Imágenes de páginas
PDF
EPUB

trado y paternal gobierno de Carlos 3o. contribuyeron mucho á su adelanto.

Union A Nicaragua.—A la plantacion del sistema de Intendencias que tuvo lugar en América, por el año de 1786, se siguió que la Provincia de Costa Rica viniese á quedar sometida en materias fiscales al Intendente establecido en León de Nicaragua, y se estrecharon mas los lazos entre las dos provincias, cuando promulgada la Constitucion Española de 1812 se les concedió en comun una diputacion ó asamblea provincial. En esta época obtuvo Costa Rica de las Cortes (1814) por primera vez, la habilitacion de Punta-Arenas y adquirió bastante vuelo eb comercio de bastimentos con Panamá.

Independencia.—Llegó por fin el dia, marcado en el libro del destino, en que las provincias del reino de Guatemala, siguiendo el impulso de las demas Colonias de España, debian dar el grito de emancipacion. Muy al revés de lo que sucedió en otras partes, nosotros tuvimos la singular fortuna de efectuar tan importante cambio por la sola fuerza de los acontecimientos, sin que precediese la menor lucha, sin que costase el mas leve sacrificio, y con la connivencia de las mismas Autoridades Españolas. De esta manera fué como se proclamó la independencia el 15 de Setiembre de 1821 en Guatemala, la Capital, bajo el concepto de que las mismas provincias que habian concurrido á formar el reino, continuarían unidas para constituirse en una sola república, separada de toda otra nacion.

Bien pronto se desvaneció este halagüeño porvenir; pues la mayoría de las provincias, en particular Nicaragua, manifestaron una tendencia decidida á romper toda conexion con la antigua capital del Reino, prefiriendo mas bien incorporarse al Imperio que se trataba de establecer en Méjico; con la mira sin duda de no depender, sino de un centro lejano. El mismo Guatemala cedió al fin al torrente; mas entretanto todo el pais se dividió entre los dos partidos liberal ó republicano y servil ó imperialista; cayendo en una verdadera anarquía.

Durante esta aciaga crisis, los pueblos de Costa Rica se condujeron con mucho tino y circunspeccion; resistiendo á las instigaciones de las autoridades de Leon; adoptando una prudente neutralidad y organizando provisionalmente una administracion interior (Noviembre 27, 1821.) La provincia nunca reconoció el réjimen imperial; pues aunque Cartago y Heredia se pronunciaron por él, en 29 de Marzo de 1823, los insurjentcs batidos el 5 de Abril por las tropas del Gobierno en las llanuras inmediatas á las Lagunas de Ochomogo tuvieron que capitular. La residencia del Gobierno se trasladó desde entonces á San José.

Federacion.—El movimiento de aquellas ciudades fné tanto mas extemporáneo, cuanto que á la sazon el imperio ya no existia, habiendo sido derrocado Iturbide por sus mismos compatriotas. Entonces el General Mejicano que mandaba en Guatemala, convocó un Congreso de Representantes de todas las provincias que hablan pertenecido al antiguo reino del mismo nombre.

Este cuerpo que tomó la denominacion de "Asamblea Nacional Constitdyente" se instaló en Guatemala el 1°. de Julio de 1823, con asistencia de representantes de todas las antiguas provincias, que todas respondieron gustosas al llamamiento. En dicho Congreso se adoptó la forma federal de gobierno, y se establecieron los principios que debieran servir de base para que las provincias organizasen sus gobiernos particulares, en concepto de miembros de la Confederacion. La Constitucion federal fué promulgada el 24 de Noviembre de 1824. Con arreglo á ella la provincia de Costa Eica, que desde el principio habia establecido una administracion provisoria, entró á formar uno de los Estados de la federacion. Se instaló su Constituyente particular, y la Carta fundamental del Estado fué redactada y publicada el 21 de enero de 1825. Desde este dia debe mirarse á Costa Eica como una sociedad libre, rejida por un gobierno regular; y á la verdad, si la comparamos con las demas provincias, ninguna hay que haya aprovechado tanto de este cambio ni adelantado mas desde la independencia. Tan feliz resultado se debe á la libertad de comercio é industria, al buen sentido y á la moderacion del pueblo.

Mientras que ni la administracion federal, ni los gobiernos particulares de los demas Estados podian marchar tranquilamente en el ejercicio de sus funciones, y que (salvo algunos raros casos) los funcionarios públicos no podian acabar en sus puestos los respectivos periodos constitucionales, el primer gobernador patriota de Costa Rica Don Juan Mora, reelecto en el mando del Estado, lo administró pacíficamente por el espacio de ocho años.

Es un hecho remarcable que mientras existió la federacion, el pueblo Costa-ricense se condujo con la mayor lealtad y estuvo siempre dispuesto á llenar sus deberes respecto á la Union, evitándole obstáculos en el ejercicio de los poderes que se le habian delegado, y absteniéndose de invadir sus atribuciones especiales, y de apoderarse de las rentas federales para consagrarlas á las necesidades del Estado.

Disolucion.—Desgraciadamente la Constitucion Federal del año de 24 contenia vicios radicales. Redactada en imitacion de la de los Estados Unidos, se apartó de ella, en las mas bellas concepciones que caracterizan el sistema Anglo-Americano; y se estableció un Senado nulo, un Ejecutivo impotente y un Congreso absoluto, donde necesariamente debia preponderar la numerosa representacion del grande Estado de Guatemala. Aborto monstruoso que solo en la estructura exterior se asemejaba á las instituciones que se tomaron por modelo.

Si el Senado hubiese tenido una accion equiponderante á la del Congreso, el influjo de cada Estado en la lejislacion habría sido igual; no obstante las diferencias de su respectiva magnitud.

Si el Ejecutivo hubiese tenido un participio mas positivo en la formacion de las leyes como representante de la mayoría numérica de toda la República, su poder habría servido de salvaguardia en favor de los intereses de semejante mayoria.

Pero faltaron estos contrapesos, y aquella Constitucion, á haber sido practicable, habria dado por resultado la dominacion de un Estado sobre los demas.

Ménos dificultades por cierto, hubiera presentado la planteacion del sistema central ó unitario, en que fraccionando todo el pais en pequeños departamentos, sin que existieran grandes grupos con organizacion política separada de la general, la voluntad de las masas habría siempre prevalecido, y Guatemala en vez de ejercer un ascendiente abusivo, suponiendo que se hubiese escojido por capital, habria recibido la ley de la mayoria.

Notorio es, sin embargo, que Guatemala léjos de alcanzar ventajas, fué la primera víctima de tan defectuosa organizacion, cuyas cargas soportó casi exclusivamente; mientras que los Estados se mantuvieron constantemente en desacuerdo con un Poder Federal que no poseia ni podia poseer la confianza de los pueblos; hasta que al fin concibieron la triste determinacion de anonadarlo por completo. Sucedió esto, justamente, en los momentos en que los partidarios de la Constitucion de 24 cedian á la imperiosa voz de la necesidad, abriendo la puerta á las reformas que demandaba el buen sentido y la opinion general, fuertemente pronunciada contra aquel sistema. Pero su avenimiento fué demasiado tardío, y debemos deplorar la obstinacion de los federalistas, tanto como la precipitacion con que los Gobiernos de Honduras y Nicaragua procedieron á hacer desaparecer, por medio de una guerra encarnizada hasta el último simulacro de la Federacion.

Despues de quince años de vaivenes y choques desastrosos, la autoridad Federal siempre vacilante, tuvo que sucumbir en 1840, á los reiterados golpes de los Estados que entonces se ligaron contra ella. Costa Kica, al fin, se vió precisado á seguir el movimiento jeneral, si bien de una manera pasiva, esto es: substrayéndose simplemente á la obediencia, de dicha autoridad sin tomar la ofensiva, ni hacerle la guerra, y sin renunciar á la ezperanza de restablecer la Union.

En aquellas circunstancias se estableció en Costa Rica la dominacion de Don Braulio Carrillo, quien comenzó muy luego á

« AnteriorContinuar »