Imágenes de páginas
PDF
EPUB

EL CABILDO DE SANTIAGO

V

DESDE 1573 HASTA 1581

POR

MIGUEL LUIS AMUNÁTEGUI,
Individuo correspondiente de la Real Academia Española

i de la Real Academia de la Historia

EDICIÓN OFICIAL

2 6508

TOMO I

SANTIAGO DE CHILE
IMPRENTA NACIONAL, CALLE DE LA MONEDA, 112

1890

El primer cabildo de Santiago es nombrado por Pedro de Valdi.

via. -Se renueva después en virtud de elección anual practicada por la misma corporación.- El cabildo de 1573 provee los empleos sujetos a su jurisdicción.—Tenedores de bienes de di. funtos.-Ruína de la iglesia mayor.—Construcción de la ca. tedral.

La municipalidad de Santiago tiene sus anales relatados por un escribano público: el secretario del cabildo.

Sus pensamientos, sus proyectos, sus trabajos están consignados en un protocolo auténtico.

Las actas capitulares, escritas con mala letra i pésima ortografía, conservan en mucha parte los hechos domésticos de nuestro grande hogar.

Los mismos vocablos, laboriosa e incorrectamente coordinados, que amarillean en esas pájinas vetustas, ya juntos como una sola palabra, ya fraccionados en sílabas como dicciones diversas, son una estampa gráfica de esa época de nacimiento, de diseño, de formación.

Los firmantes, por lo común, no saben siquiera garabatear medianamente sus nombres i apellidos.

Sea lo que fuere, la cuna de nuestra patria se ha mecido i ha rodado entre esos borrones.

res de poblacia adela,

El emperador Carlos V había ordenado en 26 de junio de 1525 que los vecinos de una ciudad nombrasen su cabildo, salvo el caso de que se hubiera pactado dejar esa facultad a los adelantados de nuevos descubrimientos i poblaciones.

Los fundadores de Santiago no ejercieron ese derecho, elijiendo la justicia i rejimiento que por primera vez funcionaron a las márjenes del Mapocho.

El jeneral en jefe procedió en esta materia por sí solo sin reclamación de nadie.

El 7 de marzo de 1541, Pedro de Valdivia nombró alcaldes ordinarios a Francisco de Aguirre i Juan Dábalos Jufré; rejidores a Juan Fernández Alderete, Juan Bohón, Francisco de Villagrán, don Martin de Solier, Gaspar de Villarroel i Jerónimo Alderete; mayordomo a Antonio Zapata; i procurador a Antonio de Pastrana.

Esa corporación designada por el beneplácito del conquistador de Chile en una casucha cuyas pare. des eran de adobón i el techo de paja, debía ser, andando los años o los siglos, la fragua donde se forjó el rayo que aniquiló la dominación española en el país.

Me propongo formar los fastos del cabildo de Santiago desde 1573 hasta 1581: una especie de calendario político i civil de todos sus acuerdos.

Bajo cierto aspecto, esta obra puede considerarse como la continuación del tomo I de la Colección de historiadores de Chile i documentos relativos a la historia nacional.

Todos, o casi todos los que ahora se publican, aunque antiguos, permanecían inéditos.

Me atrevo a presumir que esta copilación des pertará algún interés.

Siempre con viene saber en qué se ocupaban nuestros antepasados, i qué cuestiones llamaban su atención.

La historia municipal de Santiago es a la colonia lo que la historia parlamentaria es a la república: la espresión de las ideas i de las aspiraciones de Chile en un período determinado de su existencia,

El cabildo de Santiago nombrado por el jefe militar de la conquista se renovó después por elección anual practicada por el mismo ayuntamiento.

El acta copiada a continuación va a indicarnos el tiempo i el modo en que esa elección tenía lugar.

Ella sirve a la par de principio a nuestra crónica.

«En la ciudad de Santiago, primer día de enero, año de 1573 años, se juntaron a cabildo i ayuntamiento, como lo acostumbran hacer, los ilustres señores justicia e rejimiento de la dicla ciudad, conviene a saber, el capitán Álvaro de Mendoza, correjidor e justicia mayor en la dicha ciudad, e Juan de Cuevas e Pedro Lisperguer, alcaldes de Su Majestad, el capitán Juan Bautista de Pastene e Alonso de Escobar e Pero de Miranda e el capitán Gonzalo de los Ríos e Agustín Briceño, rejidores, por ante mí Nicolás de Garnica, escribano de ca. bildo, habiéndose juntado para hacer elección de alcaldes, e habiendo jurado de la hacer como son obligados, se apartaron a votar ante mí el dicho escribano en la manera siguiente:

«El señor Juan de Cuevas, alcalde, dijo que su voto e parecer es que sean alcaldes este presente año Santiago de Azoca e Alonso Alvarez Berríos, i rejidores Gonzalo de los Ríos, Juan Jufré, Diego

« AnteriorContinuar »