Los privilegios de las Cámaras del Congreso ante la Corte de Justicia Federal

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 20 - ... 28. Hacer todas las leyes y reglamentos que sean convenientes para poner en ejercicio los poderes antecedentes y todos los otros concedidos por la presente Constitucion al Gobierno de la Nacion Arjentina.
Página 11 - El sistema de gobierno que nos rige no es una creación nuestra. Lo hemos encontrado en acción, probado por largos años de experiencia y nos lo hemos apropiado. Y se ha dicho con razón que una de las grandes ventajas de esta adopción ha sido encontrar formado un vasto cuerpo de doctrina, una práctica y una Jurisprudencia que ilustran y completan las reglas fundamentales y que podemos y debemos utilizar, en todo aquello que no hayamos querido alterar por disposiciones peculiares» (Fallos de...
Página 49 - ... and seal, attested by the Clerk; And whereas the subpena by virtue of which Reuben M. Whitney, now in the custody of the Sergeant at Arms of the House, by order of the House, for an alleged contempt, for refusing to appear and give testimony before one of the select committees of the House, was not under the hand and seal of the Speaker, attested by the Clerk, but signed by the chairman of the said select committee: Therefore Resolved, That the refusal of Reuben M. Whitney to appear before said...
Página 11 - Cámara para corregir por desacato como inherente a la autoridad que invisten; como de vital importancia para la respetabilidad y dignidad de toda asamblea legislativa; como esencial para el cumplimiento de sus altos deberes con seguridad e independencia.
Página 13 - Esto es así por nuestra Constitución, exactamente lo mismo que por la americana; y nadie puede negarlo. Pero no se trata de la jurisdicción criminal propiamente dicha, ni del poder ordinario de imponer penas. Se trata simplemente de la represión correccional de ofensas cometidas contra las mismas Cámaras, y capaces de dañar e imposibilitar el libre y seguro ejercicio de sus funciones públicas. La misma independencia de los poderes exige, tal vez, que no se obligue a una Cámara, cuya autoridad...
Página 8 - No hay rama alguna de poderes concedidos en la Constitución, que no envuelva otros no expresados, y que sin embargo son vitales para su ejercicio...
Página 26 - Cámara es un guardián de los intereses públicos á este respecto; y es un deber inquirir inmediatamente los atentados para quitar la libertad ó corromper la integridad de alguno de sus miembros. Del deber de inquirir nace el derecho de castigar: no necesita ser dado a los tribunales ordinarios. Es verdad que ningún poder á este respecto es expresamente concedido por la Constitución, como no lo está tampoco á las Cortes de los...
Página 13 - ... sumamente difícil y embarazosa la marcha del gobierno constitucional en sus diferentes ramas. Una de esas facultades implícitas es la de repeler el insulto y mantener incólume la propia autoridad y dignidad; y sería inconcebible que mientras la tiene todo tribunal con ley o sin ella, se le negase a una asamblea que representa al pueblo, que tiene a su cargo los más altos intereses de la Nación, y cuya dignidad no puede ser ofendida sin ofender la dignidad del pueblo mismo...
Página 72 - Congreso j del Senado sobre todo, arrastrada hoy por el fango, por diarios como los que acabo de citar, me permitiré indicar los principios en que está basada la facultad de la Cámara, debiendo prevenir, señor Presidente, que muchas veces se han aplicado reglas parlamentarias de igual origen á estas en nuestros Congresos y Legislaturas, porque ellas vienen establecidas por setecientos años de práctica parlamentaria, y son comunes á todos los Congresos. « El Congreso, por ejemplo, en sus...
Página 13 - ... muestran concluyentcmente que la jurisprudencia y la doctrina que prevalecen en aquel país, son las que quedan expuestas. "Es constante, además, que esta doctrina, agrega el fallo, se aplica indistintamente a los desacatos cometidos tanto dentro del recinto de las cámaras, como fuera de él. El principio es el mismo en ambos casos, y el juez Johnson llega a decir que admitirlo en los primeros y negarlo en los demás, conduciría a consecuencias ridiculas para una asamblea deliberante. Si como...

Información bibliográfica