Imágenes de páginas
PDF
EPUB

guna, como no sean de los proveidos a pasar aquellas partes. ...

Y vos el dicho Antonio de Sepulveda, os habeis de obligar, que pondreis toda la costa que fuere menester, asi de esclavos, y otras gentes, comidas y todas las herramientas y pertrechos para el beneficio de la dicha laguna y montecillo, sin que Nos obliguemos a pagar cosa alguna, y que comenzaren a beneficiarlo y proseguir la obra dentro de dos años y medio que corran y se quenten desde el dia que se os entregare el despacho arriba dicho, y que lo ireis prosiguiendo por el tiempo de los dichos ocho años, porque os damos el dicho privilegio, y que si no lo comenzardes en este tiempo, ó si comenzado dejardes el beneficio y labor por espacio de un año y dia, Nos podamos disponer de la dicha laguna y montecillo, y dallo y hazer merced dello a quien fueremos servido, y vos Nos pagueis

lentos ducados para Nuestra Camara por las licencias y facultades que ansi vos damos

Item, vos el dicho Antonio de Sepúlveda habéis de acudir a Nos o a la persona que Nos nombrasemos e pusieremos, con la quarta parte de todo lo que sacardes de la dicha laguna en oro o en plata, como no pase de cinquenta mil pesos, y que si pasare en oro o plata de esta cantidad, Nos acudireis con la mitad de todo lo que mas hubiese de los dichos cinquenta mil pesos; y que si fueren perlas o piedras o otra cosa de precio lo que della sacardes, acudireis desde luego con la mitad de las dichas piedras y perlas y otras cosas, aunque no llegue al valor de los dichos cinquenta mil pesos.

Item, que Nos dareis y pagareis, o, a la persona que para ello nombraremos o pusieremos, la mitad de lo que valiere todo lo que sacardes del dicho montecillo, guaca o santuario, y que para que en esto no haya engaño, rregistrareis todo lo que sacardes, así de la laguna como del dicho Nuevo Reyno, o de la persona que para ello Nos o ellos nombraremos, para que se haga la division segun y como arriba va declarado, sin que seais obligado a pagar otros derechos algunos.

Por ende, cumpliendo por vuestra parte con lo que conforme a este asiento sois obligado, os. Aseguramos y Prometemos, que lo que conforme a Nos toca lo haremos y cumpliremos y mandaremos que se haga, guarde y cumpla, segun y de la manera que en él va declarado.

Fecha en Madrid a veinte y dos de Setiembre de mil y quinientos y sesenta y dos años.=Yo el Rey.=Refrendada de Antonio Erasso =Señalada del Presidente Juan de Ovando, Don Gomez Aguilera=Otalora=Gasča=Gamboa=Santillan. '

CAPITULACION QUE se tomó CON EL CAPITAN DIEGO DE ARTIEDA

SOBRE EL DESCUBRIMIENTO DE Costa-Rica.

[ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

Por quanto vos el capitan Diego de Artieda, con el celo que teneis del servicio de Dios Nuestro Señor y Nuestro y que la Santa Feé Catholica y ley evangélica sea ensalzada, y Nuestra Corona, rrentas y patrimonio rreal acrecentado, habeis propuesto y determinado de ir en Nuestro nombre y a vuestra propia costa a descubrir y poblar la provincia que llaman de Costa-Rica, en las Nuestras Indias del mar Occeano, y procurar de traer al conocimiento de Nuestro verdadero Dios, y a subjecion y obediencia Nuestra los indios naturales della, Ý Nos habeis suplicado os demos facultad para lo hazer, y sobre ello mandemos

IOS

i) Del Archivo de Indias.

tomar con vos el asiento y capitulacion, y habiéndose visto por los del Nuestro Consejo de las Indias, acatando lo susodicho y lo mucho que deseamos la conversion y doctrina de los indios naturales de la dicha provincia, y que en ella se les prodigue y enseñe Nuestra Santa Feé Catholica y ley evangélica, y vengan al conocimiento della para que puedan salvarse, lo habemos tenido y tenemos por bien y se ha acordado de mandar, hacer y tomar con vos sobre el dicho descubrimiento y su poblacion y pacificacion , asiento, capitulacion y concierto en la manera siguiente:

Primeramente, vos el dicho capitan Diego de Artieda, os ofreceis de ir a descubrir, poblar y pacificar la dicha provincia de Costa-Rica a vuestra costa y minsion, sin que Nos seamos obligado a vos socorrer con cosa alguna de Nuestra hazienda para ayuda a ello, y a gastar y que gasteis en lo hazer y efectuar veinte mil ducados, y que para ir al dicho descubrimiento tendreis en los puertos de Sanlúcar de Barrameda ó Cádiz por todo el mes de Enero primero que verná del año venidero de mil e quinientos y sesenta y quatro, o lo más largo hasta en fin del mes de Abril del dicho año tres navios, los dos de alto bordo y el otro una acabra, fragata ó carabela suficientes, para la navegacion, que todos tres navios tengan de porte hasta quatrocientas y cinquenta toneladas, ó mas bien calafateados, artillados y provei

dos de velas, járcias, cables, anclas y los marineros y gente de mar que fuere necesario para su servicio y govierno, y todo lo demás que fuere menester para ellos, y que estarán á punto y para se poder hazer a la vela en seguimiento de vuestro viaje con una de las flotas que el dicho año de sesenta y quatro tueren a Tierra-firme ó Nueva España. . . . . ',

Item, os ofreceis para el dicho efecto de hazer y levantar en estos Nuestros Reynos y llevar en los dichos navios a la dicha provincia de Costa Rica por lo menos doscientos hombres, los veinte dellos casados y todos útiles, para el dicho descubrimiento, poblacion y pacificacion, y que los tendreis juntos y, a punto para se poder embarcar en uno de los dichos puertos de Sanlúcar ó Cádiz hasta en fin del mes de Abril primero que verná, como dicho es, cada uno proveido de armas necesarias y combinientes, como son espadas, dagas, arcábuces, ballestas, morriones, rodelas, partesanas y las demás armas necesarias para la jornada.

. Item, os ofreceis de tener a punto para el dicho tiempo y embarcados en los dichos navios, y llevareis en ellos todas las vitualas, bastimentos y provision que fuere necesario para toda la gente, así de mar como de guerra que fuere y habeis de Nevar en los dichos navios por lo menos para un año entero ang

« AnteriorContinuar »