Imágenes de páginas
PDF
EPUB

otros frutos á Guatemala, y esta sufre que despues de oído el fiscal se dé traslado al ayuntamiento para que se oponga el procurador síndico. Se sabe que, aunque existan las libertades públicas, importa que sean consignadas en las leyes, mayormente siéndolo las de otras provincias, y cuánto interesa una autoridad, por oficio motriz de la industria y el tráfico, cuando no basta el interes de los súbditos. Pero, abandonada Guatemala á sí misma, sus moradores debian quedar á merced de una autoridad comun, y bastarles las garantías generales. Ellos por sí solos deberán medrar poco, y prosperar lentamente su fortuna.

Las provincias de Costa-Rica y Nicaragua, aunque preteridas y olvidadas en las leyes y cédulas, todavía por contiguas á Panamá, Portobelo y Cartagena estaban en aptitud de una mejor suerte. Nicaragua, aunque mas distante, continúa enviando bastimentos por fa laguna de Granada y rio de San Juan á Portobelo y Cartagena. En auto acordado de 6 de mayo de 634, para precaver la salida de ropa de China se puso órden á todos los puertos para que ninguna embarcacion saliese sin licencia del gobierno general del reyno pedida por escrito; pero habiendo reclamado Granada el perjuicio que se seguía á su comercio, por otro auto de 14 de febrero de 635 le fué otorgado bastase la licencia de los oficiales reales y sus tenientes; con que continuó la navegacion acudiendo á Cartagena y Portobelo, principalmente en la mansion de los galeones, y tornando con efectos de Castilla.

Gage en la p. 4.cap. 4, describiendo el pasage de estas fragatas, dice: cuando bajan del lago al rio, llamado en este sitio el desaguadero, para irse despues al mar, se encuentra una gran dificultad, que hace que este pequeño viage dure algunas veces dos meses: en algunos sitios la caida de las aguas es tan grande entre dos peñascos que muchas veces se está precisado á descargar los buques y despues volverlos á cargar con la ayuda de mulas entretenidas exprofeso para el intento, y de algunos índios que viven en la orilla del rio: éstos cuidan de los almacenes donde se guardan las mercancías, mientras que los buques atraviesan todos estos sitios peligrosos, para ir a otro almacen donde las mulas vienen á traer las mercancías, y donde las cargan en derechura á las fragatas: y aunque esto se hace todos los años, rara vez se ve perecer alguno. Lacayo, en representacion de 1759, dice: practicaban su comercio los moradores de Granada por el rio de San Juan con PorTom, 2.

(12)

tobelo y Cartagena en embarcaciones de poca quilla, que llaman chatas, que son las mas acomodadas para esta navegacion por la poca agua que calan.

Costa-Rica igualmente cargaba bastimentos por sus rios y puertos: pues aunque Talamanca habia sido perdida á principios del siglo por sublevacion de los indígenas que la incendiaron, ella fué luego restaurada, como queda expuesto. Por lo queGage en su vuelta á Europa, no pudiendo embarcarse en Granada por temor de enemigos, emprendió acabando el año de 637, seguir su marcha por Costa-Rica, para hacerlo en uno de sus rios, y dice al cap. 21. Habiendo sabido que habia una fragata en el rio de los Anzuelos (antes Talamanca y tambien la Estrella) y otra en Suerre (por otro nombre Pacuare), y habiéndonos informado que el camino por el rio Suerre era el mejor, nos resolvimos a emprender ese viage hácia el norte. El cargamento de la fragata en que salimos era miel, cueros, jamon, harinas y gallinas. Tales eran las ventajas que disfrutaban Costa-Rica y Nicaragua en su proximidad á Panamá y Portobelo, de que carecian las otras provincias de Guatemala por su mayor distancia, así de Panamá y Cartagena, como de Veracruz y la Habana.

CAPÍTULO 56.

Otros obstáculos para la navegacion.

La tercera especie de proteccion dispensada á los reynos vecinos fueron las dos flotas destinadas, una para Veracruz en la Nueva-España y otra para Cartagena y Portobelo en la Tierra firme, que resguardadas de la armada que permanecia en la Habana, resguardaban las embarcaciones de los puertos de uno y otro extremo, fuese que saliesen ó volviesen en su carrera de Veracruz á la Habana, de Panamá á Cartagena y aun de Cartagena á la Habana. Auxilio igualmente denegado á Guatemala. Pues aunque para sus provincias era destinada la flotilla de Honduras, ésta no podia valerse a sí misma, ni aprovechaba mucho en encuentros reñidos, estando indefensos los puertos, segun observa el ayuntamiento en la instruccion de 607; y ademas, ella no tardó en ser retirada por cédula de 12 de abril de 633, en la cual se mandan aplicar a la flota de Nueva-España las dos naos de guerra, que venian á Honduras, y se ordena que las de particulares caminen en derechura sin arrimarse á Yucatan, y que la plata de S. M. recaudada en las cajas de Guatemala se remita por tierra al puerto de Veracruz. · Así fué como Guatemala se halló tambien en esta parte abandonada á sí misma; y entonces los particulares debieron decir: si la plata de S: M. no está segura en nuestros puertos ni en sus embarcaciones, tampoco lo estará nuestra hacienda, y si por ellos el - riesgo del comercio no es ya comun sino evidente, nosotros debemos de necesidad abandonarlo igualmente, ó esforzarnos a hacerlo por el rodeo que busca y lleva la plata de S. M...

Gage, al retirarse de Guatemala para Europa el año de 637, se sometió al imperio de esta necesidad, emprendiendo su marcha por tierra hasta Granada, para embarcarse en la laguna; y en la narracion de su jornada, hablando de esta ciudad, dice. A consecuencia del despacho de las fragatas, es esta ciudad una de las mas ricas de la América del lado del norte, porque los comerciantes de Guatemala, temiendo mandar sus efectos por el Golfo de Honduras, habiendo sido cogidos varias veces por los holandeses entre éste y la Habana, consideraron mas reguro remitirlos en las fragatas de Cartagena, cuyo pasage no ha sido interrumpido tanto como el otro por los holandeses. Igualmente los tesoros del rey fueron pasados por este camino de la laguna de Granada á Cartagena. En un dia entraban seis récuas que contenian por lo bajo 300 mulas, todas de San Salvador y Comayagua, cargadas solo de tinta, grana y cueros: dos dias despues entraron tres récuas mas de Guatemala, una cargada de plata de tributos del rey de aquel pais, otra con azúcar, y la otra con tintas. A este tiempo llegó órden de Guatemala, mandando suspender las embarcaciones por noticias que habia de enemigos en aquella época. No fué esto sin fundamento, porque la fragata en que poco despues salió Gage por el rio de los Anzuelos en Costa-Rica á corto trecho cayó en poder de dos buques holandeses, uno de guerra, y le quitaron 9 mil pesos de 11 mil que llevaba en perlas, piedras preciosas, medias onzas y onzas, fruto, dice este viagero, del trabajo de 12 años. Por lo que volvió á tierra, y todavía se detuvo en aquella provincia. ; Con motivo de semejantes sucesos se prefirió la via de Veracruz, haciéndose el camino por tierra á este puerto. En junta de hacienda de 23 de marzo de 651 se refiere, que habiéndose pregonado este viage, para darlo al postor que llevase ménos flete, hizo postura Domingo de Velasco, exigiendo 60 pesos por carga de 4 mil, y 130 por la comision de todas; pero desoída y luego modificada, quedó en 70 pesos, sin el tanto de comision; y dada cuenta fué aprobado el ajuste en cédula de 11 de marzo de 652.

El ayuntamiento, en memorial de 29 de abril de 1601, cuenta entre las especies de proteccion, debidas al reyno de Guatemala, una que fué concedida á otros contiguos. Vuestra ·Magestad, dice, hizo merced á Panamá y á la isla de Santo Domingo de dalles presidente de capacidad, atento á los rebatos que cada dia tienen de enemigos, y aunque esta ciudad no es puerto de mar, tiene súbditos á ella la costa de Costa-Rica y Nicoya, el Realejo, Sonsonate y el puerto de Istapa y el Salto hasta Teguantepeque por la costa del mar del sur y por la del norte, desde el puerto de San Juan el desaguadero, hasta el puerto de Caballos, de los cuales cada dia ay nuevas de enemigos y adonde es necesario quel presidente questa audiencia governare sea mui buen soldado para prevenir lo que convenga, pues no se puede hallar presente por estar los dos puertos distantes desta ciudad, y como V. M. sabe, es esta tierra necesitada de gente española respeto de la grandeza della, y cuando se ofreciere algun rebato, lo que Dios no quiera, el buen govierno sustenta la poca gente en la guerra, cuanto y mas que todo el año tiene que hacer en proveer los dichos puertos con las nuevas que ay de cosarios, las cuales prevenciones, siendo soldado, sabría mejor las que son menester, y gastaría á V. M. de una vez su real aver, por todo lo cual esta ciudad suplica á V. M. si es posible se nos aga merced, pues con ella en las cosas de la guerra será V. M. mas bien servido.

Hasta enonces los gobernadores y presidentes que hubo despues del adelantado Alvarado todos habian sido letrados, abogados y doctores, cual era el actual doctor Alonso Criado de Castilla, y con la solicitud solo se adelantó, que en lo sucesivo fuesen proveidos títulos de Castilla y caballeros de las órdenes, hasta mas allá de mediado el siglo. No podia ni debia esto atribuirse á inferioridad del puesto, ni la presidencia y gobierno de Guatemala era tal que cediese en cosa alguna á la de Santo Domingo y Panamá. Si su rango debe sacarse por los sueldos, á la presidencia y gobierno de Panamá asigna la ley 1a tít. 2 lib. 5, tomada de cédulas anterio

res, 4.500 ducados, al paso que á la de Guatemala son puestos 5 mil; y si la de Santo Domingo tiene los mismos 5 mil dụcados, ellos pur cédulas de 608 y 642, de que dimana la ley 13 tít. 26 lib. 8, se mandan pagar en la caja de Panamá, și no los habia en la de la propia isla, lo que no sucedia en Guatemala. La presidencia de Nueva-España tiene en la misma ley 5 mil ducados, la de Santa Fé 6 mil, y la del Perú 30 mil. Sin embargo, la inferioridad de Guatemala respecto de estas últimas no es tan marcada que no le quedase harta importancia.. .

Esto era lo de ley, que en el hecho, llevaban las cosas otro tenor. Gage, con respecto á Guatemala, dice al cap, 18. La pension que tienen los presidentes por el rey son 12 mil ducados; y ademas de esto él puede con su comercio y regalos hacer dos tantos mas: como se ha visto en el conde de la Gomera presidente de esta chancillería, que en el espacio de 14 años hạ juntado millones de ducados: millares, querrá decir. La pension pagada á los ministros de chancillería, continúa, son 4 mil ducados anuales: al fiscal 3 mil, Don Luis de las Infantas, oidor de esta audiencia, me contó, añade, que sin embargo que el empleo de un ministro era en Lima mas honorable, era mas ventajoso en Guatemala, porque ganaba mucho en los coechos. Prescindiendo de esta nota, que mencionan Ulloa y Juan, y mirando lo tocante à la presidencia en órden al sueldo de 12 mil ducados, él no carece de otros anuncios que lo verifiquen. En carta del oidor Garate al rey, de 20 de mayo de 668, avisa que el presidente Mencos sacaba 3 y 4 mil pesos de repartimiento de indios del valle de esta ciudad, y ratificándolo en México en declaracion que dá ante el oidor Montemayor comisionado del virey á 9 de febrero de 671, añade, que igualmente se aprovechaba de ellos el presidente Rosica de Caldas, su sucesor. Este, antes de ser visitado se anticipó á informar al propio monarca, que los percibia como todos todos sus antecesores, y lo hạcia por servir á S. M. con mas limpieza; y en cédula de 29 de octubre de 71 se manda hacer averiguacion de ello: la que practicada, dieron informe la audiencia y el obispo en que resulta montar lo procedido del repartimiento 5 y 6 mil pesos, y por otra cédula de 30 de noviembre de 72 se mandan entrar en cajas, y aplicarse á otros objetos.

Por este estilo, contando tambien con el tanto de comisos y multas, pudieron computarse los 12 mil ducados, y ser positiva la narracion de Gage. Cuando tal no resultase, no por eso dejaba de ser

« AnteriorContinuar »