Estudios historicos: politicos y sociales sobre el Rio de la Plata

Portada
Adolfo Blondeau, 1854 - 414 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 124 - Señores, viéndose conminados de esta suerte, y con el fin de evitar la menor efusión de sangre, que sería una nota irreparable para un pueblo que tenía dadas tan incontrastables pruebas de su lealtad, nobleza y generosidad, determinaron que por mí, el Actuario, se leyese en altas é inteligibles voces el pedimento presentado, y que los concurrentes espresasen si era aquella su voluntad. Se leyó el pedimento y gritaron á una: que aquello era lo que pedían y lo único que querían se ejecutase.
Página 104 - Y acordada la siguiente, á saber: «si se ha de subrogar otra autoridad á la superior que obtiene el Exmo. Señor Virrey, dependiente de la metrópoli, salvando esta; ó independiente, siendo del todo subyugada», fué desaprobada y pedido que se procediese á otra proposión más suscinta.
Página 124 - ... que las gentes, por ser hora inoportuna, se habían retirado a sus casas, que se tocase la campana del Cabildo, y que el pueblo se congregase en aquel lugar para satisfacción del Ayuntamiento; y que si por falta...
Página 124 - Presidente y vocales, por su orden, hincados de rodillas y poniendo la mano derecha sobre los Santos Evangelios, juraron desempeñar legalmente sus respectivos cargos, conservar íntegros estos dominios al señor D. Fernando VII, y sus legítimos sucesores, y guardar puntualmente las leyes del reino.
Página 102 - Fiel y generoso pueblo de Buenos Aires. Las últimas noticias de los desgraciados sucesos de nuestra metrópoli, comunicadas al público de orden de este superior gobierno, han contristado sobremanera vuestro ánimo y os han hecho dudar de vuestra situación actual y de vuestra suerte futura.
Página 132 - ... los diputados han de irse incorporando en esta Junta conforme y por el orden de su llegada a la capital, para que así se hagan de la parte de confianza pública que conviene al mejor servicio del rey y gobierno de los pueblos; imponiéndose con cuanta anticipación conviene a la formación de la general, de los graves asuntos que tocan al gobierno.
Página 399 - Europa, es decir, por la inmigración, por una legislación civil, comercial y marítima sobre bases adecuadas; por constituciones en armonía con nuestro tiempo y nuestras necesidades; por un sistema de gobierno que secunde la acción de esos medios.
Página 117 - Con lo que se despidieron los precitados individuos suplicando que no se perdieran momentos, pues de lo contrario podrían resultar desgracias demasiado sensibles y de nota para el pueblo de Buenos Aires.
Página 404 - Art. 20. Las leyes reglan el uso de estas garantías de derecho público; pero el Congreso no podrá dar ley que con ocasión de reglamentar u organizar su ejercicio, las disminuya, restrinja o adultere en su esencia.
Página 103 - Huid siempre de tocar en cualquier extremo, que nunca deja de ser peligroso. Despreciad medidas estrepitosas ó violentas, y siguiendo un camino medio, abrazad aquel que sea más sencillo y más adecuado para conciliar, con nuestra actual seguridad, y la de nuestra suerte futura, el espíritu de la ley y el respeto á los magistrados.

Información bibliográfica