Imágenes de páginas
PDF
EPUB

2469

Ju eta des

IT

katies

Az ezen

oficiales de guerra las insignias militares, para el uso de todos dichos oficios.

Hállanse por la matrícula dos mil cuatrocientos y sesenta y nueve indios é indias, con sus hijos grandes y chicos en esta reduccion; los ochocientos inclusos en el número referido son de manejo de armas, con casas y familias.

Y por curas doctrineros y asistentes en esta reduccion los padres de la Compañia de Jesus siguientes: padre Diego Suarez, criollo de la ciudad de Santa Fé, con once años de asistencia en esta y demas reducciones ; padre Ignacio Aguilino, de nacion milanes, con asistencia eu esta y demas reducciones de dos años á esta parte; padre Andres Gallego, natural de Villanueva de los Infantes, con asistencia personal de doce años á esta parte; y el hermano Domingo de Torres, natural de la villa de Moron, reynos de Castilla, de diez años á esta parte.

Hállase iglesia mui buena, bien enmaderada, lucida y capaz, con retablo de cuadros y sagrario bien servido de sacristanes y cantores y chirimias, nueve ornamentos, capa de coro, cálices de plata, frontales y ropa blanca de sacristia, albas, manteles, corporales y todo lo demas del culto divino, lucida y cumplidamente, con la misma música y campanas que se hallan y han hallado en esta y demas reducciones hasta ahora visitadas.

Así mismo se hallan cuarenta y ocho armas de fuego, para la defense de esta reduccion y las demas, catorce mosquetes, y los demas treinta y cuatro arcabuces. Con que se acabó esta visita; y á los indios fiscales nombrados por los dichos padres curas doctrineros,el dicho señor gobernador aprobó para el uso de sus oficios, en cuanto le toca, con

7. Les

e

que pongan y traigan las varas de tales fiscales de iglesia con casquillos, con diferencia de las justicias, y así les dió á entender. Y los fiscales para la iglesia fueron nombrados por los curas docrtineros, que aprobó el dicho señor gobernador, quien lo firmó con el intérprete-Don Jacinto de Lariz—Márcos de Vega–Ante mi, Gregorio Martinez Campuzano, escribano de S. M. y visita.

veny

Reduccion de San MiguelEn el sitio y reduccion de San Miguel, en esta provincia del Uruguay, en dos de noviembre de mil y seiscientos y cuarenta y siete años, el señor maestro de campo don Jacinto de Lariz, caballero de la orden de Santiago, Gobernador y capitan general en estas provincias del Rio de la Plata, por S. M., en prosecucion de su visita que va haciendo, habiendo llegado á esta dicha reduccion, para hacerla, hizo parecer ante si á todos los indios é indias y gente que se pudo juntar y fué hallada en dicha reduccion, y estando así juntos, por interpretacion de Marcos de Vega, intérprete general de visita, les fué fecha la prática ordinaria en la forma que la primera y demas antecedentes, en las visitas hasta ahora fechas; y por principio les fué preguntado á indios é indias, de quien eran vasallos y á quien reconocian por señor; y entendido por los dichos indios é indias, conformes, á una voz dijeron, ser vasallos del rey don Felipe nuestro señor, y reconocerle por su señor natural, y que no tienen que pedir ni demandar de agravio ni mal tratamiento que se les haya fecho, ni tienen que pedir ni se les debe cosa alguna, que están bien tratados y y doctrinados por los curas padres de la Compañia que tie. nen á cargo esta reduccion, sin pagar hasta ahora tasa ni tributo alguno, y que acuden y se ocupan en sus semen

teras y grangerias para se poder sustentar. Y fecha dicha prática y vista la respuesta de dichos indios y gente desta reduccion, el dicho señor gobernador para efecto de hacer eleccion de justicia y de capitanes y oficiales de milicia, habiendo por su mandado entregado las varas los alcaldes y alguaciles y los capitanes y oficiales de guerra las insinias, con los mas votos se hizo eleccion de alcaldes ordinarios y de la hermandad y alguaciles; y asi mismo, bien informado el dicho señor gobernador de las personas convenientes para los cargos y oficios de capitanes y oficiales de guerra, fue haciendo eleccion de los unos y los otros en la forma siguiente:

Por alcaldes ordinarios : de primer voto, don Alonzo de Arirá, y de segundo voto Alonso Taray-Y por alcaldes de la hermandad, Gabriel Tarayn y Miguel Capatuy-Y por alguaciles, Luis Irapáy y Gaspar Tariguá y Pablo Mbare, José Bayze y Andrés Arase—Y por capitanes de la gente de esta dicha reduccion, don Andrés Guaymipóy y don Francisco Yabie-Y por capitanes á guerra, don Gonzalo Narumbí y don Anton Yaguapo-Y por teniente de dichos capitanes en caso de muerte, enfermedad ú otro legítimo impedimento, Cristoval Tarruma-Y por sargentos, Estevan Chabe y Luis Guaroba y Felipe Cayra y Andrés Aracuyre--Los cuales habiendo parecido ante el dicho señor gobernador, todos ellos y cada uno de por sí, se recibió juramento en forma de derecho, á Dios y á la cruz, so cargo del cual todos prometieron de acudir siempre al servicio del rey nuestro señor, y reconocelle por tal, como fieles y leales vasallos suyos; y los dichos alcaldes ordinarios y alguaciles, de hacer y administrar justicia con igualdad y sin agravio de partes ; y los dichos capitanes y oficiales de milicia, de acudir bien y como deben al servicio de S. M., en defensa de

derman we

esta dicha reduccion y gente della ; y a la conclusion del.
dicho juramento, todos los unos y los otros dijeron : si ju-
ramos y amen. Y en esta forma quedaron admitidos en
dichos oficios y cargos, y á los alcaldes y alguaciles les
fueron entregadas las varas de justicia, y á los capitanes
y sargentos las insignias militares, con que se acabó de
hacer dicha eleccion de oficios.

Hállase por curas doctrineros de esta reduccion al cling padre Francisco de Molina, criollo del reyno de Chile, con asistencia personal de diez y siete años á esta parte, y padre Pascual Garcia, criollo de la ciudad de Santiago del Estero, provincia del Tucuman, con asistencia de trece años á esta parte.

Y consta por la matricula de esta reduccion haber en ella dos mil ciento y sesenta y cinco indios é indias, chi

2013 cos y grandes, los quinientos y dos dellos varones de poder manejar armas; y treinta y siete armas de fuego, los siete mosquetes y los treinta arcabuces, para la defensa de dicha reduccion. Y la iglesia mui bien lucida y adornada, con retablo de cuadros y pinturas y buen sagrario, y ocho casullas y ornanentos, con capa de coro y todo lo demas necesario, con música y chirimias, segun las reducciones antecedentes, con sacristanes y cantores indios desta dicha reduccion, diestros y en bastante número. Los fiscales que nombraron dichos curas doctrineros, aprobó el dicho señor gobernador, con que traigan casquillos arriba de las varas, para que diferencien de las de justicia. Con que se acabó dicha visita, y el dicho señor gobernador y el intérprete lo firmaron-Don Jacinto de Lariz—Márcos de Vega-Ante mí, Gregorio Martinez Campuzano, escribano de S. M. y visita.

Reduccion de los Mártires–En el sitio y reduccion

de los Santos Mártires del Uruguay, distrito y jurisdiccion destas provincias del Rio de la Plata, el señor maestre de campo don Jacinto de Lariz, caballero de la orden de Santiago, gobernador y capitan general destas provincias por S. M., habiendo llegado a dicha reduccion para efecto de hacer la visita de los indios y gente della, los mandó parecer ante sí y hacer juntar; y estandolo todos los que se hallaron indios é indias con sus hijos chicos y grandes, por interpretacion de Marcos de Vega, intérprete general de visita, se les hizo el parlamento y prática acostumbrada; en primer lugar y por principio de ella, de quien eran vasallos y á quien reconocian por su rey y señor natural; y oido por la dicha interpretacion, todos, indios é indias, dijeron ser vasallos del rey don Felipe nuestro señor y reconocelle por su señor; y en cuanto á lo demas de la dicha prática que se les hizo, cerca de si han recibido algun daño, agravio ó mal tratamiento, y si les es debido alguna cosa, así de servicio personal, como de otra forma lo declarasen, dijeron todos á una voz, conformes, no haber recibido ningun daño ni agravio de persona alguna, ni que se les deba ninguna cosa, antes haber sido y ser bien tratados y doctrinados de los padres de la Compañia de Jesus, sus curas doctrineros, quienes les han reducido a la santa fé católica que profesan, y puestoles en el estado que tienen; y vista esta respuesta, el dicho señor gobernador, para efecto de hacer la eleccion y nombramientos de alcaldes ordinarios y de la santa hermandad y de alguaciles y capitanes y oficiales de milicia en esta dicha reduccion, les sué mandado entregasen las varas de justicia las personas que la estaban administrando, y los capitanes y oficiales de guerra las insignias de tales; y habiéndolo hecho, el dicho señor gobernador, con concurrencia del mayor número de votos fué haciendo la eleccion de alcaldes ordi

« AnteriorContinuar »