Imágenes de páginas
PDF
EPUB

das. El autor Francés que escribió el ,-,Artc de las letras de cambio, « lamenta lo mismo por lo respectivo á Francia. Será convcnientíámo el que los Embaxadores y Cónsules remitan no solo un exemplar autorizado de las ordenanzas donde las hubiese establecidas, sino un certificado de las primeras casas de Comercio , que testifiquen la práctica en el caso de que no haya ordenanzas. El exemplar de ellas, y el testimonio ó certificación de los Comerciantes, podrán imprimirse é insertarse en este capítulo, después que examinado se fixe por el Señor Censor que ■se nombrase la regla que haya de seguirse sobre los puntos que abraza. Los que han de averiguarse por la certificación de los Comerciantes, son los dias de cortesía donde los haya , explicando los parages en que no la hubiese , con la distinción de quanto sea el término de unas á otras plazas, el modo de contar los dias, como asimismo aquella en que no se presenta la letra hasta el dia del vencimiento de su plazo , como en León , y si hay dias algunos á correr después por título de cortesía ó por otro, y asimismo el testimonio ó plazo de. los usos , según fuere en cada parage. :,

Aunque esta investigación se halla evaquada arriba , refiriéndome al Señor Dupuis de la Serré, que trató el arte de letras de cambio , la especifica Savari en su „Perfecto negociante, " y explícalo bastante; y sin embargo de que pudiera recordar los dictámenes de otros autores; lo mas seguro es la prenotada averiguación que instruirá á nuestros Comerciantes , y podrá servir de regla en los casos ocurrentes. No es pequeña la dificultad y diversidad de dictámenes sobre el modo de contar los dias que prefinen de término las letras, ya para rc

curcurrir por el pago , ya por el protexto. La ordenanza de Bilvao, aunque establece se haya de contar desde el dia inmediato á su aceptación , ó al de su fecha , si se concibiesen á tantos dias fecha, ó á tantos dias vista sin mas término (i) ; nada dice por lo respectivo al dia en que se ha de acudir por el pagamento ó hacerse el protexto. Propone el exemplo sobre una letra librada á quince dias vista , y aceptada en el 8 de Octubre , estableciendo, que debe pagarse ó protextarse el veinte y tres. I)e suerte, que principiado á contar el termino desde el dia nueve, que fue el inmediato al de la aceptación , si pagase en el veinte y tres puede alegarse, que pagó antes de tiempo , porque dicho dia es todo suyo , y no espira hasta las doce de la noche, Para ocurrir á esta dificultad , no siendo regular hacer pagamentos ni protextos á las doce de la noche , es el remedio mas oportuno, (asi se practica en Francia , y lo refiere y aconseja Savari al citado capitulo ó) el que no se cuenten los dias de -la aceptación y vencimiento , y en el inmediato se acuda por el dinero ó se practique el protexto.

Baxo este principio la letra arriba citada debe cobrarse ó protextarse el dia veinte y quatro de Octubre , teniendo acción á ello el portador ó tenedor de ella desde bien de mañana , porque dadas las doce de la noche del dia veinte y tres, se considera purificado el término de su vencimiento.

El exemplar referido y que propone la ordenanza de Bilvao , tiene la calidad de no permitir cortesía segun dicho establecimiento , pues se expresa en la letra á tantos dias vista ó fecha sin m3s tér^ • . mi

(i) Número 45. capitulo Ij.

ifiino} pero aún en las que gozan cortesía , puede oponerse el propio reparo. Exemplariza (i) una letra librada de Francia en catorce de Febrero áuso, y siendo este un mes , establece la ordenanza , que cumpliría el catorce de Marzo , y añadidos los de cortesía , que según dexa anteriormente explicado , sor) catorce , (2) deduce se ha de pagar ó protextar en el veinte y ocho , privándosele al aceptante del goce de este último dia, que verdaderamente es suyo hasta las doce de la noche. No se me oculta el que los dias de cortesía , favor ó gracia , (que de unos y otros modos asi los llaman los Comerciantes) no tienen la recomendación que los del curso de la letra; pero interesando á la causa pública un reglamento general en la materia , me parece evacuaban y precabian todas las dificultades, estableciéndose por ordenanza el que no se Contase el dia de la aceptación , ni el dé la fecha , ni el de .su vencimiento, y en su conseqüencia las libradas á tantos días fecha , ó á tantos dias vista con la expresión d¿ sin mas término,..no son .executivas sino .al día inmediato en. que evaquó el mes de la fecha ».Á los dias de vista. Las libradas sin la citada cláusula de sin mas término , y que por consiguiente gozan los dias de cortesía, estos deberán principiarse á contar también desde el dia inmediato al del vencimiento de su término; pero para recurrir por el pago , ó verificar, lafprotext&i podrá executarse en el; dia mismo que cumplen los días de cortesía.

No advierten mis limitadas luces inconveniente en que también se prefixasc para la reconvención ó -■' ■' '■>•'" '.i '■ :.;;ai > >i ,' > -¿ ,,prQ

"'(í)' Numero '$1. capítulo i^.i O » •

(a) Número 5. Mem. \\ •.. ''ih i ,j , r. -.'

- il

protexta el día inmediato al vencimiento de los de cortesía ; pero la propuesta diferencia es con respeto á no privar al aceptante del derecho que tiene al todo del goze de los <lias prefinidos por la letra, y no estrechar al tenedor ó portador á que reporte molestia , por lo que es puramente favor y cortesía. Reasumiendo todo lo expuesto resulta: Que las letras de cambio son un contrato de buena fé, equiparable al de compra y venta, pues el librador vende al tomador de ella el dinero ó crédito que tiene en tal ó tal plaza, destino de la entrega. Que las letras se libran á la vista ó á la voluntad, que substancial» mente es lo mismo, á tantos dias vista, á tantos dias fecha , á tantos dias de tal mes, á los pagos de feria, á uno ó mas usos. Que los términos de los usos son diferentes en todas las plazas de Comercio. Que el goze de los dias de cortesía no se observa , ni es igual generalmente en todos los Países extrangeros. Que las letras á la vista , y las libradas á tantos dias vista , ó á tantos fecha , pero con la expresión de sin mas término, de ningún modo gozan de cortesía. Que no son executivas para el pago ni el protexto, sino al dia inmediato á su vencimiento.

Seria importantísimo el que todas las «naciones, lo que no e? difícil, se convencionasen sobre un reglamento universal en materia que tanto interesa á la causa pública del Comercio; pero ya que este medio no es fácilmente practicable , y seria dilatadísima su execucion , es convenentísimo el que no solo se fixe en España una universal jurisprudencia sobre las letras de cambio (y demás contratos), sino que se halle nuestro Comercio instruido en las ordenanzas y práctica de las demás naciones donde no hubiese aquellas, cuya diligencia es fácilmente veri(¡cable por medio de los Embaxadorcs y Cónsules, en los Países extrangeros, y la tal instrucción y exemplar de ordenanzas, se pueden imprimir y agregará esta obra después de examinada y aprobada, que sea supuesta la censura y superior corrección. En, esta conformidad girarán nuestros Comerciantes cer*¡ ciorados de los términos que han de correr sus lew tras libradas á fuera del Reyno , y por lo respectivo á las que viniesen giradas á España , ó se librasen de Provincia á Provincia; formalizadas nuesi tras ordenanzas , tendrán un seguro norte que los, conduzca y dirima todas las dudas, no emendóse las decisiones al dictamen de los Comerciantes que va-j rian , ó según su inteligencia ó su interés ó su pasión. La formación de letras de cambio es otro do los puntos mas interesantes en su giro. .; j<:^ Según las ordenanzas de Bilvao , concordantes con las de Francia , debe compre henderse el. dia dé la fecha , el nombre del girador , el de la personará cuyo favor se gira, y contra quien , el del lugar, la. cantidad, el termino , si es en dinero de contado, 9 valor recibido en moneda , mercaderías ó efectos (i), Asi también lo opinan muchos Autores, y lo practican los Comerciantes. La dificultad consiste en qvie todos son del propio dictamen sobre la precision<dí que se especifique valor recibido en dinero , mercar derias ó efectos, bastando el que se diga valor recibí do%á valor del dicho, de cuyas dudas se hace cargo el Autor del Arte de letras de cambio (2) , opinando acostumbrarse estos modos de libranzas. El Savafi los

. 'lom. xxfiu', '} s. a f;,'.. 4*.

(i) NumSri i." cap. 13. ordtnaneas dtBUvao cap. 13. ArtU culo i.p tit. 5. ordenanzas de Francia, (a) El Señor Dupuis dt la Strrt.

« AnteriorContinuar »