Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de aqui atras, por voz de Hernando, indio pregonero la dino, en la esquina de Santo Domingo, en presencia de muchos vecinos y soldados. Testigos, Cristoval Remon y el Capitan Navarrete, y dello doy feé-Felipe de Castro, escribano mayor de gobernacion.

Sacose de su original con que acuerda y va cierto y verdadero, y me refiero a él que queda en mi poder; y en feé dello y de mandamiento del dicho señor gobernador lo firmé en Buenos Ayres en ocho de......(1) de mil y seiscientos y doce años—En testimonio de verdad, Felipe de Castro, escribano mayor de gobierno.

Testimonio de un bando de buen gobierno, sobre que

no se alhoge á ninguna persona que viniere á esta ciudad, sin que presente licencia del gobernador28 de Diciembre de 1611.

Diego Marin Negron, Gobernador, capitan general y justicia mayor en estas provincias del Paraguay y Rio de la Plata, por el Rey nuestro Señor

Por cuanto por otro bando está mandado que ningun vecino ni otra persona que tenga casas en esta ciudad, no reciba ni aloje en ellas á ninguna persona que viniere de fuera, por mar 6 tierra, y no se ha guardado ni se guarda con la puntualidad que conviene; y porque es de la con. sideracion que se deja considerar, para saber que jente hay y viene de otras partes á esta ciudad, para lo que pudiere suceder: ordeno y mando de nuevo, que ningun vecino, de cualquier calidad que sea, reciba, alquile, ni aloje en sus casas á ninguna persona que así llegare de fuera á esta ciudad, sin que le traiga, lleve y exhiva licencia mia para que pueda ser recibido, y la guarde para dar cuenta de la tal persona cuando se fuere, y que pudo alquilarle su casa, pena de treinta pesos para la cámara de S. M. juez y denunciador. Y para que venga á noticia de todos, y naide pretenda ignorancia, se pregone y se fige un tanto en las casas de cabildo desta ciudad. Fecho en Buenos Ayres, en veinte y ocho dias de diciembre de mil y seiscientos y once años—Diego Marin Negron—Por mandado del señor gobernador, Felipe de Castro, escribano mayor de gobierno.

1-Está el mes en blanco.

Pregon-En la ciudad de la Trinidad, puerto de Buenos Ayres, en veinte y ocho dias del mes de diciembre de mil y seisciensos y once años, se pregonó el bando desta otra parte, por voz de Diego Rivero, pregonero desta ciudad, en la esquina de la plaza pública, en presencia de muchos vecinos y soldados. Testigos, Luis de Navarrete y Rodrigo Alonso del Granado, de que doy fée; y se fijó á las casas de cabildo este dia--Felipe Castro, escribano mayor de gobierno.

El cual dicho traslado se sacó de su original, que queda en mi poder, en el legajo de los bandos de buen gobierno, á que me refiero; y en feé dello, y de mandado del dicho señor gobernador, hice aquí mi firma, en Buenos Ayres, en doce de abril de mil

y
seiscientos

у

doce años-En testimonio de verdad, Felipe de Castro, escribano mayor de gobierno.

DOCE GRATIFICADOS POR AÑO.

La orden del rey, á que se refiere la cédula

que ahora damos á luz, por la cual se disponia la gratificacion anual de doce personas de las que servian en las provincias de Chile, no la conocemos sino por la mencionada referencia.

La ley 6! título VIII libro VI de la Recopilacion de Indias, datada dos meses antes que esta cédula, estableció la preferencia que debia darse, en la provision de encomiendas, á los hijos de soldados que muriesen en la guerra de Chile; pero no se estableció en ella número fijo de recompensados.

Tal vez, cuando se promulgaron las recopiladas, no estaba ya en vigencia esa orden; pero puede tambien ser una omision padecida por los compiladores, entre tantas otras que se notan en aquel código, en que faltan porcion de leyes de primera importancia que estuvieron vigentes durante todo el régimen colonial, y que sin embargo no fueron recopiladas.

Fuera de la disposicion que hemos hecho notar, el documento que publicamos no tiene para nosotros mayor interes. Puede no obstante ofrecerlo despues, para unir algunos eslabones del encadenamiento social cuyano, cuando se compulsen los documentos relativos del tiempo de la colonia, refiriéndose este, como se refiere, á un poblador relacionado con personages principales de la conquista del Perú y Chile, y á sucesos notables de la misma conquista.

Por otra parte, como en los archivos de Buenos Ayres son raros los documentos que se encuentran de la primera época de la historia de Cuyo, nos impulsa esta circunstancia á darles publicidad, aunque parezcan de

poco interes.

Cédula sobre que se gratifique á don José de Villegas,

vecino de Cuyo, por los servicios que se espresan-24 de Agosto de 1619.

go

EL REY—Ilustre Principe de Esquilache, primo, mi virey, gobernador y capitan general de las provincias del Pirú, ó á la persona ó personas á cuyo cargo fuere el bierno de ellas ; por parte de D. Joseph de Villegas se me ha hecho relacion que es bijo legítimo de Juan de Villegas y Doña Maria de Reynoso, y nieto de Alonso de Reynoso y de Doña Beatriz de Mercado, sobrina del Adelantado don Gerónimo de Alderete del hábito de Santiago, y vizvieto de Alonso de Reynoso y de Alonzo de Mercado de Alderete, que fué de los primeros conquistadores de esas provincias y de las de Chile, en las cuales murió á manos de los indios en la poblacion de la ciudad de la Serena; y el dicho Adelantado Don Gerónimo de Alderete, hermano del dicho su visabuelo, despues de haber servizio en esas dichas provincias, vino á estos reynos, y por la satisfaccion que el Rey ni Señor, que está en gloria tenia de su persona,

namá; y

le proveyó gobernador de las dichas provincias de Chile, y dió título, y yendo a servir este cargo murió en Pa

el dicho Alonzo de Reynoso, así mismo su visabuelo, pasó á la Nueva España y se halló con el Adelantado Montero en la pacificacion de la Provincia de Honduras y poblacion de algunas ciudades, y de allí fué al descubrimiento de la China, y vuelto dél ayudó á la pacificacion de las provincias de Jalisco y Yucatan y á poblar algunas ciudades; y despues, teniendo nueva de la rebelion de Gonzalo Pizarro pasó á esas provincias en busca del Licenciado de la Gasca, con cuya orden fué á reconocer algunos puertos que tenia fortificados el dicho tirano, y con su industria se metieron en su campo algunas cartas y perdones, que fué causa de que

muchos de los que seguian su voz le dejasen y metiesen debajo de la ovediencia Real, y se halló en la batalla de Jaquejaguana, donde fué desbaratado el dicho tirano y se hizo justicia de él; y en compañia del gobernador Francisco de Villagra pasó á las dichas provincias de Chile y asistió en todas las batallas reencuentros y gazabaras que se hicieron con los indios, padeciendo muchos trabajos y haciendo particulares servicios, descubriendo muchas tierras y poblando algunas ciudades, hasta que murió con mucba necesidad por haber servido á su costa y sustentado muchos soldados á su mesa, dándoles lo que habian menester ; y el dicho Alonso de Reynoso, su abuelo, tambien sirvió en algunas ocasiones de importancia; y el dicho Juan de Villegas, su padre despues de haberlo hecho en la conquista de esas provincias, pasó á las dichas de Chile y se balló en el descubrimiento y pacificacion de la provincia de Cuyo, con sus armas, caballos y criados, y en la poblacion de las ciudades de Mendoza y San Joan de la Frontera, en cuya defensa estuvo hasta que

« AnteriorContinuar »