Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Gloria arroja en la tumba de Olañeta
I con doble dolor juzga a Linares.

Tus versos me han pintado los paisajes
Que riega a Mamoré lento i sombrío;
Los misterios que encierran sus boscajes
I las bellezas del profundo rio:

I esa noble i severa fantasia
Que por do quiera en tu cantar asoma,
Con májico poder me llevó un dia
A las escenas de la antigua Roma.

Por eso siempre, como voz secreta
Que con feliz influjo al alma guia,
A buscar tu amistad me guió, poeta,
La dulce i misteriosa simpatia.

Ambos tuvimos, como don del cielo,
De fantasia laslijeras alas:
Con ellas alzas el seguro vuelo
I altas rejiones atrevido escalas.

Cual águila, señora de las nubes,
Tu alma busca del sol los resplandores.—
Para tu lira el cielo adonde subes:
Para mi lira las sencillas flores.

Dos Almas

Una alma fatigada de la vida,

Por el dolor rendida
I esclava de un destino desgraciado,
Para el mundo vivia indiferente,

Por echar, impaciente,
Su vestidura de mortal a un lado.

La gloria, cual vision risueña i pura,

Calmaba su amargura
Haciéndola Cnjir una esperanza;
Mas pronto esa vision desparecia;

I en ella renacia
Mas tenaz la penosa desconfianza.

¿I a qué buscar la gloria en su carrera.

Si errante i pasajera
Iba peregrinando por la vida;
Si no tenia otra alma que, en sus penas

O en sus horas serenas,
Con ella fuese en la existencia unida?

En un dia, por fin, esa alma errante.

De efectos mendigante,
Con otra alma encontró bella en estremo;
De esas que el cielo en su recinto encierra.

Descendida a la tierra
Por voluntad del Hacedor Supremo.

Esas dos almas, a la dicha ajenas,

Confiáronse sus penas,
Sus tristes impresiones se dijeron:
En el dolor hermanas se encontraron.

Se unieron i se amaron
I sus mutuos pesares confundieron.

El alma, antes perdida por el mundo,

En el amor profundo
Halló fé i esperanzas i consuelo;
I aquella de los cielos desterrada

Vivió en esta morada
I dió al olvido con su amor el cielo.

[ocr errors]

Acaso esas dos almas enlazadas,

Fieles i enamoradas
Que viven con la union del sentimiento,
Sean nuestras dos almas, vida mia,

Que uniéronse en un dia
Con un mutuo i eterno juramento.

Indiferente al goce de la vida,

Para el dolor nacida
Era mi alma infeliz, sin conocerte;
I esa alma de los cielos desterrada

Es tu alma enamorada,
Que esa ha debido ser ántes su suerte.

Hoi es para mi vida tu alma bella
Lo que es la blanca estrella

Que brilla entre la negra tempestad;

Lo que el faro al perdido navegante;
Lo que es al caminante

La palma en la estendida soledad.

Antes de conocerte era mi vida

Ave que siente herida
El ala suelta que la daba alientos,
I que sus fuerzas sobre el prado verde

Desventurada pierde
Sin poder otra vez cruzar los vientos.

Mas hoi, gracias a tí, con noble intento

Vive mi pensamiento
I arde del bien en la celeste llama:
Gracias a tí, mi espíritu enervado

Hoi se ajita elevado,
I a la luz de tu amor espera i ama!

[graphic][merged small]

-1

« AnteriorContinuar »