Miscelánea histórica i literaria, Volumen1

Portada
"La Patria", Calle de la Aduana, 1868

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 253 - ... los verdaderos sentimientos de los hombres de bien, ni opinar con libertad. «Así es como durante el tiempo de aquel despotismo, se alteraron todos los planes...
Página 4 - Tiene el hombre, dice el señor Lastarria, una parte tan 'efectiva en su destino, que ni su ventura ni su desgracia son en la mayor parte de los casos otra cosa que un resultado necesario de sus operaciones, es decir, de su libertad. El hombre piensa con independencia, y sus concepciones son siempre el...
Página 361 - República para usar de todo el poder público que su prudencia hallare necesario para rejir el Estado, sin otra limitación que la de no poder condenar por sí, ni aplicar penas, debiendo emanar estos actos de los tribunales establecidos o que en adelante estableciere el mismo Presidente».
Página 223 - Su congregación es uno de los objeto» que ocupan con preferencia al gobierno, que observando dificultades, que incesantemente trata de remover, pero que no espera conseguir con la prontitud que demanda la necesidad de disipar la incertidumbre consiguiente a la falta de publicidad i fijeza de los principios adoptados para el orden i seguridad, cuyo efecto ocasiona juicios i conjeturas contrarias a la unión, de que pende la salud común...
Página 255 - Se restituirán recíprocamente, i sin demora todos los prisioneros que se han hecho por ambas partes sin excepción alguna, quedando enteramente olvidadas las causas que hasta aquí hayan dado los individuos de las provincias del reino comprometidos por las armas con motivo de la presente guerra, sin que en ningún tiempo pueda hacerse mérito de ellas por una ni otra parte.
Página 125 - Chiloé anunció al mundo que estaba terminada la revolución de la independencia política, y principiaba la guerra contra el poderoso espíritu que el sistema colonial inspiró a nuestra sociedad.
Página 198 - Fernando VII, o la persona física o moral que señalase el Congreso, serán reconocidos en Chile por Jefes constitucionales de toda la Nación. Los derechos, regalías, i preeminencias de este Jefe los declarará el Congreso a cuya voluntad general se conforma Chile desde ahora, salvo el art. I.'.
Página 253 - Ésta fue aprobada por la rejencia de Cádiz, a quien se remitieron las actas de su instalación, siendo ella interina, mientras se formaba un congreso jeneral de estas provincias, que acordase i resolviese el plan de administración conveniente en las actuales circunstancias. Se reunió efectivamente el congreso de sus diputados, quienes en su apertura juraron fidelidad a su rei Fernando VII, mandando a su nombre cuantas órdenes i títulos se espidieron, sin que jamás intentasen ser independientes...
Página 15 - Confieso, dice, que yo habría preferido haceros la descripción de uno de aquellos sucesos heroicos o episodios brillantes que nos refiere nuestra historia, para mover nuestros corazones con el entusiasmo de la gloria o de la admiración, al hablaros de la cordura de Colocólo, de la prudencia y fortaleza de Caupolicán, de la pericia y denuedo de Lautaro, de la ligereza y...
Página 376 - Reitero a ustedes eficazmente mis súplicas: no haya guerra intestina, capitúlese sacando ventajas para la patria, a la que está unida nuestra suerte".

Información bibliográfica