Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]
[graphic][ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

el tráfico se Lacia por Caldera; pero aunque este último ofrece mejor abrigo para los buques, se hizo preciso renunciar á él, de una vez y para siempre, en 1840, por ser muy malsano. Entonces comenzó á levantarse la presente poblacion de Punta Arenas, que se trazó con anchas calles, delineadas á escuadra, y que ya en el dia contiene muchas hermosas casas cubiertas de teja y pintadas por el exterior, las cuales interpoladas de árboles frondosos, ofrecen un aspecto muy pintorezco, vistas desde el Estero.

F.orma el puerto una lengüeta de tierra que le ha dado nombre, producto de las arenas que arrastran los ríos del Estero y de Aranjuez por un lado y el rio de la Barranca por otro. Hay dos fondeaderos: la rada exterior, donde permanecen los buques de mayor porte,y el Estero, á donde pueden entrar, en pleamar, todos aquellos que no calan mas que catorce pies.

Lo que distingue á Punta Arenas, sobre todos los demas puntos de la costa, es su extremada salubridad, la cual se debe á la naturaleza del suelo y á su posicion peninsular, circunstancias que impiden la formacion de miasmas, manteniendo constantemente una atmósfera pura. Actualmente la poblacion solo cubre el lado del Estero; extendiéndose desde la Puntilla, donde se encuentran los edificios de la Aduana y el Cuartel, como dos millas hácia el Poniente, en direccion paralela á la ribera del mismo Estero y con mas ó menos anchura. Del propio lado están los muelles y desembarcaderos; de modo que, cuando los buques fondean afuera, hay que conducir la carga en alijos, remontando la Puntilla, lo que suele ocasionar averias, siempre que la mar está picada.

Punta Arenas debe estimarse realmente en el dia, como la principal, por no decir la única, plaza mercantil de la Kepública; pues casi todo nuestro comercio, tanto de introduccion como de extraccion pasa por allí. Por consiguiente, es un punto de bastante consideracion; habiendo sido visitado por mas de ciento cincuenta buques, en el curso del año anterior. Hay establecidas varias casas de comercio extranjeras y de hijos del pais, que hacen negocios de alguna cuantía. Abundan los recursos de

oda especie para la marina, como son agua, leña, maderas de construccion, palos para mástiles y arboladura de buques, víveres, jarcia y demas artículos navales; proporcionando así mismo el Puerto mucbas facilidades para la carena, calafateo ó reparacion de barcos. A pesar de estas ventajas, por no desviarse talvez de su derrotero, ninguno de los vapores, pertenecientes á las líneas establecidas entre Panamá y San Francisco toca en Punta Arenas. Esta es una falta muy deplorable, pues la comunicacion por vapor con el Istmo, y con los puertos de Centro-América, Méjico y California contribuiría mucbo al engrandecimiento de Punta Arenas. Vemos con satisfaccion que el Gobierno, se ocupa de este objeto, babiendo ofrecido privilejios y remuneracion pecuniaria á los empresarios que quieran poner de su cuenta una línea que recorra la costa, llevando las malas.

Sentiremos no agregar el plano y vista de Punta Arenas que al efecto bemos pedido, si no llegaren á tiempo para la publicacion de esta obra; remitimos entre tanto á nuestros lectores al mapa general del Golfo y al particular del puerto que se acompañan.

[table][ocr errors]
« AnteriorContinuar »