La tonada: testimonios para el futuro

Portada
Atilio Bustos, 2006
0 Opiniones
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 255 - Si quieres que yo te quiera, Ha de ser con condición Que lo tuyo ha de ser mío Y lo mío tuyo no.
Página 172 - Cuando salí de mi tierra dos cosas no más sentía: la callana en que tostaba y la piedra en que molía.
Página 190 - ... viene, la Nochebuena se va; nosotros también nos vamos, pero no volvemos más. Cuando la Virgen parió, se encontró en el portal sola: lo primero que acudió fue un pastor y una pastora. Un pastor, comiendo sopas, en el aire divisó un ángel que le decía: ya ha nacido el Redentor. La Virgen se fue a lavar sus manos blancas al río; el sol se quedó parado, la mar perdió su ruido. Los pastores de Belén todos juntos van por leña, para calentar al niño que nació la Nochebuena. La Virgen...
Página 63 - Rafael Olmedo." Dirección: San Salvador, Sala de Estudios de la Banda do los Supremos Poderes. ORELLANA, Hermanas. — Conjunto popular chileno. "Nadie como ellas — escribe Pablo Garrido* — ha cantado el auténtico aire criollo, y su música de arpa y guitarra es tan fidedigno telón de fondo como las parvas de trigo rubio, las somnolientas alamedas, los caminos polvorientos de carretas y bueyes, y las niveas montañas desgranando vientos y pájaros agoreros. Saludamos en las Hermanas Orellana...
Página 243 - yo he visto", y numerosas coplas que empiezan del mismo modo, o ya temáticas, como, por ejemplo, en la función que desempeñan los suspiros en el caso siguiente. En una copla española: Si a media noche sintieres en tu cara un aire frío, no le eches la culpa al viento, que son los suspiros míos.
Página 104 - Malhaya la cocina! malhaya el humo! malhaya quien se fía de hombre ninguno! Porque son tales, porque [son tales, que hasta en el mismo cielo ( ¡ caramba, caramba ! ) son infernales ! 28.
Página 245 - ... había campanas... (Sobreviene una oscuridad total durante la cual continúa escuchándose el ruido de las campanas. Al volver la luz, se descubre un trozo de campo. Es el atardecer y dos hombres están sembrando sobre una altura. En un plano más bajo, Cornelia lava ropa y canturrea.) CORNELIA.- Yo me subí a un alto pino Por ver si te divisaba El pino como era verde De verme llorar, lloraba... (bis) PRIMER CAMPESINO.- ¿Que no son las campanas ésas?
Página 196 - Cuando un árbol libre goza De sus hojas permanentes, Vienen aves diferentes Y anidan en él gustosas. Allí viven cariñosas Teniendo su gusto empleado; Esto lo tengo mirado Un ave, por ruin que sea, Hacer su nido desea En árbol de hojas cargado.
Página 52 - Mucho quiero a tus ojitos, Mucho a tus ojitos quiero; Pero más quiero a los míos, Que fueron los que te vieron.
Página 114 - María yo vengo de allá muy lejos ya su Niñito le traigo un parcito de conejos. Zapallos le traigo, papas araucanas, harina tostada pa' la pobre Ana; recaudos le manda, mi taita y mi manía, la eña Josefa y la tía Juana.

Información bibliográfica