Villaviciosa hasta arrojarlos a la Señor. — Teniendo estos reinos tan sensibles última estremidad de Cataluña: debiendo aqui y claras pruebas de cuánto han debido a la pater nuestra agradecida atencion hacer un reverennal piedad de vuestra Majestad (Dios le guarde) te recuerdo de los inmensos trabajos y fatigas desde que para nuestra mayor gloria fue servida que acompañaron a estas animosas proezas de la divina Providencia colocar à vuestra Majestad vuestra Majestad hasta esponer todas las granfelizmente en el trono de esta monarquía, se sir des importancias de su vida á la peligrosa conve vuestra Majestad darnos hoy la última y mas tingencia de la guerra, cuyos varios accidennotoria evidencia en la causa y fines para que tes obligaron a la real persona de vuestra Made su real orden hemos sido convocados a las jestad a dejar una y otra vez la comodidad presentes córtes; cuya imponderable amante fi de su corte, cediendo a la violencia enemiga neza está ejecutando nuestra obligacion toda pa hasta su propia quiclud, y haciendo compara sacrificar en las aras de nuestro amor y res ñera de sus peregrinaciones y retiro la adpeto cuantos obsequios y demostraciones puedan gustisima lineza de la reina nuestra señora y caber en la esfera de nuestra posibilidad, y que la inocencia de nuestro amado principe. Pero mas acrediten nuestra reverente y tierna grati-l al misino tiempo que vuestra Majestad cmtud. Y para que esta aspire á proporcionarse á pleaba su esfuerzo en libertar de tauta opretan debida satisfaccion con el entero conocimien sion sus vasallos , congojaba su paternal y auto de lo que incluye, nos parece muy propio á gusto corazon el mirarlos reducidos á los tér: la obligacion de nuestro instituto hacer presente minos estrechos de una indispensable necesiá vuestra Majestad lo que comprendemos del con_ dad, ocasionada de los inmensos gastos de testo de las cartas convocatorias que vuestra Ma una guerra no menos sangrienta que

dilatada, jestad se sirvió espedir á nuestras comunidades cuya reflexion llamaba a las puertas de la real y de la proposicion que al abrirse las cortes tu-piedad de vuestra Majestad para abrirlas a vimos la honra de oir á yuestra Majestad y con cuantos medios facilitasen á estos reinos e mas estension se nosleyó en su real presencia y de beneficio de su tranquilidad y reposo en que su real orden: y finalmente por el instrumento respirasen de tan sensibles como forzosas pede renuncia que vuestra Majestad otorgó, firmó nalidades. Y habiendo la divina misericordia y juró el dia 5 de este mes por ante don Manuel favorecido la real intencion de vuestra Majesde Vadillo y Velasco, secretario de estado, cuya tail, logrando por los autorizados oficios del copia autorizada se sirvió vuestra Majestad re señor rey cristianisimo introducir en Inglatermitir al Reino, para que arreglados á la mente y ra las proposiciones de paz, y por medio alma de sus espresiones, solicite nuestra respe de aquella soberana cl convocar un general tuosa veneracion corresponder, como debemos, congreso en Utrecha para deliberar y estable

cer la tranquilidad pública y una satisfaccion para establecer los derechos de la sucesion de reciproca a todos los principes de la Europa; esta corona en caso de faltar (lo que Dios no se solicito por la Inglaterra, para evitar el prin- permita) la real descendencia de vuestra Macipal motivo de la guerra, el precayer que en jestad, se acordó por la Inglaterra con vuesningun tiempo ni por algun caso se uniesen tra Majestad y el señor rey cristianisimo enlas dos monarquias de España y Francia en la trase á poseer esta monarquía el señor duque persona de un mismo principe; y como medio de Saboya y sus hijos y descendientes mascunecesario para sujetar todos los accidentes que linos nacidos de constante y lejitimo matrimopudiesen sobrevenir en lo futuro, que propu nio; y en defecto de sus lineas masculinas el siese á vuestra Majestad que entre la alterna- principe Amadeo de Cariñan y sus hijos y destiva de la sucesion posible á la corona de Fran cendientes masculinos nacidos de constante lecia o á la posesion de esta monarquia elijiese jitimo matrimonio; y en falta de sus líneas el vuestra Majestad una de ellas para escluirse de principe Tomás, hermano del principe de Cala esperanza de obtener la otra. Hechia esta

riñan, sus hijos y descendientes masculinos naproposicion à vuestra Majestad y arrebatado cidos de constante lejítimo matrimonio, que del ardentisimo amor con que siempre atendió por descendientes de la señora infanta doña Caà la fidelidad de la nacion española, aun no talina, hija del señor Felipe II, y llamamientos permitió el real ánimo de vuestra Majestad lugar espresos, tienen derecho claro y conocido, suà la duda para la eleccion de esta monarquia, poniendo la amistad y perpétua alianza que se prefiriéndola a la de Francia: circunstancia de debe solicitar y conseguir de este principe y su tan subidos realces para nuestra eterna gratitud, descendencia con esta corona : debiéndose creer que no es fácil aun con todos los esfuerzos de

que esa esperanza perpétua é incesable sca el nuestra posibilidad encontrar alguna propor fiel invariable de la balanza en que amistosamencion de reconocimiento y obsequio al impon- te se equilibren todas las potencias, fatigadas derable honor que debieron estos reinos á vues del sudor é incertidumbre de las batallas ; no tra Majestad : cuya resolucion entendida por quedando algun arbitrio á ninguna de las partes la Inglaterra se discurrió y comunicó con vues para alterar este equilibrio federal por via de tra Majestad y con su Majestad cristianisi - ningun contrato de renuncia ni retrocesion, ma que se hiciesen reciprocas renuncias asi por pues convence la razon de su permanencia la parte de vuestra Majestad y en nombre de su que motiva el admitirle. real descendencia a la sucesion posible de la A estos tres puntos parece se reducen los memonarquia de Francia, como de los principes dios acordados con vuestra Majestad para el de aquella real familia y de todas sus lineas á la establecimiento de una paz solida , tan deseada de esta corona; y que unas y otras se pasasen y de su paternal afeccion para el mayor beneconfirmasen en cortes estableciendo ley de ellas, ficio de estos reinos: y á estos fines se ha scrafianzando en este requisito su mayor solemnidad vido vuestra Majestad convocar estas presentes y validacion, y asegurando por este medio el cortes. Y debiendo nuestro humilde reconociequilibrio de potencias en la Europa, para que miento corresponder en los términos de nuesla union de muchas en una no hiciese declinar tra cortedad á tan crecida y grande oblila balanza de la deseada igualdad. Y como es gacion, han acordado los Reinos y Ciudades en consecuencia de la máxima fundamental y per. de que se componen las presentes córtes, unápétua del equilibrio de las potencias de Europa nimes y conformes ponerse a los reales pies de el que asi como este persuade y justifica evitar vuestra Majestad con el mas profundo respeto, en todos los casos escojitables la union de la rindiéndole inmortales gracias por los inmenmonarquia de España con la de Francia, haya sos beneficios y escesivos favores con que se de cautelarse el mismo inconveniente en que en ha servido honrar y exaltar la nacion españofalta de la real descendencia de vuestra Majes-la, atendiendo al mayor bien y utilidad de sus tad se diese el caso de que esta monarquía pu amantisimos vasallos, procurando à esta modiese recaer en la casa de Austria , cuyos do- narquía el alivio de la deseada paz y tranquiminios y adherencias, aun sin la union del im-lidad. Y deseando el reino por su parte conperio, la harian formidable; á estos fines y tribuir al logro de la real intencion de vues

:

tra Majestad, asiente, y si fuere necesario pa acuerdos (segun de ellos mismos parece) á ra la mayor autoridad, validacion y firmeza, que me remito yo don José Ciprian del Valle, aprueba y confirma la renuncia que vuestra escribano de cámara del rey nuestro señor, de Majestad se ha servido hacer por sí y en nom los que residen en el consejo, que por manbre de toda su real descendencia a la monar dado de su Majestad he servido la escribania quia de Francia; con la circunstancia de haber mayor de las cortes, disueltas de su real orden sc de ejecutar la misma renuncia por los prin en 10 de este mes, en lugar de don Juan de cipes de aquella real familia y su descendencia Aberasturi. Y para que conste lo firmé en Maá esta corona: y asimismo la esclusion per drid á 11 de junio de 1713 años. — D. José Cipétua de la casa de Austria á los dominios de prian del Valle. esta monarquía; y asimismo el llamamiento de

3.0 la casa de Saboya á la sucesion de estos reinos en falta (que Dios no permita) de la real des

Real cédula del señor rey don Felipe V estucendencia de vuestra Majestad : y que todas

bleciendo por ley todo lo contenido en la esestas tres cosas y cada una de ellas las aprueba,

critura de renuncia , número 1." consiente y ratifica el Reino con las mismas calidades , condiciones y supuestos que se es D. Felipe, por la gracia de Dios, rey

de Caspresan, infieren y concluyen en el referido tilla, de Leon, de Aragon (siguen los demas instrumento de renuncia ejecutado por vues titulos). Los vivos deseos con que el rey cristra Majestad, que queda mencionado y referido.

tianisimo mi abuelo y yo hemos procurado dar Y en fin, que para asegurar y establecer la

fin á la sangrienta y porfiada guerra que ha lanfirmeza en estos tratados , se obligan estos Rei

tos años aflije á la Europa , y dispensar el denos con todo su poder y fuerzas á hacer man bido alivio á nuestros fidelisimos vasallos, rentener las reales resoluciones de vuestra Majes didos al peso de tantos trabajos y fatigas que tad, sacrificando en su servicio hasta la últi

solo pudieran tolerar su invencible ánimo y ma gota de sangre: ofreciendo á vuestra Ma

constante amor y lealtad; han solicitado por jestad (como lo ejecuta y siempre ha procu- todos los medios posibles la paz universal con rado acreditar ) vidas y haciendas en obsequio

las potencias coligadas contra las dos coronas, de su amor. Y para eterna memoria y obser

anteponiéndola a nuestros intereses. Y habienvancia de la real deliberacion de vuestra Ma do dado principio á los tratados de ella con jestad y acuerdo del Reino, suplicamos á vues la reina de Inglaterra, se ha convenido entre tra Majestad se sirva mandar que derogan las tres coronas , España, Francia é Inglaterra, do todas las que se hallasen en contrario, se es el que yo otorgase renuncia por mi y mis tablezcan por ley fundamental así las renun descendientes del derecho que tuviere y pudiecias referidas, como la esclusion perpétua de re tener a la corona de Francia, con lo demas la casa de Austria, y la sucesion de la casa y en la forma que se contiene en el mismo iusde Saboya , segun está acordado y estableci

trumento, cuyo tenor es como se sigue.do en el referi lo instrumento de renuncia , de D. Felipe etc. Por la relacion y noticia de este bajo de los supuestos y circunstancias que en instrumento y escritura de renuncia etc. (es el él se espresan , que desde luego acuerda el

mismo literalmente que se halla en el número Reino (con la aprobacion de vuestra Majestad) 1.° v. alli.) como fundamento en que consiste el mayor bien Y habiendo convocado al Reino, que se halla y utilidad de esta monarquia , tan atendida, fa- junto en córtes, al fin de la mayor validacion vorecida y exaltada de la real benevolencia y firmeza de la renuncia é instrumento preinde vuestra Majestad. Y sobre todo se dignará serto; le fue de mi orden comunicado, y por de mandar al Reino lo que fuere de su real su parte aceptado y consentido en toda forma. agrado. Madrid y noviembre 9 de 1712. Y por la representacion que me hizo en 9 de

Es copia de la representacion hecha a su noviembre del año próximo pasado me supliMajestad (Dios le guarde) por el Reino junto có tuviese á bien de ordenar en mi real delien cortes en 9 de noviembre del año pasado | beracion, contenida en el referido instrumende 1712, que se halla sentada en sus libros de

to de renuncia y esclusion de la casa real de

Francia y de la de Austria, y orden de suce haya ó pueda haber en contrario; y sin emsion, despues de toda mi descendencia, en la bargo asimismo de cualesquiera disposiciones casa de Saboya , se establezca por ley funda testamentarias o entre vivos hechas por los reyes mental. Y siendo este medio tan conveniente y nuestros predecesores; y la declaracion que necesario para lograr la universal paz de la hicimos en favor del duque de Orleans y sus Europa , el sosiego y alivio de mis vasallos y hijos y descendientes, como nieto de la infanta el bien comun de estos reinos; en vista de lo doña Ana Mauricio, reina que fue de Francia: que sobre ello se me consultó por los del mi las cuales todas por esta ley derogamos, caconsejo , lo he tenido por bien y acordado que samos y anulamos en cuanto fueren contradebia mandar, como mando , que todo lo con rias á lo contenido en este instrumento, dejántenido en el dicho instrumento se guarde , cum dolas en su fuerza y vigor para lo demas : quepla y ejecute perpetuamente, segun y como en dando para siempre esta renuncia, esclusiones él se contiene; y en su consecuencia quede yo y orden de sucesion, con lo demas esprey toda mi descendencia para siempre jamás es sado, por ley fundamental de la sucesion de cluido de la sucesion à la corona de Francia, esta monarquía, en la puntual forma que va espara no poder suceder en ella con ningun pre presado : que así es mi voluntad. Dada en Matesto, ni en tiempo alguno, accidente ó caso drid á 18 de marzo de 1713. —Yo el rey. - Yo que pueda acontecer: y que asimismo queden don Lorenzo de Vivanco Angulo, secretario del escluidos reciprocamente de la sucesion à la rey nuestro señor , lo hice escribir por su manmonarquia de España todos los principes de la dado. El conde de Gramedo.- El marques de sangre de Francia y todas sus líneas existentes Andiu.-D. Garcia de Araciel.- El Marques y futuras; y en la misma forma queden esclui- de Aranda.-D.Pedro de Larreategui y Golon.dos lodos los principes, varones y hembras de Registrada.-D. Salvador Narváez, teniente de la casa de Austria , existentes y futuros; de suer chanciller mayor.-D. Salvador Narvaez. te que los unos y los otros por ningun caso, pen En la villa de Madrid á 18 dias del mes de sado ó no pensado, no puedan suceder jamás en marzo de 1713 años , ante las puertas del real la monarquia de España y estados á ella agre- palacio de su Majestad y en la puerta de Guagados ó que en adelante se agregaren. Y decla-dalajara, donde está el trato y comercio de los ro en falta de mi real persona y de mis des mercaderes y oficiales, estando presentes los cendientes lejitimos varones y hembras , en licenciados don Melchor Prous , don Diego de tre à la sucesion de esta monarquia el duque de Pellicer y Tobár , caballero del orden de SanSaboya y sus hijos y descendientes varones por tiago, don Francisco Zeferino del Villar y don linea masculina, nacidos de constante lejitimo Juan Gaspar Zorrilla de San Martin, alcaldes matrimonio ; y en defecto de sus lineas mascu de la casa y corte de su Majestad, se publicó linas el principe Amadeo de Cariñan y sus hijos la ley y real despacho antecedente con trompey descendientes varones por la misma linca, na tas y atabales, por voz de pregonero público: cidos de constante lejitimo matrimonio; y en hallándose presentes tambien diferentes alguadefecto de sus lineas masculinas, el principe ciles de la casa y corte de su Majestad : de que Tomas, hermano del principe de Cariñan, sus certifico yo don Juan del Barco y Oliva, escrihijos y descendientes varones por la misma li bano de cámara del rey nuestro señor , de los nea masculina, nacidos de constante lejitimo que en su consejo residen; y asimismo de que matrimonio, que por descendientes de la infanta á lo referido se hallaron otras muchas persodona Catalina, bija del señor Felipe II, y llama nas. – D. Juan del Barco у

Oliva. mientos espresos tienen derecho claro y conoci Es copia del real despacho de su Majestad y do á la sucesion de esta corona: cuyo orden de su renuncia, que orijinal queda en el archivo suceder quiero se guarde , cumpla y ejecute lite- del consejo, de que certifico: y para que conste, ralmente como a qui se contiene, para siempre de orden de los señores de él, yo don Mijamas, sin embargo de la ley de partida que guel Rubin de Noriega, escribano de cámara del habla sobre la forma y manera en que se ha rey nuestro señor mas antiguo, de los que en el de suceder en estos reinos, y otras qualesquiera consejo residen, lo firmé en Madrid á 18 de leyes , ordenanzas, estatutos ó costumbres que junio de 1713. - D. Miguel Rubin de Noriega.

tre el rey cristianisimo, nuestro muy respe

lado señor y abuelo., el rey Felipe V, nuestra Renuncia del señor duque de Berry á la sucesion

hermano, y la reina de la Gran Bretaña, que de la corona de España.

el dicho rey Felipe renuncie por sí y por loCarlos, hijo de la casa de Francia , duque de dos sus descendientes a la espectativa de suBerry, de Alenzon y de Angulema, vizconde de ceder à la corona de Francia : que de nuestra Vernou , Andely y Gisors; señor de las caste parte renunciaremos tambien por nos y por Hanias de Cuingac y Merpins. A todos los reyes, nuestros descendientes a la corona de Espaprincipes, repúblicas, comunidades y demas ña : que el duque de Orleans, nuestro muy cuerpos y particulares presentes y venideros caro tio, ejecutará lo mismo : de suerte que hacemos saber: que hállandose todas las po todas las lineas de Francia y de España reslencias de Europa casi arruinadas con oca pectiva y relativamente quedaran escluidas pasion de las guerras presentes que han derra

ra siempre y en todos modos de todos los mado la desolacion en las fronteras y otras derechos que las lineas de Francia pudiesen muchas partes de las mas ricas monarquias tener a la corona de España, y las lineas de y otros estados; se convino en los congre- España á la de Francia: y finalmente, se imsos y tratados de paz que se negocian con la pedirá que con pretesto de las dichas renunGran Bretaña de establecer un equilibrio y cias ni de otro cualquiera, mueva la casa de Auslimites politicos entre los reinos cuyos intere-tria las pretensiones que pudiese tener à la ses han sido y son todavía el triste motivo sucesion de la monarquia de España, por cuande una sangrienta disputa, y de tener por to uniéndose esta monarquia á los paises y esmáxima fundamental de la conservacion de es tados hereditarios de aquella casa se haria formita paz el que se debe proveer a que las fuer- dable, aun sin la union del Imperio , á las demas zas de estos reinos no se hagan temibles ni potencias que se hallan en medio y como cerpuedan causar celos algunos : en lo cual se cadas de ambas; lo cual destruiria la igualdad creyó no poderlo establecer mas solidamente que hoy se establece para asegurar y afirmar que impidiendo que se estiendan y guardan mas perfectamente la paz de la cristiandad, do cierta proporcion, á fin que unidos los mas y desvanecer cualesquiera celos a las potencias débiles , puedan defenderse de los mas pode- | del norte y del occidente, que es el fin que rosos y respectivamente sostenerse contra sus se propone para este equilibrio político, sepaiguales.

rando y escluyendo por su medio todas estas A este efecto el rey, nuestro muy res ramas, y llamando a la corona de España en petado señor y abuelo, y el rey de España, defecto de las líneas del rey Felipe V, nuesnuestro muy caro hermano, convinieron y tro hermano, y de todos sus hijos y descenquedaron de acuerdo con la reina de la Gran dientes , la casa del duque de Saboya , que desBretaña se hiciesen renuncias reciprocas por ciende de la Infanta Catalina, bija de Felitodos los principes presentes y futuros de la pe II, habiéndose considerado que haciendo corona de Francia y de la de España á todos de este modo suceder inmediatamente la dicha los derechos que pueden pertenecer á cada casa de Saboya, se puede establecer como en uno de ellos en la sucesion del uno ó del otro su centro aquella igualdad y equilibrio entre reino, estableciendo un derecho habitual á la estas tres potencias, sin lo cual no se podria sucesion de la corona de España en la linea estinguir el fuego de la guerra que está enque quedare habilitada y declarada inmediata cendido, capaz de destruirlo todo. á la del rey Felipe V, nuestro hermano, por las Descando pues concurrir con nuestro decortes de España que debieron juntarse á este sistimiento y con la abdicacion de todos nuesfin. Y haciendo una balanza inmutable para tros derechos por nos, nuestros sucesores mantener el equilibrio que se quiere poner en y descendientes a establecer el reposo univerla Europa, y pasando á particularizar todos sal y asegurar la paz de la Europa ; creyenlos casos previstos de la union, para que sir do ser este el medio mas cierto y el mas necevan de ejemplo a todos cuantos pudieren acon sario en las terribles circunstancias del tiemtecer; se ha convenido y ajustado tambien en po presente, hemos resuelto renunciar la es

« AnteriorContinuar »