Imágenes de páginas
PDF
EPUB

teniente general pedimento, con presentacion de la licencia en cuya virtud bizo la recogida de su tropa de vacas don Andres Lopez Pintado, y se me manda ocurra ante V. S. por la licencia de saca; y habiendo pasado á esta banda del Paraná sobre diez y seis mil cabezas, de ellas hay prontas ocho mil de saca, dispuestas á marchar para las provincias de arriba, por haber repartido las restantes en esta vecindad, para su abasto, ademas de estar proveyendo el rastro y dado providencia a las necesarias del gasto de la presente salida y situacion de fuerte, y por no haber dado lugar la creciente á pasar mas, queda en invernada de la otra banda, la mayor cantidad, dispuesta para en bajando pasarla, para con todas atender a la satisfaccion de los créditos y dependencias que junto con dicho don Andres tenemos contraidas, así en los crecidos costos hechos para su recojida, como los antecedentes, causados para

la solicitud de las paces entre los indios Tapes y Charruas, como se espresa en el memorial de la licencia; y para que se puedan satisfacer estos empeños, precisa, señor, echar el ganado fuera de esta provincia, porque aqui, vendiéndolo, no se pueden pagar, por lo poco que fructifica ; cuyas circunstancias consideradas por la generosa piedad de V. S., se ha de dignar en conceder la licencia para la saca de toda la tropa, comprendiendo las ocho mil presentes y lạs que, de las que quedan, se aprontaren para marchar, debiendo al especial favor de V. S. tamaño alivio en beneficio de nuestros atrasos, por ser la concordia de ambos en trabajar en igual union, para

lo cual pongo en manos de V. S. el pedimento y licencia, y haciendo nuevamente el que le acompaño, para que provea V. S. como espero de su patrocinio, quedando pidiendo a la Divina Majestad guarde á V. S. muchos años.

Santa-Fé y Febrero 4 de 718–Señor Gobernador y Capitan General—B. L. M. de V. S. su mas obligado y rendido servidor—Joseph de Aguirre-Señor Mariscal de Campo Don Bruno Mauricio de Zabala.

Nota del sargento mayor interino de Santa Fé, quejan

dose de la conducta de los alcaldes ordinarios, contraria á las disposiciones del cargo que le está contado-4 de Febrero de 1718.

Señor Gobernador y Capitan General-Pongo en manos de V. S. Ia adjunta que me remitió de campaña el teniente general don Martin de Barua, quien salió de esta ciudad el dia primero del corriente á la formalizacion del fuerte, y juntamente correr la frontera en alguna distancia, y segu me avisa se ha juntado bastante gente para una y otra faccion, por lo que determina ir en persona, deseoso de que se logre algun encuentro con el enemigo, habiendo dejado á mi cuidado el cargo de las armas de esta ciudad, para que fuese remitiendo la gente que quedaba, no embargante de los bandos publicados, como lo he ejecutado, así con los españoles como con los naturales y gente de trabajo, no embargante de haber esperimentado de los alcaldes, y en especial del de primer voto, contradiccion para este efecto, denegándome la carcel real, para la aseguracion de los que iba cogiendo de noche y aun mandando a los que citaba que no concurriesen á mi órden, por cuyas circunstancias le exorté sobre que no se embarazase en impedir ordenes algunas de disposicion de guerra, embarazando sus providencias de la presente circunstancia de salida, y ha demorado responder, y si prosigue en su error, creo, señor, me veré

precisado á tomar alguna resolucion en que el mando de las armas no quede ajado; pues cuando por su oficio los alcaldes que con real celo proceden, deben fomentar las materias de guerra, prendiendo a los que contravienen á los bandos y mandatos superiores, y á la gente vagamunda de servicio, para así obligarles á las faenas de trabajo que en campaña se ofrecen, entregándose para esto a los oficiales de guerra, se esperimenta lo contrario ejecutado, cuyas circunstancias pongo en la noticia de V. S. pidiéndo á la Divina Magestad le guarde muchos años.

Santa Feé, Febrero 4 de 1718–Señor Gobernador y Capitan General—B. L. M. de V. S. su mas obligado y rendido servidor-Joseph de Aguirre-Señor Mariscal de Campo D. Bruno Mauricio de Zabala.

Nota del gobernador al alcalde de primer voto de Sano

ta Fé, encomendándole el mando político en ausencia del teniente-sin fecha.

y su

Señor mio-En vista del acuerdo de la ciudad carta de Vd. en que me dice haber nombrado don Martin de Barua, en su ausencia, por cabo militar á don Joseph de Aguirre; por no perjudicar en nada á la regalia de esa ciudad esta eleccion y por evitar las cuestiones que pueden resultar y me son tan sensibles, nombro á Vd. como alcalde de primer voto, para que mande, en ausencia de mi lugarteniente, lo político ; y á dicho don Joseph de Aguirre, por ahora, por tal cabo militar: cuya noticia se la doy á la ciudad, y á V. m. pido que, dándose la mano con él, ejecute lo que es tan importante al servicio del Rey y seguridad de V. mds. en lo que se ofrezca en el adelantamiento del fuerte y demas disposiciones necesarias, no dudando de su celo contribuirá con la mayor eficacia á todo, por lo que conocerá Vim. lo

que deseo complacerle en cuanto sea de su satisfaccion.

Dios guarde á V.m.

Nota del gobernador al cabo interino de Santa Fé don

José de Aguirre, sobre su nombramiento de tal y licencia pedida para sacar vacas-sin fecha.

Señor mio-Por representacion de esa ciudad y acuerdo celebrado en ella, he sabido el nombramiento que hizo en V. m. de cabo militar, en su ausencia, don Martin de Barua; y aunque no me dice que se ha hecho del sargento mayor propietario, á quien le tocaba, suponiendo habrá salido con él, por evitar cuestiones le nombro á V.m. en virtud de esta, por tal cabo militar, por ahora, y al alcalde de primer voto por lo que toca á lo político, cuya noticia se la doy á la ciudad, y á V. m. le encargo con las mayores veras, que, dándose la mano con el alcalde, egecute cuanto sea del servicio del rey y bien de esa república, evitando cuantas quimeras pudiere haber en ella, por lo sensible que meson y lo mal que á V.mds. les está—Dios &.

Señor mio-Sobre la licencia que V. m. me pide para la saca de vacas, no he podido resolver, por ser preciso reconocer los bandos que cita en la suya don Baltasar Garcia ; procuraré con la mayor brevedad determinar sobre este punto, y en interin he proveido un auto del que

envio cestimonio á don Martin de Barua.

Quedo á la orden de V. S. con verdadero efecto deseando le guarde Dios á V. m. muchos años.

EL GENERAL D. LUIS JOSÉ DLAZ

Los documentos que van á continuacion, unidos á los que publicamos en las páginas 382 y 414 del tomo primero, ponen de manifiesto la inexactitnd de los datos que sirvieron á varios escritores, sobre las circunstancias que precedieron y siguieron al definitivo establecimiento de la ciudad, de Catamarca. '

Mr. Martin de Moussy, el mas moderno de los escritores á que nos referimos, entre otros errores al respecto, cometió el mui notable de asegurar que, algunos años despues de 1684, á consecuencia de las innundaciones del rio, fué necesario trasportar la ciudad al sitio que ocupa al presente.

Nuestros documentos rechazan la supuesta traslacion de la ciudad, del lugar en que fué establecida en 1683 ; porque la ubicacion de la merced de que tratan, hecha sesenta años despues de la fundacion, se refiere al local fijado en 1683, y á la misma acta de fundacion que encabeza el testimonio de la merced, de donde la tomamos para su publicacion en el tomo anterior.

Por consiguiente, si en realidad se hubiese practicado una traslacion de la ciudad de Catamarca, nos corresponderia buscarla de 1744 adelante, una vez conocidos nuestros documentos.

« AnteriorContinuar »