Imágenes de páginas
PDF

SEGUND0 APENDICE.

[merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small]

ADUANAS de la isla de Cuba. - Real órden de 2 de noviembre de 1845 d la intendencia sobre envio de notas de lo registrado para la Peninsula.

“ Excmo. Sr.- Con el fin de evitar la asombrosa defraudacion en los derechos de aduanas, advertida por la comparacion hecha entre las balanzas de esa Isla y de la Península en 1843, se ha dignado mandar S. M., que de todo cargamento que se despache en los puertos de esa Isla para los de la Península, é islas adyacentes, remitan los administradores de aduanas, bajo su responsabilidad, una nota exacta de lo que contengan los registros al intendente de la provincia á que corresponda el puerto para donde dirijan los buques su viaje, á efecto de que disponiendo dicho gefe su confrontacion, puedan así identificarse todas las relaciones mercantiles que existen entre unos y otros puertos de la monarquía, y pueda tambien saberse la cantidad y puntos de consumo, de los frutos de esportacion é importacion en los mismos.»

ALCABALAS. - A la nota del articulo 18 del alcabalatorio (tom. 1, pág. 159) debe agregarse el acta de la junta superior directiva de 15 de setiembre de 1842 que dice:

«Que siempre que los terrenos incultos, á que se refiere el art. 18 del alcabalatorio, hu

biesen sido roturados y puestos en cultivo un año antes de haberse solicitado la exencion del pago de alcabala, que se les concedió por las reales órdenes de 22 de febrero de 1818 y 6 de agosto de 1819, no tendrá lugar dicha gracia, por no haber precedido el informativo, que para estos casos está prevenido por el mismo alcabalatorio; pero que si aun subsistiesen en su primitivo estado montuoso, en cualquier tiempo que soliciten la exencion de la alcabala por la primera venta, deberá acordarseles con arreglo á la mente de las soberanas disposiciones arriba citadas.»

Real órden de 26 de enero de 1845 d la inten

dencia de Habana no accede d la instancia de don N. presidente de una compañia de ferrocarril, para que se eacimiesen de los derechos de alcabala e hipoteca los contratos sobre terrenos de propiedad particular, por donde hubiesen de pasar las lineas del nuevo camino.

La de 30 de agosto de 1845 sobre no adeudarse en las ventas de nichos para cadáveres.«Excmo. Sr. — He dado cuenta á la Reina (Q. D. G.) de la carta de V. E. núm. 1713 en que consulta si estan ó no sujetas al pago de alcabalas las ventas que se verifiquen por determinado tiempo de los nichos, que para los cadáveres se van á edificar en el cementerio general de esa capital; y teniendo en consideracion, que pues el suelo en que se forman los espresados nichos pertenece á la real hacienda, y á beneficio suyo tambien quedan pasados veinte años, por cuya razon no puede reputarse este negocio como un arrendamiento, ni se encuentra en el caso de la real cédula de 31 de agosto de 1777, porque no se aparta el dueño del dominio de la cosa arrendada, lo conserva integro, y no hay que evitar ventas simuladas, que fué el objeto de dicha disposicion, á que se agrega que los sepulcros han sido siempre estimados como cosas sagradas y santas, libres por lo mismo de toda imposicion, se ha servido S. M. resolver de conformidad con el parecer de la junta consultiva de ultramar, que no estan sujetos los referidos nichos al pago del derecho de alcabala. » La de 2 de diciembre de 1845.- Deniega la solicitud para eacimir la casa de beneficencia de Matanzas del pago de alcabala en la adquisicion de unos censos, importantes 7.200 ps.- La de 3 de noviembre anterior habia tambien denegado igual solicitud que se hizo para el hospital de San Juan de Dios de Puerto-Principe; pero que escediendo el rédito de los capitales de 50 ps., se concediese una espera proporcionada para el pago de los derechos, no pasando de uno d cuatro años. Real órden de 22 de abril de 1846 de entronques de ferro carriles. - Sobre carta de la intendencia de la Habana elevando el espediente promovido por las compañias de los caminos de hierro de la Sabanilla y Coliseo, resuelve: «no se exija derecho de alcabala por el convenio que han celebrado para el entronque de ambas líneas, en los términos que los documentos espresan. »

[graphic]

ALCALDES MAYORES (sueldos de). El plan aprobudo de estas judicaturas para la isla de Cuba, con sus asignaciones puede verse en el tom. 5, pág. 497.- Dudas ocurridas para su abono se deciden por real órden d la intendencia de la Habana de 27 de mayo de 1846, así:

«Excmo. Sr.- Enterada la Reina (Q. D. G.) del espediente instruido á consecuencia de la carta de W. E. núm. 2504 de 22 de enero último dimanada de las dudas ocurridas sobre ajuste y abono de sueldos á los alcaldes mayores, y si han de hacerseles descuentos por monte-pio, con muotivo de la instancia presentada por don Mar

tin Galiano alcalde mayor de Matanzas, se ha servido S. M. resolver: 1.o Que los referidos alcaldes mayores se les haga el abono de la dotacion de estos empleos desde el dia en que justifiquen haberse embarcado, para ir á servirlos, segun está mandado por regla general á los regentes y oidores por real órden de 5 de marzo de 1839. 2.o Que desde la fecha del cese del des tino anterior que hayan desempeñado hasta la del enunciado embarque, se les abone igualmente por esas cajas lo que hubieren devengado de dicho anterior destino, pero al respecto de la Peninsula sin ninguna clase de aumento. Y por último, que se les hagan los descuentos ordinarios establecidos, de la misma manera que los sufren los demas magistrados con sueldo fijo. »

ALGODON (derechos de introduccion).Real órden de 10 de junio de 1845 por hacienda d la intendencia de Habana.

«Excmo. Sr.—El señor ministro de hacienda dice hoy al director general de aduanas lo siguiente.—He dado cuenta á S. M. la Reina de la esposicion en que varios comerciantes de la Habana, se quejan de los perjuicios que van á seguirse á aquella marina mercante, por la pequeña diferencia que hay en las conducciones en bandera nacional y estrangera, á consecuencia de la real órden de 24 de mayo del año anterior circulada por esa direccion general en 27 de noviembre del mismo y muy particularmente en las de algodon en rama; y S. M. teniendo presente lo informado por V. S. se ha servido declarar que dicha real órden no se refiere al derecho que debe pagar á su introduccion el algodon en rama procedente de América; respecto de cuyo artículo rige la real órden de 6 de mayo de 1834 á consecuencia de lo dispuesto en el adicional á la ley de aduanas y aranceles de 9 de julio de 1841. De real órden lo digo á W. S. para su conocimiento y efectos consiguientes á su cumplimiento.»

Real órden de 28 de mayo de 1846 d la intendencia de la Habana, de los derechos que adeude este comercio.

«Excmo. Sr. - Al director general de aduanas y aranceles digo hoy lo siguiente. He dado cuenta á la Reina (Q. D. G.) de la carta del intendente de Puerto-Rico de 26 de abril de 1844 núm. 34 y del espediente testimoniado

« AnteriorContinuar »