Imágenes de páginas
PDF

tes y distribuciones y prorateos entre los partícipes, puesto que con arreglo al real decreto de 9 de setiembre de 1842, será dotado el clero con cuotas fijas que habrán de abonársele por la hacienda, y puesto que la contribucion decimal entra en el comun de las rentas que forman el real erario.

Aprobada la precedente instruccion en junta superior directiva de hacienda de 17 de diciembre próximo pasado, imprimase y circúlese para su observancia con el carácter de interina mientras no recibiere la sancion de S. M.

r Certificacion de haberse aprobado por S. M. la instruccion que antecede.

Don Juan Francisco Mathé, del consejo de S. M., su secretario con ejercicio de decretos, oficial de la secretaria de estado y del despacho

de hacienda, y archivero de la misma.—Cer

tifico: Que entre las reales órdenes que se cus

todian en el archivo de mi cargo, hay una de 30 de julio del presente año de 1846, por la cual entre otras cosas, se sirvió S. M. aprobar la instruccion para la administracion de la renta decimal en la isla de Cuba, por hallarla ajustada al espíritu y tenor del real decreto de 9 de setiembre de 1842.

Y para que conste, en virtud de resolucion del señor don Esteban Pareja, subsecretario interino de este ministerio, y á instancia de don José Calisto Bernal á nombre de don José Maria Zamora, regente de la real audiencia pretorial de la Habana y autor de la Biblioteca ultramarina, doy la presente sellada con las armas reales en Madrid á 18 de agosto de 1846. — Por ausencia del archivero, el oficial primero José Dolz del Castellar.

[ocr errors][ocr errors]

FARMACIA.—La inspeccionr de estudios de las islas de Cuba y Puerto-Rico, de conformidad con lo propuesto por la seccion de ciencias médicas y solicitado por el subdelegado de farmacia de la Habana tuvo á bien acordar por acta de enero de 1846 se publiquen por los Diarios los siguientes artículos del reglamento de la facultad espresada con objeto de que en ningun caso pueda alegarse ignorancia de lo que en ellos se dispone.

Art. 15. «Siendo muy recomendables los fundamentos en que se apoyan las leyes del reino para concederá solo los farmacéuticos aprobados la venta de las medicinas simples y compuestas, se prohibe en cumplimiento de aquellas á toda clase de persona de cualquiera clase y condicion el que venda medicamento alguno simple ó compuesto, en inteligencia de que la junta superior cuidará de la observancia rigurosa de este artículo tomando las providencias quejuzgue oportunas. y)

Art. 16. «Se permite, no obstante de lo dis

T0M. W.I.

puesto en el articulo precedente, la venta de medicamentos simples sin preparacion alguna, como pulverizacion, etc., á los comerciantes ó almacenistas, bien que, con la precisa condicion de que no han de poder espender menos de cuarteron de libra; pues si la junta supiese que alguno contraviene á tan justa como equitativa medida, le impondrá la multa de 100 ps. fuertes por la primera vez, de 200 por la segunda, y si reincidiere de 250 y prohibicion de vender dichos géneros medicinales; dando aviso á la junta en caso de resistencia á cumplir con alguna de estas penas al juez competente, siendo los gastos que se causaren hasta la satisfaccion de la multa de cuenta del trasgresor, pues esta ingresará íntegra en el fondo de la junta.» Art. 17. «Cuando la junta llegare á saber que de la venta de los indicados medicamentos, en contravencion de lo que queda establecido, pudiera resultar ó hubiese resultado perjuicio á la salud ó vida de alguna persona, dará cuenta de

oficio á las autoridades civiles para que sin per43

juicio de la esaccion de la multa marcada en el articulo anterior, formen causa al trasgresor y le juzguen y sentencien conforme á derecho: teniendo entendido que en ningun caso estará obligada la junta á entrar en juicio, ni á sostener accion alguna ni sufrir contestaciones; y si únicamente les dará á los oficios que les pasaren las mismas justicias, juzgados, ó tribunales, ya sea sobre el asunto principal en cuanto conduzca á ilustrarle con antecedentes que tenga el proceso, o ya por la pericia de la facultad.»

FISCALES DE HACIENDA.—La real órden de 23 de agosto de 1844 creó un agente procurador de hacienda en la Habana, en estos términos.

«Excmo. Sr.—He dado cuenta á S. M. de lo consultado por el antecesor de V. E. en carta núm. 918, á consecuencia de la real órden de 20 de enero del año próximo pasado, para establecer en esa capital un agente procurador con el objeto de activar por todos los medios posibles la realizacion de las considerables deudas, que existen á favor de esas cajas: del mismo modo se ha enterado S. M. de lo espuesto con este motivo por V. E. en su carta núm. 420; y habiéndose dignado oir sobre ambas comunicaciones á la junta consultiva de ultramar, de conformidad con su dictámen, se ha servido resolver S. M. las disposiciones siguientes:-1.o. El agente no perderá de vista que el fin principal de su comision es dar impulso á las cobranzas de las grandes cantidades que se adeudan al estado, y que estan pendientes de pleitos radicados en el juzgado de esa intendencia y tribunales de hacienda de la Habana.-2.o. Se ocupará esclusivamente de seguir la marcha de dichos espedientes judiciales, no permitiendo se demoren por malicia de las partes ó por negligencia de los curiales. — 3.o Con este objeto vigilará el estado y curso que llevan y agitará su pronto despacho suplicando á los jueces, interpelando a los curiales, y dando aviso al fiscal ó al superintendente, en su caso, de los entorpecimientos que ocurran si el remedio pendiere de su autoridad.—4.o. No podrá comparecer en juicio, ni hacer peticiones a su nombre, limitando su servicio a diligencias puramente estrajudiciales, y cuando estimase necesario acusar alguna rebeldia

ó entablar queja por escrito, dará parte al ministro fiscal.-5.o Será tambien de su cargo recordar en particular al fiscal el término de las apelaciones y súplicas, cuando las providencias fuesen contrarias al interes de la hacienda por si le pareciese á dicho señor ministro alzarse de ellas.— 6." El agente no tendrá representacion legal en los juicios y se entenderán con el fiscal todas las notificaciones y diligencias; sin embargo los escribanos y subalternos de los tribunales estaran obligados á comunicarles verbalmente cuando a ellos ocurra las providencias y demas que sea necesario sin llevar por esto derecho alguno.— 7.o Comparecerá sin demora cuantas veces sea llamado por el superintendente, por el fiscal ó por los administradores de rentas, ya para dar razon del estado de los negocios, ya para desempeñar las órdenes relativas al servicio que le dieren, y aunque no sea llamado cuidará de presentarse con alguna frecuencia á recibir órdenes de dichos funcionarios.—8.a Llevará un libro en el que sentará los pleitos con separacion escribiendo en él diariamente la historía de cada uno, anotando la cantidad que se litiga, su principio, su progreso, sus visicitudes y demoras, indicará la causa de estas y las diligencias que haya practicado para removerlas, sentando á la letra las sentencias definitivas. Este libro estará formado de pliegos enteros de papel comun bien encuadernado y rubricadas todas sus hojas por el fiscal y escribano de hacienda.—9.a. En cada trimestre dará al superintendente tres estados; uno de los pleitos pendientes, otro de los nuevamente incoados, significando el estado que tienen, y otro de los fenecidos, incluyendo en este las cantidades á que hayan ascendido las cobranzas.-10. Para estimular el celo y remunerar los servicios del agente se le asigna el 5 por 100 deducido de cuanto se recaude judicialmente en todos los pleitos de su incumbencia sin otros derechos con que no es justo gravar a las partes ni al tesoro.-11. El agente dependerá inmediatamente de la superintendencia de hacienda y será removido y reemplazado siempre que se considere que no llene sus deberes. — 12. Esta agencia no es un oficio permanente, sino una comision temporal honorifica que no da derecho de ninguna especie. » (1)

(1) Instruido espediente para su cumplimiento, parece se fijó el máximum de 3.000 pesos de que

no escederia el tanto por ciento de la asignada gratificacion.

H.

[blocks in formation]

con arreglo a lo resuelto por la misma en 8 de noviembre de 1826, siguieran ambos empleados en el referido lospital hasta conseguir su curacion, descontándoseles por razon de estancias las dos terceras partes de sus respectivos haberes; y S. M., en vista de lo espuesto por V. E. con este motivo, y de otras consideraciones que ha tenido presentes, se ha servido resolver, que los empleados subalternos que carezcan de medios por su empleo, ó por no tener familias para poderse curar en sus casas, sean solo los que se admitan en el citado hospital militar en cuyo caso se les descontarán en concepto de hospitalidades las dos terceras del haber que disfruten.»

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

dos de la inspeccion y podrá negársela ó suspender impartirla cuando para uno ú otro le asistan motivos fundados, dando cuenta al gobierno supremo siempre que el negocio lo exija para ulterior resolucion. Art. 8.o Autorizará la correspondencia entendiéndose con el gobierno supremo y demas dependencias suyas en el ramo de instruccion pública. Art. 9.o Recibirá y abrirá la correspondencia así de la córte como de esta Isla y de la de PuertoRico para darle el curso correspondiente segun la calidad de los negocios, pasándola inmediatamente al secretario para su distribucion á las secciones segun su naturaleza ó para dar cuenta á la inspeccion. Art. 10. Podrá decidir por sí todo negocio ordinario que se limite á la ejecucion de las órdenes, decretos ó disposiciones anteriores, consultando á la seccion respectiva si le pareciere. Por sí ó de acuerdo con la seccion pedirá todos los informes y noticias que estime necesarias para la instruccion de los espedientes con objeto de que se dé cuenta en la inspeccion en estado de resolucion sin mas trámites. Art. 11. Estará á cargo de esta inspeccion: 1.o Proponer al supremo gobierno por conducto del vice-real protector las medidas que tengan por objeto estender y mejorar la educacion de las islas de Cuba y Puerto-Rico, y las reformas convenientes en los reglamentos literarios inclusa la formacion de los de enseñanza primaria. 2.o Plantear los nuevos establecimientos creados en virtud de las reformas ó á propuesta de la inspeccion, aplicando á ellos el edificio que el gobierno designe ó se construya de los fondos destinados al objeto. 3.o Promover la formacion y publicacion de tratados elementales por medio de premios á sus autore S. 4.o Proponer la recompensa debida á los catedráticos propietarios ó supernumerarios que escriban alguna obra útil en las respectivas enseñanzas y que mejore los testos conocidos. 5.o La adopcion de aquellas que parezcan preferentes para la instruccion en las diversas asignaturas, sean produccion de los profesores ó de otras personas ilustradas. 6.o Nombrar anualmente dos personas que en

union con las designadas en el reglamento universitario asistan en clase de jueces á los exámenes de admision para la matricula en la universidad y en el colegio, y á los de incorporacion de asignaturas de la enseñanza superior secundaria recibida en establecimientos privados. 7.o Delegar todos los años un individuo de dentro ó fuera de su seno, para que presencie los exámenes de los grados académicos, con la obligacion de informar á la inspeccion sobre sus resultados y abusos que haya advertido. 8.o Elegir dos individuos que asistan en clase de jueces á los exámenes generales de fin de curso de cada facultad. 9.o Designar dos personas de su seno que asistar, á la distribucion y adjudicacion de premios al fin de los exámenes generales de la universidad y del colegio. 10. Acordar la suspension y remocion de los gefes de los establecimientos privados, prévio espediente que le pase el vice-real protector instruido sobre su conducta que los haga acreedores á no continuar al frente de la enseñanza. 11. Nombrar la junta calificadora que ha de censurar los ejercicios de oposicion y declarar la pobreza respectiva de los que aspiren á las pensiones gratuitas y medias pensiones del colegio. 9 12. Ejercer confórme al reglamento particular las atribuciones de las juntas suprimidas de medicina, cirugía y farmacia de esta isla de Cuba. 13. Cuidar de que no se distraigan de la enseñanza los fondos que la piedad de los testadores haya consagrado á ella y proponer al supremo gobierno de acuerdo con el vice-real protector la misma aplicacion respecto á las obras pias, cuyo objeto haya caducado ó no sea de utilidad conocida. 14. Proporcionar al gobierno supremo todos los datos que le pida sobre la enseñanza y formar la estadística anual asi del número de colegios privados en una y otra isla, como del de alumnos que concurran á ellos y á la universidad y colegio. 15. Delegar una persona de dentro ó fuera de su seno que asista á la junta de hacienda en la universidad. 16. Informar en los espedientes de exámen de maestros de instruccion primaria que las comisiones de exámen y las provinciales de instruccion primaria deben remitir al gobierno superior político para que hallándolos conformes á lo prevenido se le espidan los títulos por el gobernador superior político. 17. Asimismo sobre las solicitudes, propuestas y reclamaciones de los cuerpos científicos y literarios de su dependencia, como sobre las que se promuevan acerca de la pública instruccion, y tambien las que por conducto del rector ó del director del colegio hagan los catedráticos y alumnos y los dependientes de los establecimientos de enseñanza. 18. Sobre las jubilaciones, gracias, recompensas y promociones á que se hagan acreedores y aspiren los catedráticos, los gefes y los demas empleados en la universidad y en el colegio y en otros establecimientos de enseñanza pública. 19. Velar sobre la buena administracion de los fondos destinados á la instruccion pública, y sobre que se rindan las cuentas anualmente y obtengan la aprobacion del tribunal mayor de las de esta Isla, de las que pasará copia el rector con un estado demostrativo de entradas y gastos para que obre en la inspeccion. 20. Evacuar todos los informes que pida el gobierno superior político y los que las reales audiencias y autoridades superiores encomendasen en materias de sus atribuciones, sean de oficio ó á solicitud de algun interesado; é igualmente los que procedan de juzgados y autoridades subalternas, siempre que se dirijan por medio de sus superiores inmediatos y por conducto del vice-real protector: Art. 12. Corresponde tambien á esta inspeccion consultar al vice-real protector: 1.o Las ternas para rector y vice-rector de la universidad y en su caso para secretario de la misma. 2." Las personas que han de asistir á los exámenes y distribucion de premios en los establecimientos de enseñanza privada. 3.o Los delegados que deben concurrir con los jueces á las oposiciones de las cátedras. 4." Las ternas de supernumerarios para la provision de las cátedras de la universidad, vacan.tes por muerte, jubilacion, promocion, remocion ó suspension de los propietarios. 5.o Las propuestas para cargo de director del colegio. 6.o La suspension ó remocion de los catedráticos de la universidad y del colegio. 7." La esclusion perpetua ó temporal de los

alumnos que hubieren cometido faltas graves en la universidad ó en el colegio. 8. o El nombramiento de visitador de dentro ó fuera del seno de la inspeccion cuando parezca necesaria la visita de la universidad ó del colegio, ó de otros establecimientos literarios y cientificos. 9.o Las medidas á que dé ocasion el resultado de la visita, para el mejor órden de los establecimientos, corrigiendo las faltas y abusos que se advirtieren. 10. El nombramiento de secretario de la misma inspeccion cuando se ausente este de la Isla en virtud de real licencia d de la del vice-real protector, bajo la aprobacion del gobierno y en los casos de vacante. Art. 13. La inspeccion formará anualmente una memoria de cuanto se ha hecho de nuevo en materias de instruccion pública, acompañando estados de los establecimientos, del número de los profesores, de alumnos, de grados menores y mayores conferidos y de los fondos y gastos destinados á la enseñanza, y la pasará al vice-real protector para que la eleve al gobierno supremo con las observaciones convenientes.

TIT.3.o— De la correspondencia de la inspeccion con el gobierno supremo de la córte, con el superior politico de esta Isla y de la de PuertoRico, y con otras autoridades y corporaciones.

Art. 14. La inspeccion recibirá las órdenes del gobierno supremo por conducto-del vicereal protector que antes de comunicarlas dispon-. drá su cumplimiento. Art. 15. Las disposiciones del vice-real protector tomadas con acuerdo de la inspeccion de estudios se comunicarán de su órden por el secretario de la misma á quienes corresponda. Art. 16. Cuando la inspeccion acuerde alguna esposicion al gobierno supremo, en las propuestas de cátedras, ternas de rectorado y otras con sultas que deban elevarse á S. M. por el vicereal protector, se firmarán por el presidente, por dos inspectores y por el secretario. Art. 17. El secretario tomará razon de los títulos y reales cédulas de nombramientos de los catedráticos y maestros, y de los gefes de los establecimientos literarios, prévia su presentacion al vice-real protector para que acuerde su

« AnteriorContinuar »