Imágenes de páginas
PDF
EPUB

para contener á los infractores que animados del interes que se prometen de éste género de negocio, lo preparan estudiosamente de un año para otro: varios son los expedientes que penden en esta superioridad, promovidos de oficio sobre esta materia. Los precios que resultan en la informacion, así en compras clandestinas como de féria, son de nueve, nueve y medio, y diez hasta doce pesos.

La Gaceta de esta capital de 20 de marzo de 1797 presenta un estado que manifiesta el que tuvo, dice, la feria de ganados vacunos, en el pueblo de Jalpatagua. Reses salidas de las haciendas de la intendencia de Comayagua 3975: salidas de la de Leon 10159: son por todas 14.134. Se consumieron en la manutencion de los arreadores . . . . . . . . .

. . . 114 Se perdieron en el camino . . . . . . . . ... 1.186 Murieron de epidemia. i. . . i .'. .i . 2.627 Se vendieron en el camino por cansadas . . . . . . 1:593 Llegaron al lugar de la féria . ........... 8.614

Son las . . . . . 14.134 En cédula de 26 de febrero de 1797 se ordena que la féria siga en Chalchuapa; y en la de 19 de setiembre de 1800, que para las posturas no se señalen 'libras, ni el abastecedor goce derecho exclusivo de venta: que faltando postor no se haga repartimiento: ni se obligue á las provincias á traer sus ganados, y cualquiera pueda comprarlos y venderlos; con solo la obligacion en el abastecedor de fijar tablilla del número de libras y sujeto en la calidad á la policia local, con recurso al gobierno superior, sin intervencion de la audiencia.

CAPÍTULO 85.
Tejidos, é imprenta.

En cabildo de 23 de febrero de 1712, dice un artículo de acta: vióse una peticion del capitan Domingo Moscoso, en que pidió licencia para tener un obrador de paños y palmillas en la casa y hacienda que fué del alférez Pedro de Almengor, de que se mandó dar traslado al procurador sindico. En el de 11 de diciembre de 714 dicé otro artículo: vióse una peticion presentada por Salvador Cano, procurador de los del número de esta corte, en nombre del capitan Domingo Moscoso, en que pretende que este ayuntamiento informe á S. M. sobre la utilidad, que á esta ciudad se seguirá de que no se demuela y permanezca el obrage de fabricar paños que posee y fué de Pedro de Almengor, y se mandó hacer dicho informe.

El ilustre nombre de Moscoso sigue con mas ventura el que se menciona en la Gaceta mensual de esta capital de noviembre de 1729, en que se lee: los navios que se hallan surtos en el puerto de Sonsonate tienen aprontada la carga correspondiente a su buque; y esta se compondrá de alquitran, brea, añir corte, cantidad de varas de las fábricas de algodon de esta ciudad, como son, lona, mantas, naguas, ó chapanecos, cotines de la nueva fábrica y asiento de don Francisco Andonaegui. Fuentes lib. 5 cap. 9, menciona por este tiempo cinco obrages de paños, palmillas, rajas, gergas y gerguetas.

Se halla condecorada con el nombre de este empresario el acta de 23 de diciembre del mismo año, que dice así en un artículo. El sargento mayor don Francisco Miguel de Andonaegui hizo demostracion de una 'real provision, su fecha de 22 de diciembre, en que se le concede facultad por el superior gobierno de este reyno, para que pueda hacer la fabrica de rayadillo por diez años, y traficarlos al Perú y Nueva-España, ofreciendo dar 300 pesos aplicados para penas de cámara.

En la Gaceta de enero de 1730 se dá noticia de la salida de un navío de Sonsonate para el Callao, pero solo llevó de registro brea, alquitran, añir, y palo brasil. En la de febrero se da razon de la salida de otro con registro de gran cantidad de añir, brea, alquitran, tabaco en polvo, palo brasil, y de las fábricas de algodon, lona, cotines, mantas, y algunas maderas. En la de abril se anuncia la salida de otro, con solo gran cantidad de añir, brea, alquitran, tabaco en polvo, palo brasil, y maderas: en la de mayo la salida con brea, alquitran, gran cantidad de tabaco en polvo, añir, corambre y járcia: en agosto, alquitran, palo brasil, járcia, y otros frutos: en setiembre tabaco en polvo, añir, palo brasil, yotros frutos.

· El célebre Andonaegui fué tambien envuelto en la contradiccion. Un artículo de acta de 3 de noviembre de 1733, dice: presentóse una peticion de don Francisco de Andonaegui, asentista de los coties, en que espresó estarse siguiendo demanda por el señor Tom. 2.

(34)

síndico, sobre que se extinga este asiento: que las causas en que se funda son inverosímiles; y que contra ellas eran ciertas las pruebas y la utilidad comun:

Despues de semejante contratiempo, los tegidos deben haber prevalecido, porque mas adelante ya se mencionan distintos atrasos. Echevers en su ensayo mercantil el año de 1742, dice: el algodon es sin duda el fruto mas importante y útil, pues con su trabajo se sustenta una gran parte del pueblo, y á faltar esta noble produccion, no serían suficientes todos los demas frutos, y minas para pagar la mitad del vestuario, que necesitan comprar sus habitadores, y en tal caso sería este el pais mas pobre de la América. Algunos años es tan copiosa la produccion de este fruto, que en sus cosechas abandonan mucha parte, dejándola que se pierda en el campo por falta de compradores: síguense otros años de esterilidad, por lo que escaseándose los hilados, muchos tejedores de esta ciudad no hallan en que buscar su sustento, como ha sucedido en estos tres años pasados, que han ajustado la cuenta de mas de - 600 telares parados.

Este desórden dice todavía, proponiendo la formacion de una compañía, era fácil de remediar, porque destinando un caudal pa ra compra de algodon en greña en los años abundantes, y teniéndolo almacenado para los de esterilidad, no solo se correjiría el desórden, sino que siempre estarían en esta ciudad los telares en corriente, con que se proveeria la necesidad del reyno, y despues se hallarían sobre 200 mil pesos de varios tejidos para el Perú y. Nueva-España.

El mismo autor despues de recorrer otras producciones y las ventajas de su extraccion para la riqueza, añade: á esto se debe agregar la inclinacion de este pueblo a las artes mecánicas con tan primorosa y diestra habilidad, que sin tener mas luces, que la propia meditacion consiguen la fábrica de todo cuanto emprenden. El año pasado, la falta de alambre de Europa suplieron con hacer aquí para el gasto de la ciudad, y para ventas que hicieron a los peruleros: otro por curiosidad hizo un órgano de papel de bellas: voces: otro hizo una máquina pneumática para extraer el viento, sin tener noticia, que tal instrumento hubiese en el mundo.

Uno de los ingénios aficionados de que habla aquí este escritor, puede haber sido alguno de los pp. don Nicolas y don Francisco, ó don Antonio Lopez que despues se cree hicieron los órganos del coro

del monasterio de la Concepcion, de S. Cristóval Chiquimula, y Cantel de los Altos: fueron hijos de Pedro Lopez capitan de ingenieros, que parece dispuso la anivelacion del agua que por sierra hecha á mano se llevó de Canales al valle del rio de las Vacas por el año de 1735, segun razon que existe al principio del libro de confirmaciones de aquella antigua parroquia. Don Antonio tuvo é inspiró la misma aplicacion á don Francisco Lopez, que fabricó los órganos del coro del monasterio de Santa Catarina, el de Santo Domingo, que acabó, y los de los Dolores del Cerro y Dolores de abajo, de los cuales uno quedó en la Candelaria, el del Oratorio de San Pedro, que pasó a la iglesia de Señor San José en la capital y el de Cuscatasingo en la provincia de San Salvador: don Francisco fué padre de don Vicente, que hizo el antiguo de Capuchinas; y de don Mariano, que ha hecho los que hoy estan en servicio en la Catedral, Recoleccion, Congregacion de San Felipe Neri en la Nueva Guatemala; en la Antigua, los de San Sebastian, Señor San José y el Calvario; el de Amatitan, San Martin y otros; y así mismo fortepianos, aventajados en finura de voces y primor de su estructura. No son de olvidar Juan de Leon, que mediado el siglo pasado hizo el órgano de Belen, y su hijo el de la Merced; ni Pedro de Sanchez que hizo en la misma época el reloj del Seminario, y el p. don Juan, su hermano, el del propio convento de la Merced. : . El otro ingenio, sin duda sobresaliente é inventor, que menciona Echevers, debe ser el p. don Juan José Padilla, de quien habla Juarros entre los varones ilustres, y pondera su tratado de Aritmética. Por esta obra se conoce que poseía esta ciencia: enseña el modo de extraer las raices cuadrada y cúbica, y mejoró las operaciones por decimales en aquel tiempo: muestra el de averiguar sin epactas ni letras dominicales, las fiestas movibles, y las conjunciones de la luna, hasta el año que se quiera, solo por reglas de aritmética: el de medir superficies y sólidos, y toda clase de combinaciones, con otras muchas reglas útiles y curiosas: lo que prueba una gran capacidad é instruccion en las matemáticas. Escribió · tambien una Arca de Musurgia musaríthmica en 4o con 11 fojas:

contiene å su juicio el modo con que cualquiera, aunque sea ignorante en la musica, pueda en breve tiempo componer perfectamente melodías de todo género, á dos, tres, ó mas voces, con infinita variedad; aunque no se ha hallado el secreto de verificar. Está á la vista así mismo una caja de estructura suya de una sesma

de largo, cuadrada de una pulgada de grueso con las piezas siguientes. 1a En el anverso un reloj de luna, realizado y simplificado el de Tosca, en un círculo movible de laton, que segun el movimiento que se le dá, presenta las diversas faces de la luna: tiene este círculo una ventanilla por la cual se descubren los dias de la luna, y un espejo azogado en el centro, donde debe representarse la luna del cielo, y esta, por medio de un arco, señala la hora, no solamente de noche, aun cuando está muy pequeña, sino tambien cuando se ve de dia: lo cual se ha verificado. 2a En el interior de la caja, una tabla con las alturas del polo de varios lugares del reyno y ambas Américas. 3a Abierta la caja queda un reloj de sol con su aguja de marear. 4a En el reverso de la caja está colocada una tabla para entender el áureo número y epacta de cada año hasta el de 1800. Tambien está un lunario perpétuo: compuesto de dos círculos movibles de laton; por la abertura del círculo mayor se descubre la epacta del año correspondiente: en el círculo menor describe los dias del mes para saber los dias que debe tener la luna, y cuando es conjuncion ó llena. Estos mismos círculos sirven para demostrar la hora en que debe salir la luna. La instruccion de su puño es de 729. Existe igualmente en casa particular un reloj de construccion suya en una figura sexagonal de siete pulgadas de ancho y cuatro de alto todo de laton de bolante con las doce horas para el dia y doce para la noche, mientras que el minutero corre todo el círculo de sesenta minutos. Tiene dispertador, diario, meses, lunario y signos del zodiaco, dos campanas en duo, la una para los cuartos y la otra para las horas; todo trabajado con primor y perfeccion.

Prosigue, Echevers y concluye diciendo: al impresor de esta obra, que lo fué en 1742 don Sebastian de Arévalo, la necesidad, dice, le puso en la empresa de hacer las matrices para la imprenta con que trabaja, que hasta ahora en ninguna parte de la América se han fabricado, ni aun creo que en España. Imprenta hacia tiempo habia en Guatemala, y mucho ántes en el Perú y Nueva-España. El Concilio provincial III mexicano, que no se habia impreso, segun se refiere en el privilegio real para su impresion, sale á luz por primera vez en la metrópoli que entónces era de este arzobispado el año de 1622. Las constituciones sinodales del obispado de la ciudad de la Paz se imprimen en Lima en el de 1639. Ximenez lib. 5 cap. 20, refiriendo, como el presidente Alvarez Rosica de Caldas

« AnteriorContinuar »