Imágenes de páginas
PDF
EPUB

«Deseo mucho que se verifique la notícia de que el Libertador pasa al Cuzco. Yo lo quisiera aún mas inmediato, pues que su presencia atajaría muchos desórdenes.

«Por las últimas noticias del Perú, sabemos que Cochabamba en combinación con Potosí se insurreccionó contra las tropas de Olañeta, i prendió a sus jefes; que Lanza estaba en acción contra varios enemigos; que Olañeta juntaba las suyas en Oruro; i que Sucre con ocho mil hombres iba contra él. Ya supongo evacuado de enemigos a todo el Perú.

«Di sus espresiones a los señores Saavedra, Azcuénaga i Lavalle, quienes las devuelven mui finas.

«Reciba Usted todas las consideraciones de mi afecto, i no deje de mandar a su mejor amigo.

«Doctor Gregorio Funes).

Don Manuel de Salas contrajo en Santiago estrecha amistad con don Daniel Florencio O'Leary, que le había sido recomendado por don Joaquín Mosquera.

Léase la carta que dirijió a éste dos años después de haberle estrechado la mano por la primera vez: «Señor don Daniel Florencio O'Leary.

«Santiago de Chile, 8 de diciembre de 1825.

«Mi querido i mui apreciable amigo, «La deseada carta de Usted escrita en la Paz el 2 de setiembre llegó a mis manos el 5 de noviembre por la casualidad de hallarse en Valparaíso Mr. Reynolds, que la recojió i remitió oficiosamen. te. Desde el momento, pensé en contestarla aprovechando la oportunidad del viaje del señor don Luís López Méndez, que, habiéndose demorado mas tiempo del que pensaba, ha retardado mi correspondencia, prefiriendo la morosidad a las continjencias que han estraviado las de Usted que me cita, i las mías dirijidas a Valparaíso, i después a su destino por mano del señor Salazar.

«Estos accidentes, propios de las circunstancias, han contenido mi petulante deseo de escribir a Usted sobre lo mismo de que habla, en que estamos exactamente acordes cuantos queremos quietud i orden, aunque, como en todas partes, llevan el tono los que solo ven lo que miran, i que solo consultan el interés del momento, i, mas que todo, el personal. Yo no he podido reprimir mi franqueza, hasta merecer la invectiva del autor de la Década en su número 9, pájina 146, a quien he suplicado que publique mi nombre por si desgraciadamente se justifica mi juício.

«La importancia de ocupar a Chiloé nos la ha hecho palpable la esperiencia bien a costa nuestra; pero, en el día, interesa la prontitud, antes que alguna transacción europea radique allí la dominación española, o que tome en depósito aquel punto algún neutral, con lo que, con San Juan de Ulúa i con Montevideo, estarán siempre francas las puertas de la América a las invasiones enemigas.

«En este concepto, deberíamos aceptar con ardor i gratitud cuanto concurriese a la seguridad del éxito de los esfuerzos para el logro de empresa tan necesaria, especialmente en el tiempo mismo que éstos son llamados hacia la conservación propia.

«Pero, mi caro amigo, nuestra política, i nuestras ideas, formadas en la escuela del servilismo, orijen de la cavilosidad i del necio orgullo, no solo han figurado indecoroso al honor nacional todo auxilio, sino han llegado hasta el vergonzoso estremo de figurarlo peligroso i capaz de hacer revivir partidos, cuando en mi opinión, era el arbitrio único de sofocarlos.

«En fin, la espedición ha salido, i como la Providencia se ha empeñado en hacernos felices contra nuestra voluntad i conducta, espero, aunque con zozobra, que hemos de triunfar.

«Sobre todo, me consuela la persuasión de que, en el caso contrario, cesarán las delicadezas i consideraciones que han suspendido las resoluciones del hombre destinado a uniformar la suerte del continente i sustituir la jenerosidad, amor i unión

la mezquindad, suspicacia i egoísmo en que nos nutrieron, i que sacarán su cabeza luego que pasen los momentos de asombro i de terror. Esta es la condición de los hombres, i Dios quiera que sus efectos no cansen la constancia del que ha podido sobrepujar dificultades invencibles. Él es ya grande por habernos dado la libertad; pero le falta el epíteto de máximo por establecedor del orden como Fabio,

«Me dilataría hasta fatigar la paciencia de Usted, si no fuese plenamente instruído de los pormenores el amigo López Méndez, i encargado de comunicarlos desde el punto de su arribada a esas inmediaciones, sin la incertidumbre de la pérdida de las cartas, i de que produzcan las interpretacio. nes i las cuítas que a nuestro buen Funes en Buenos Aires, cuyo teatro tiene tanta obligación de conocer.

(Agradezco las memorias que Usted ha dado al jeneral Lara, i estimaré que las repita. Haría la misma súplica respecto del Libertador, si fuese suficiente título para ocupar un momento de su atención el ser el primero en tiempo, en intensidad i ternura, de sus admiradores. Siempre he sentido no só que confuso presentimiento de que he de lograr la satisfacción de verle, i espero que se realice, así como el que se tenía por un capricho de que habia de ser el fundador de la independencia americana. La guerra del Brasil va a cerrar el círculo de sus glorias, i el transito para restituirse a su dichosa patria es Chile, que se envanecerá de tener tal huésped, aunque sea momentáneamente.

«Estoi avergonzado de no haber podido hasta ahora cumplir el encargo del gobierno de Colombia, remitiéndole la ratitiención de los tratados que Ustoel me entregni Dos congresos se han disuelto antes de ponerse en aptitud de hacerlo, como le habrán anunciado los papeles públicos. Ellos deben bastar a sincerarme; pero, mas que todo, mi noto. rio celo i declarada adhesión a un estado i nación en que reina la heroicidad, i a quienes somos deu. dores de nuestra libertad i existencia. Usted lo sabe.

[graphic]

«Repito mi referencia absoluta a los informes del señor López, así como el espresivo encargo de testificar a Usted la sinceridad con que soi su amigo i servidor.

«Manuel de Salas).

Hai en esta carta algo que no acepto.

Pienso que Chile poseía elementos suficientes para someter a Chiloé sin auxilio de nadie; i que obraba cuerdamente al proceder por sí solo.

La historia ha justificado por completo la conve. niencia de lo uno i lo otro.

« AnteriorContinuar »