Imágenes de páginas
PDF
EPUB

CAPÍTULO IX

LOS ANGLO-SAJONES

SUMARIO.-Inmigracion demográfica anglo-sajona.-Primeros alemanes en América.

El patriarca de los jermanos en Chile: Blumenthal.- Pedro Lisperger.- Los ingleses en el siglo XVI.- Drake i el camote. - El corsario Hawking.- Los holandeseg.-Le Maire i Schouten; descubrimiento del cabo de Hornos.- Navegantes i corsarios ingleses del siglo XVII.-Los filibusteros. -Reaparicion de bucaneros en el siglo XVIII. - Alemanes en Chile en este siglo.--Algunos británicos.-Mr. Fletcher.-El flamenco Baldovinos.- El holandes Lanz.-Irlandeses. -Campbell. Garland. -O'Higgins. – O'Shee.--Clark.-MacKenna.--Edwards. --Algunos yan. kees.-- Preponderancia del elemento étnico-irlandes en nuestro pais.

La inmigracion de elementos demográficos estraños tiene todavía un aporte de no escaso valer tratándose de anglo-sajones i de otros hombres de las razas del norte de Europa.

Estas procedencias, singularmente en el siglo XVI, fueron escasisimas, escepcion hecha de los flamencos que como semi compatriotas con Cárlos V tuvieron acceso a América, juntamente con alemanes, cuya sangre tambien corria por las venas austriacas del célebre emperador.

No es de estrañar que de esta última nacionalidad esté llena la conquista del nuevo mundo, en especial la de Venezuela, a donde los banqueros Welser, de Francfort, acreedores del rei de España, enviaron sus representantes.

De esta brillante caravana son los Ampes, los Alfinger, los Feder

mann, los Spira, que se distinguieron por sus proezas en las márjenes del Magdalena, en las llanadas del Orinoco, al par que por sus crueldades, buscando desalados las riquezas de los zipas de Bogotá, de los zaques de Muqueta, de los innumerables tesoros del pontífice que en Iraca recibia los opulentísimos presente de muiscas i de chibchas.

Ni necesitamos casi recordar que el patriarca de esos alemanes en Chile fué Bartolomé Blumen o Blumenthal, aquel industrioso nurenbergues' vecino de Santiago, que tradujo su apellido en Flores i así quedó en su larga descendencia. Aquel activo hombre de trabajo que junto con hacer bancas para el Cabildo, con fabricar molinos para el abastecimiento de la ciudad, entró a la vida política, incipiente entónces, desempeñando cargos de importancia, i al hogar santiaguino incorporando la suya a la sangre indijena de la propietaria de Talagante.

Blumen traia todas las iniciativas de los oriundos de razas superiores. El jenio de la aventura lo habia conducido primero a la Isla Española i luego a Guatemala, i luego al Perú, i luego a Chile. En todas partes el futuro capitan, i procurador de ciudad, i cabildante santiaguino, desplegó la briosa enerjía que hace tan simpática la figura del primer aleman que se avecindó en nuestro suelo.

Hombre de la raza jermánica tambien es el conocido Pedro Lisper. ger (no Lisperguer, . como se escribe su apellido, que orijinariamente no tiene u), que tuvo permiso para pasar a Indias «no embargante que fuese aleman 2

Por cédula en Valladolid de 14 de enero de 1584 se manda a los ofi. ciales reales que residen en la ciudad de Sevilla en la casa de Contratacion, se dejase i consintiese pasar a las provincias del Perú i Chile, a Pedro Lis. perger, dándole licencia para llevar consigo para su servicio dos criados

1 Era hijo, como se sabe, de Juan Blumenthal (valle de flores) i de Agueda Jubert.

2 Archivo Vicuña Mac-Kenna, vol. 186, de nuestra Biblioteca Nacional.

[ocr errors]

españoles. Se mandaba a Bernardo de Andino recibiese en

nave por pasajero a Pedro de Lisperger, natural de Worms, calificado de «caballero hidalgo», sin tener parte de villano i nacido de «padres ilustres de notoria calidad.

Casó en Chile Lisperger con doña Agueda Flores (Blumen) i de ese tronco vigoroso, injertado en savia indiana, salieron ramas mas vigorosas aun, que iban a actuar con proporciones múltiples en nuestra sociabilidad.

Los ingleses vinieron en són de guerra.

El siglo XVI fué siglo de ardientes luchas en que la soberbia de Felipe Il fué cruelmente castigada por la audacia de Isabel Tudor. Los barcos ingleses traian enemigos, i los de la peor especie en aquella época: herejes.

¡Herejes! Basta decirlo para insinuar con eso que se asomaron a nues. tras playas como irreconciliables adversarios de la fe católica. En el puente de las naves del insigne marino Sir Francisco Drake? (El Draque daba tanto como decir «El Demonio») en 1578 como las de Cavendish', Merrick, Hawkins", venian temibles i temidos corsarios protestantes.

en

i Hijos de este matrimonio son: Juan, Rodulfo, Bartolomé, Fadrique, Mauricio, María, Pedro, Catalina i Magdalena Lieperger. El testamento de Pedro Lisperger Flores, de 17 de octubre de 1618, se encuentra en el vol. 421 de la Real Audiencia,

2 En libros de historia, grandes i chicos, se cuentan las empresas de este esfurzado marino, que navegaba en el Golden Hind i en muchas se le atribuye la honra de haber llevado i dado a conocer en Europa la «papa» de Chile (Solanum tuberosum), cuando en realidad lo que condujo de América fué el «camote» (Convulvulus batatas); segun refiere A. DE CANDOLLE en su Origine des plantes cultivées, Paris, 1883, pájina 38.

En la espedicion de Drake venia de capellan el vicario puritano Francis Fletcher, que ha relatado el viaje de circunnavegacion al rededor del mundo.

3 Entre los jefes de la espedicion del célebre Cavendish en 1586 figuran Roberto Withington i Cristóbal Lister, el capitan Ricardo Fharlton, e! piloto Thomas Fuller del buque Desire. En la de 1591 acompañaron a Cavendish John Jane i Anthony Knyvet, que escribieron relaciones del viaje.

4 Tompañero de Andrew Merrick, en la Delight en 1589, fué William Magoths, de Bristol, que narró el viaje.

5 Compañero de Ricardo Hawkins sué en 1594 el célebre marino John Davis.

Del tiempo de los corsarios son el citado Hawkins Knight, William Stevens, artillero Thomas Lucas, londinense, acuñador de moneda, William Helid, John Helix, oriundo de Plimouth; un Arley, un Jacques, un Ricardo Davis, un Enrique Green, un Thomas Gray, un Hugh Cornish, un Leigh, un John Drake, i otros que fueron capturados en el último decenio del siglo XVI, i que se embarcaron animados por el recuerdo de aquel insigne marino, servidor de Isabel, de tan gloriosas tradiciones hidrográficas i que señaló a la marina universal el rumbo de la gran actividad náutica que iria a eclipsar mas tarde el brillo de la marina hispánica lusitana.

Veremos que una nacion nueva seguirá las huellas de la vieja Inglaterra.

Los holandeses iban a vengar en el mar los agravios que la relijion les habia inferido en tierra. Despues de las acerbas luchas que ensangrentaron las calles en las rebeldes Provincias Unidas, defendidas tan valerosamente contra Felipe II por Guillermo El Taciturno, la naciente flota holandesa surjiria por la Mar del Sur, inquietaria las colonias españolas, i junto con entregarse a actos piráticos iria a llevar a cabo notables descubrimientos jeográficos.

No es nuestro objeto seguir a estos buques-fantasmas, turbadores de la siesta colonial de Chile. Sus empresas son suficientemente conocidas. Nos limitaremos a hacer una brevísima catalogacion de los principales holandeses que nos visitaron o nos agredieron.

El mejor elojio que podria hacerse de aquel notable i humanitario marino se halla en estos conceptos de Pedro de OÑA, poeta chileno:

«Richarte, el pirata se decia
I Aquines por blason, de clara jente,
Mozo, gallardo, próspero, valiente,
De proceder hidalgo en cuanto hacia

Afable, jeneroso, noble, humano,
No siendo riguroso, ni tirano.»

Arauco Domado, Canto XVIII.

En 1598 la flota de Jacobo Mahn i de Olivero Van Noort de Rotterdam organizada bajo la sujestion del rico negociante Verhagen, en que figuran Mellesh, Lebald de Weert i otros.

En 1600 una de las naves de la escuadrilla de Simon i Baltazar de Cordes, capitan Antonio Antony (Antonio El Negro) penetró en el archipiélago de Chiloé, saqueando a Castro.

En 1615 la armada de Toris Spilbergen, su jeneral Jorje Espernet, dejaba recuerdos de su paso por Penco, Santa Maria, La Mocha, Concon, Papudo“.

En 1616 vino la mas notable de las espediciones de los Paises Bajos.

Ideada por el rico comerciante i jeógrafo holandes, acaso de orijen judío, Isaac Le Maire, fué dirijida la espedicion por su hijo el capitan Jacobo (a quien acompañaba un hermano, Daniel), i por el hábil piloto Guillermo Cornelio Schouten, que traia a bordo tambien un hermano, Juan Cor. nelio.

Los buques Concordia i Horn salieron de Texel el 14 de junio de 1615; solo por octubre se descubrió a la jente de las naves el intento de esta navegacion que era encontrar nuevo camino fuera del Estrecho de Magallanes para pasar al Mar del Sur, i a la India Oriental i reconocer la Nueva Guinea i otras islas i tierra incógnita de la parte austral ?.

El 25 de enero de 1616 descubrieron el estrecho de Le Maire, debién

1 De parte de la tripulacion sugada de a bordo, la Real Audiencia en 15 de junio de 1615, recojió algunas informaciones sobre el objeto de esta espedicion. Fuera de un Lima, que declaró ser de Madrid, depusieron un Andres Enriquez (Hendrick), «natural de Ende en el reino de Prusia», i un Juan Nicolas, natural de Delft, condestable, de 26 años. Según una tradicion que no es fácil comprobar, de este holandes Hendrick, provendria el famoso Camilo Henriquez, fraile de la Buena Muerte.

El jeneral Espernet de unos 80 años traia a bordo un hijito suyo, de unos 6 o 7 años. El fiscal de la espedicion era Cristian Stubinck. De los pilotos se conocen Jorje Nicolas i Oliverio Denos.

2 Relacion diaria del viaje de Jacobo Le Maire i Guiller mo Cornelio Schouten (1616), Madrid, páj. 15. El apellido Le Maire aparece alterado por los cartógrafos i por los historiadores.

« AnteriorContinuar »