Imágenes de páginas
PDF
EPUB

CONTINUADA

POR

LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA.

TOMO XLVII.

TRATADO LXXXV.

DE LA SANTA IGLESIA DE LÉRIDA EN SU ESTADO MODERNO.

SU AUTOR

EL DOCTOR DON PEDRO SAINZ DE BARANDA,
Presbítero, Individuo de Número de la Academia, su Bibliotecario y Archivero,
Correspondiente de la Imperial de Ciencias de Viena y de la de Buenas Letras de

Barcelona, y Bibliotecario de la Universidad Literaria de esla Córte.

[graphic]

MADRID:
IMPRENTA DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA,

[blocks in formation]
[ocr errors][merged small][merged small][merged small]

Estaba imprimiéndose el tomo XLVI de la España Sagrada cuando ocurrió la exclaustracion de los religiosos de Madrid. El P. Maestro Fr. José de la Canal, que habia previsto este suceso, se anticipó á dar pasos encaminados á asegurar la continuacion de aquella obra importante y conservar los escasos restos de la biblioteca del P., Florez que no habian perecido en la guerra de la Independencia. Mediado el año de 1835 acudió al Gobierno de S. M. con ese objeto, y su esposicion fué remitida de Real orden á nuestra Academia de la Historia en 5 de setiembre, para que propusiese no solo los medios de continuar dicha obra, sino de conservar los preciosos documentos que le estan destinados. La Academia miró este asunto con todo el interés que correspondia , y en 17 del mismo mes contestó recomendando la continuacion de « una obra , decia, que se ha he»cho clásica en su género, y como tal disfruta de una estima»cion europea. Por ella , añadia , se han dado a conocer varios »Cronicones y muchos otros documentos hasta entonces obscuorecidos y olvidados, que han ilustrado la historia de España, »no solo en la parte eclesiástica, que fué su principal intento, »sino tambien en la civil y general, singularmente en las épo»cas de la edad media, que era la menos averiguada por nues»tros otros historiadores.» En seguida se ofrecia á custodiar la biblioteca del Maestro Florez, en caso de que fuese suprimida la comunidad de S. Felipe el Real, donde estaba depositada; y respecto de la continuacion de la obra concluia diciendo, que para cuando llegase á faltar su digno continuador, « parecia o que la Academia estaba en el caso de merecer la confianza »de proponer al Gobierno uno de sus individuos, aquel que »por su saber y sus circunstancias reuniese la capacidad y la

[graphic]
« AnteriorContinuar »